El coste de la no participación





Participar es inherente a la democracia. Siempre lo fue. Ya lo era en la Grecia del siglo V a.c., donde el ciudadano que no se importara con la política era censurado o peor. El paso del tiempo no se desvaneció esta noción: ¡La participación es intrínseca a la democracia! De ahí que todas las formas de democracia, independientemente de los sistemas de gobierno y electoral, sean participativas. Lo que varía es el grado de autonomía y el nivel de representatividad, tanto de los elegidos como de los electores.





No es posible imponer la democracia y / o la libertad. Ambas tienen que ser conquistadas. En el l√≠mite, s√≥lo pueden ser alentadas o ser√°n subvertidas. La democracia es el mejor de los reg√≠menes pol√≠ticos, pero tal estatuto no le da legitimidad para ser impuesta. ¬ŅAlguien dijo a los norteamericanos ya los franceses del siglo XVIII que ten√≠an que vivir en democracia? No. La opci√≥n fue de ellos. Tenemos que ser nosotros, ciudadanos, a luchar por la libertad.

Las ideas que surgieron con las revoluciones estadounidenses – todos los hombres nacen iguales y la b√ļsqueda de la felicidad – y francesa – el triple principio de libertad, igualdad y fraternidad – originaron un cambio sin precedentes en la historia de la humanidad: La democracia representativa. Sin embargo, este cambio, al reforzar el papel del ciudadano en la elecci√≥n, exige una postura activa de los ciudadanos.

En democracia, el voto es la √ļltima forma de participaci√≥n. La primera es la pregunta. No importa si el titular del cargo p√ļblico tiene gusto o no de responder. Este tiene que saber que el ciudadano interpela. Si el ciudadano deja de interrogar, adoptando un abandono c√≠vico, el representante deja de sentirse "controlado". Ya en 1819, Benjamin Constant advert√≠a de la necesidad de "ejercer una vigilancia activa y constante sobre los representantes" que elegimos para la conducci√≥n de la sociedad.

Sin embargo, como estamos en a√Īo de elecciones, voy a referirme al voto. El voto no es obligatorio. ¬°Y muy bien! Porque presupone una voluntad -y no una imposici√≥n- de participaci√≥n del ciudadano en la vida p√ļblica del Estado. As√≠, siendo el voto la manifestaci√≥n de una voluntad no debe convertirse en una imposici√≥n sobre la voluntad individual. Para todos los efectos, tanto si le gusta o no, el ciudadano puede no querer participar en el sistema pol√≠tico. Y debe mantener esa prerrogativa, a pesar de que, por la misma, est√° prescindiendo de la plenitud de sus derechos (y deberes) y de permitir que terceros decidan por s√≠ mismos su futuro. Ahora bien, es la abstenci√≥n que mejor ilustra la opci√≥n por la no participaci√≥n. Quien se abstiene no hace un voto de protesta. Est√°, indudablemente, a protestar. Pero, a votar no est√°. ¬ŅCu√°l es la diferencia entre la abstenci√≥n y un voto blanco y / o nulo? Quien vota en blanco o nulo, quiere participar, pero no le gustan las opciones. Quien se abstiene, no vota y no quiere participar. ¬ŅCu√°l es el costo de la no participaci√≥n? ¬°Es la p√©rdida de la democracia y de la libertad! ¬ŅHar√° diferencia, para quien no participa, vivir en democracia o en dictadura?

En mi √ļltimo art√≠culo mencion√© disonancias cognitivas. Habr√° m√°s disonancia que el pueblo portugu√©s? Portugu√©s requieren cambios cuando ellos mismos no est√°n disponibles para el cambio. Por desgracia, los portugueses piensan las ilusiones que se venden no son su responsabilidad y, cada vez m√°s, ajeno a la realidad y decisi√≥n pol√≠tica. Hay mucho que as√≠ sucede, siendo tambi√©n hace mucho que se confunde pol√≠tica con partidismo. Como es la regencia de la comodidad que nos caracteriza, la mayor parte de nosotros seguir√° sentada en el sof√° a apuntar el dedo a quien aparece en la televisi√≥n. El portugu√©s, o algunos de ellos, se necesitan dos cosas: en primer lugar, a culpar a alguien por sus males, y en segundo lugar, el siguiente ilusionista (donde cada uno de los ilusionistas ser mejor que otros). Es un modo secuencial de complacencia. Es la soluci√≥n m√°s f√°cil. Es una soluci√≥n que perpet√ļa la miseria y la tristeza fado portugu√©s. como mantener la libertad y / o la democracia es m√°s dif√≠cil que la conquista, esta postura del ¬ęes preferible llorar a hacer¬Ľ es muy peligrosa.

En el √ļltimo p√°rrafo del mismo art√≠culo, he afirmado que, Portugal para tener un futuro mejor, es necesario dejar a votar a los partidos que dominan el sistema pol√≠tico desde la revoluci√≥n de los claveles. Las reacciones no se hicieron esperar. Como pluralista, las acepto. Sin embargo, a sabi√©ndose que, en 1974, la deuda p√ļblica era del 14% del PIB y que actualmente se sit√ļa en el 125% de ese mismo indicador, ¬Ņqu√© hicieron los responsables pol√≠ticos de los partidos que nos gobiernan m√°s all√° de condicionar el futuro de nuestro pa√≠s? ¬ŅIr√°n ahora, de repente, a cambiar de comportamiento? No creo. ¬ŅUno de los lectores pregunt√≥ en qui√©n votar?





Yo, como quiero participar y no me veo en los partidos "tradicionales, voy a votar Iniciativa Liberal.

  1. Mientras las cuentas bancarias de los contribuyentes son abiertas, las cuentas de los deudores del banco p√ļblico permanecen ocultas;
  2. La √ļltima PPP socialista, el Nuevo Banco, va a costar m√°s 800 millones a los contribuyentes;
  3. En 1999, después de haber sido elegidos diputados, Francisco Louçã y Luís Fazenda protestaron porque querían sentarse a la izquierda del PCP. En 2019, Catalina Martins someter una petición para sentarse a la derecha del PS ?;
  4. El PCP contrata a algunas personas a precios (arriba) del mercado. ¬°Pobre Marx!

Politólogo, Profesor invitado EEG / UMinho

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *