El combate de Europa a los 'fake news'



La exposición de los ciudadanos europeos a la desinformación ya las fake news representa actualmente uno de los mayores desafíos para la democracia. La cuestión se vuelve especialmente apremiada con la aproximación de las elecciones europeas. La materia ha estado en la agenda de la Comisión Europea que en abril de 2018 publicó una Comunicación sobre la lucha contra la desinformación en línea: estrategia europea, que identificaba los principios y objetivos que deberían orientar la acción contra la desinformación.

Posteriormente a dicha comunicación, se publicó en septiembre de 2018 un código de conducta suscrito por diversas plataformas digitales y por la industria de la publicidad. Fue la primera vez que la industria a nivel mundial llegó a un acuerdo voluntario de autorregulación para combatir la desinformación.

Empresas como Google, Facebook, Twitter y Mozilla suscribieron este código, el cual tiene como travesores: la mejora del escrutinio de la asignación de la publicidad; la transparencia en la distinción entre una publicidad con fines políticos u otro tipo de publicidad; el compromiso de las entidades en introducir dispositivos de protección contra cuentas falsas; el compromiso de las plataformas de ofrecer a los usuarios la posibilidad de acceder a diferentes fuentes de noticias que representen puntos de vista alternativos y, por último, el refuerzo de herramientas de investigación capaces de garantizar el acceso a la información de las plataformas a las que sea necesario mantener continuamente seguimiento sobre las noticias falsas.



En diciembre de 2018, unos meses después del lanzamiento del código de conducta, la Comisión Europea lanzó un plan de acción que prevé el refuerzo de los medios y la puesta a disposición de las empresas signatarias del código de conducta de los sistemas de verificación de hechos y de análisis y reparto de dados.

El plan de acción pasa por mejorar la detección de fake news y conseguir una respuesta coordinada, utilizando para ello un sistema de alertas rápidas entre las instituciones de la UE y los Estados miembros, que facilite el intercambio de datos y las posibles campañas de desinformación en tiempo real. Los signatarios del código de conducta deberán aplicar las herramientas de compromiso registradas, que van desde la transparencia de la publicidad relacionada con campañas políticas al cierre de cuentas falsas. Deberán señalar todas las interacciones que sean automáticas, como los los robotsy cooperar con los verificadores de hechos.

Las elecciones europeas serán una prueba de la aplicación de las medidas del plan de acción y las grandes plataformas tendrán un papel fundamental en la transparencia de la propaganda de contenido político. Desde enero de 2019, las plataformas deben proporcionar mensualmente información completa, en particular respondiendo a peticiones específicas de la Comisión sobre la forma en que cumplen los compromisos del código de conducta.

La verdad es que los firmantes afirmaron a finales de enero en Bruselas en una conferencia organizada por la Comisión Europea sobre la desinformación que están tomando las medidas necesarias para combatir las fake news. La Comisión está poniendo bastante presión en las plataformas para que cumplan con los compromisos y, al final del año, habrá lugar a la publicación de resultados de una evaluación completa.


Ana Gomez

Ana Gómez. Nací en Asturias pero llevo varios años afincada en Madrid. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los sucesos económicos, financieros y políticos. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir los sucesos de interés general, tanto económicos como políticos y sociales. Editora experta y colaborara destacada en distintos noticieros online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029 Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *