El consumo de alcohol debilitaría los huesos de las personas con VIH.





Una nueva investigaci√≥n de la Universidad de Boston en los Estados Unidos muestra que el alcohol, independientemente de la dosis, da√Īa el esqueleto de los portadores del virus de la inmunodeficiencia humana, el VIH. Como resultado, existe un mayor riesgo de osteoporosis, una enfermedad caracterizada por el debilitamiento de los huesos y fracturas.

El reumat√≥logo Charlles Heldan, presidente de la Asociaci√≥n Brasile√Īa de Evaluaci√≥n √ďsea y Osteometabolismo (Abrasso), explica que estas bebidas ya plantean la posibilidad de la aparici√≥n de estos problemas en la poblaci√≥n general. Sin embargo, en personas seropositivas, el peligro es mayor debido a los efectos del virus y algunos medicamentos utilizados contra √©l. Tanto es as√≠ que, durante todo el tratamiento, la masa √≥sea de estos pacientes se somete a evaluaciones.

¬ęLo que muestra este estudio es que beber en exceso es un factor de riesgo adicional para este grupo¬Ľ, concluye el experto.

198 pacientes participaron en la evaluaci√≥n, con una edad promedio de 50 a√Īos, el 93% de los cuales usaban medicamentos antirretrovirales. Cient√≠ficos estadounidenses analizaron muestras de sangre de cada una de ellas para verificar los biomarcadores asociados con el metabolismo esquel√©tico y el consumo reciente de alcohol.

También entrevistaron a los participantes para verificar la cantidad de bebidas que habían consumido previamente. En esto, encontraron que el 13% consumió alcohol durante al menos 20 días en el mes y el promedio de vasos o latas cada 24 horas fue de 1.93.





Después de los análisis, los expertos encontraron que, por cada bebida adicional en un día, los niveles de una sustancia considerada como un marcador de formación ósea, llamada P1NP, cayeron 1.09 ng / mL.

Además, la tasa de P1NP de aquellos que bebieron al menos 20 días durante el mes fue menor. Y los voluntarios con altos niveles de un biomarcador relacionado con el consumo de alcohol también tenían menos P1NP.

Recordando que otros factores (edad, sexo, raza, etnia, uso de otras sustancias, niveles de vitamina D y supresión viral del VIH) se controlaron para no influir en el resultado.

¬ęNo hemos encontrado una cantidad de alcohol que parezca ‘segura’ para el metabolismo √≥seo¬Ľ, dijo la Dra. Theresa W. Kim, profesora de la Universidad de Boston, l√≠der de la investigaci√≥n, en un comunicado de prensa.

Por que el alcohol afecta la salud esquelética

Seg√ļn Heldan, presidente de Abrasso, el hueso es un tejido din√°mico que se somete a un proceso de remodelaci√≥n a lo largo de la vida.

‚ÄúAl remodelar, se reemplaza el hueso envejecido. En su interior, hay c√©lulas que absorben el tejido viejo y otras que depositan el nuevo ‚ÄĚ, informa el reumat√≥logo.

Cuando una persona bebe en exceso, la capacidad de estas estructuras para renovarse disminuye. Es como si el alcohol tuviera un efecto t√≥xico. ¬ęEl resultado es un desequilibrio¬Ľ, resume el profesional. Por lo tanto, perdemos densidad √≥sea.

Para evitar este problema, Heldan dice que el secreto es mantener hábitos saludables, una recomendación válida para la población en general.

Entre las actitudes m√°s establecidas est√°n invertir en fuentes de calcio en la dieta (el mineral es el componente principal de los huesos), garantizar el acceso a la vitamina D (que ayuda a fijar el calcio en el esqueleto) y hacer ejercicio.


Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *