El cuerpo y el alma





Jaime Mayor Oreja es uno de los pocos pol√≠ticos de indiscutible credibilidad que la Espa√Īa del presente todav√≠a reconoce y conserva. Gan√≥ sus estrellas de credibilidad como ministro del Interior de Jos√© Mar√≠a Aznar, por la lucha valiente y sin tregua que dirigi√≥ contra ETA, llevando a los mayores golpes en la organizaci√≥n terrorista que vendr√≠an a conducir a su autodisoluci√≥n.





Su credibilidad qued√≥ impresa cuando const√≥ de la lista que el propio Aznar elabor√≥ ‚Äč‚Äčpara su sustituci√≥n al frente del Partido Popular y del gobierno de Madrid, que contaba tambi√©n con los nombres de Rodrigo Rato (actualmente en prisi√≥n por conexi√≥n a fen√≥menos de corrupci√≥n) y de Mariano Rajoy – que vendr√≠a a ser el " elegido por Aznar para sucederle, con todas las equivocaciones y tonter√≠as que el futuro vino a revelar.

Todo esto nos es relatado de forma detallada por el propio Aznar, en sus memorias pol√≠ticas, publicadas hace unos a√Īos. Con la derrota clamorosa que Rajoy sufri√≥ en las √ļltimas elecciones legislativas y la sustituci√≥n generacional que se produjo y llev√≥ a Pablo Casado al liderazgo de los populares espa√Īoles, la generaci√≥n de Rajoy se vio pr√°cticamente arruinada del poder y sus principales int√©rpretes conducidos a una reforma forzada y, muy poco edificante.

De ese grupo grande que gobern√≥ Espa√Īa durante los gobiernos de Aznar y Rajoy, Mayor Oreja es de los pocos cuya voz sigue siendo escuchada, escuchada y respetada. Hace mucho tiempo, en una entrevista televisiva, Mayor Oreja nos brind√≥ un conjunto de reflexiones que merecen una referencia y una meditaci√≥n profundas.

Alentando al hecho de que el mundialismo corriente está destruyendo la civilización cristiana que durante siglos caracterizó y definió el occidente en que nos integramos, junto con la herencia filosófica griega y la tradición jurídica romana, toda la intervención de Mayor Oreja se centra en lo esencial la actual política internacional, relegando a los márgenes del dispensable cualquier consideración sobre el accesorio, el contingente y el irrelevante.

Uno de los temas que merece la atenci√≥n particular del ex ministro espa√Īol es, como no pod√≠a dejar de ser, la situaci√≥n actual por la que pasa la Uni√≥n Europea. Y, como pocos, la sintetiza de una forma brillante y lapidaria. En su opini√≥n, el proyecto europeo que se inici√≥ en la posguerra guerra mundial y se consubstancia en la actual Uni√≥n Europea, naci√≥ con un cuerpo reducido pero con un alma inmensa.

Esto es, al principio de este recorrido, el cuerpo del proyecto europeo era escaso o reducido. Sus instituciones eran aligeradas, su burocracia prácticamente inexistente, su estructura reducida. Pero, por el contrario, su alma era inmensa. La creencia en los principios, la fidelidad a los valores, el respeto por la ética y el humanismo eran incomparables y fue precisamente ahí donde residió su fuerza, su capacidad movilizadora, su plusvalía, la diferencia con respecto a todo lo que anteriormente había surgido y, en Europa.





Con el paso de los tiempos, sin embargo, la situación se ha invertido. La Unión Europea ganó cuerpo Рse burocratizó, multiplicó sus instituciones, redobló su burocracia, pasó a interferir en la vida cotidiana de la vida de los ciudadanos, se atrevió a ganar un poder reglamentario impensable al inicio del proceso europeo.

En contrapartida ya la vez perdi√≥ parte significativa de su alma. Comenz√≥ a tergiversar en sus valores, a ceder en sus principios, a cuestionar sus ra√≠ces, a acoger cadenas y doctrinas que minaron sus pilares, que la debilitar, que le quitaron fuerza moral y que, incuestionablemente, la disminuyeron y apu√Īalaron en el mundo de la posguerra fr√≠a que nos corresponde vivir. El facilitismo y el comodismo ganaron el lugar de la coherencia y de la cohesi√≥n.

Por muy implacable que sea, este es un diagnóstico terrible, pero inapelable. La Unión Europea de nuestros días ganó cuerpo en la justa medida en que fue perdiendo alma. Sería difícil conseguir una mejor síntesis de la situación por la que pasa la Europa de la Unión.

El problema que tendremos por delante, en los tiempos pr√≥ximos, puede colocarse en dos planos – reducir el cuerpo para retornar al predominio del alma. Creemos que es una soluci√≥n discutible, eventualmente contraproducente. Ante los desaf√≠os cada vez mayores que afectan a nuestro mundo en general ya Europa en particular, la Uni√≥n Europea seguir√° teniendo necesidad de poseer un cuerpo, en particular institucional y humano, adecuado para hacer frente al n√ļmero cada vez mayor de solicitudes que se le deparar√°n.

Varias veces ya lo escribimos y entendemos que debemos reiterarlo ahora: el mundo, allá afuera, se mueve a una velocidad sorprendente y no se compadece con una Unión Europea paralizada, atrofiada y sin capacidad de respuesta a las cuestiones concretas con que, cada día que pasa, se ve confrontada. Y si la Unión no demuestra la capacidad de respuesta adecuada, el mundo se convertirá en otros espacios económicos y políticos buscando las ayudas y contribuciones que Europa, enredada en sus conflictos internos, no pueda proporcionar.

Es necesario, sin embargo, indispensable, incluso, que a la par de la manutención de su cuerpo, la Unión cuide de su alma, vuelva a sus valores y principios, regrese a sus fundamentos, recupere su matriz original y fundadora, vuelva al pensamiento de los demás. padres fundadores, recupere la idea de Europa que ha sido el origen de este magnífico proyecto europeo que ha garantizado más de medio siglo de paz para Europa. Este va a ser el desafío de los próximos tiempos, de los tiempos también dictados de la posmodernidad.

Sólo sabiendo compatibilizar la dimensión de su cuerpo con la fortaleza de su alma podemos tener esperanza en esta Unión Europea, o en lo que de ella todavía nos queda. Cuando la Unión se prepara para tomar decisiones determinantes para su futuro más inmediato, la esperanza en esa sabiduría y en esa sageza todavía es lo que alimenta nuestra esperanza y nos hace renovar cada día nuestra creencia.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *