El cerebro como centro de nuestro universo.





El brasile√Īo Miguel Nicolelis, De 59 a√Īos, podr√≠a no ser uno de los neurocient√≠ficos m√°s respetados del mundo actual si, de ni√Īo, no hubiera vivido con un escritor de libros para ni√Īos, Giselda Laporta Nicolelis, ahora 81 a√Īos. ‚ÄúVer a mi madre inventando historias todos los d√≠as estimul√≥ mi creatividad‚ÄĚ, revela.





La creatividad nunca ha faltado en el paulista que ya ha sido mencionado por la revista Científico americano como uno de los 20 científicos más influyentes del planeta. Pero a finales de 2015, estaba lidiando con un bloqueo creativo. Fue entonces cuando, en Navidad, su madre ganó una edición del clásico. La historia del artepor Ernst Gombrich.

Era lo que necesitaba para encontrar el hilo de su nuevo libro, El verdadero creador de todo: c√≥mo el cerebro humano esculpi√≥ el universo tal como lo conocemos (haga clic para ver y comprar), de Editora Cr√≠tica. ‚ÄúEl cosmos es una masa gigantesca de informaci√≥n que espera a un observador lo suficientemente inteligente como para darle alg√ļn significado a toda esta inmensidad‚ÄĚ, dice el profesor de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, donde trabaja desde 1994. Su nuevo trabajo cierra una trilog√≠a que incluye M√°s all√° de nuestro ser y Hecho en Maca√≠ba.

En esta entrevista exclusiva, VER SALUD, el neurocient√≠fico habla sobre su trabajo m√°s reciente, ideas y promesas para la salud del cerebro, el negacionismo cient√≠fico y los ¬ęzombis digitales¬Ľ.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

El verdadero creador de todo, por Miguel Nicolelis, Editora Crítica, 400 páginas.Foto: Divulgación / SALUD es vital

VER SALUD: Su libro coloca al cerebro como el creador y centro del universo humano. ¬ŅQu√© hay detr√°s de esta idea de ¬ęcerebrocentrismo¬Ľ?





Miguel Nicolelis: Para tener sentido, el Universo necesita ser interpretado de manera inteligente. Cualquier interpretaci√≥n del Universo es guiada por la mente humana. En otras palabras, son las caracter√≠sticas biol√≥gicas de nuestro cerebro las que generaron las interpretaciones que, a su vez, construyeron la narrativa de lo que est√° ah√≠ afuera. Y lo que est√° ah√≠ fuera, en este Universo de 13.8 mil millones de a√Īos (estimaci√≥n humana, debo enfatizar), es inalcanzable. Nunca sabremos realmente qu√© es. Solo tenemos acceso a la versi√≥n del Universo creada por la mente.

Todas las abstracciones utilizadas a lo largo de la historia humana como fundamentos de la civilización, como dioses, creencias y religiones, entre otras, se derivan de la mente humana. A veces pensamos que estas abstracciones son más importantes que la vida misma, pero en realidad, son subproductos del cerebro. Por esa razón, el cerebro es el verdadero creador de todo.

De las abstracciones creadas por la mente, consideras dos algo peligrosas: el culto al mercado y las m√°quinas. ¬ŅPorque?

Los sistemas financieros y tecnológicos se fusionan en uno. Más que eso, se están convirtiendo en una entidad extremadamente peligrosa, que determina nuestra vida. Hoy, cada vez más, nuestra vida está definida por algoritmos computacionales. Determinan qué se puede y qué no se puede hacer. Dictan lo que se permite o no se permite hacer.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Lo estamos viendo en la pandemia, cuando se creó esta falsa dicotomía entre salvar vidas o la economía. Evidentemente, no hay economía sin vidas. Si tiene una tasa de mortalidad muy alta, los ahorros no sobrevivirán. La prioridad, por tanto, es una: salvar vidas.

La pandemia tambi√©n puso de relieve otro fen√≥meno, el negacionismo cient√≠fico. ¬ŅQu√© hay de √©l?

Este negacionismo es el resultado de a√Īos y a√Īos de mensajes falsos transmitidos por los medios de comunicaci√≥n. Reclutaron a millones de mentes en todo el mundo, incluso en Brasil, para la teor√≠a de que todo lo que la ciencia hace o propone es inexistente, incorrecto o peligroso. Hemos llegado a un punto tr√°gico.

Nos enfrentamos a una pandemia que ha paralizado al mundo entero. Y nuestra √ļnica esperanza es producir una vacuna. Y, sin embargo, ya hay medidas en los Estados Unidos contra una vacuna que, por ahora, ni siquiera existe. Esto es impactante. Estas personas no solo creen en esto, sino que est√°n dispuestas a defender sus ideas con violencia.

En el trabajo, usted dice que el contacto constante con las computadoras puede incluso convertir a las personas en ¬ęzombis digitales¬Ľ. ¬ŅEstamos en riesgo de deshumanizarnos en el futuro?

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

No en el futuro. Este proceso de deshumanización ya ha comenzado. Esto lo vemos mucho en las redes sociales, con la pérdida de la empatía y la solidaridad. El fenómeno de la plasticidad cerebral está llevando a la mente humana a ser moldeada por la lógica digital. Y la lógica digital nos está transformando en seres automáticos. La creatividad y la espontaneidad, entre otros atributos, están siendo reemplazados por el comportamiento de masas, o comportamiento zombi, como prefiero llamarlo. Es obediencia ciega a las reglas que no tienen sentido.

¬ŅCrees que la ciencia puede crear cerebros rob√≥ticos tan inteligentes como los nuestros?

No. Incluso dedico dos capítulos del libro para refutar esta tesis. No hay posibilidad de que la mente humana sea replicada por los sistemas digitales. La lógica del cerebro humano no es digital. Es análogo. Y los sistemas analógicos no son capaces de simulación con máquinas digitales.

¬ŅY la existencia de vida inteligente en otros planetas? ¬ŅAlguna vez seremos capaces de establecer contacto con las civilizaciones que existen?

La posibilidad es real, pero la probabilidad es peque√Īa. Es dif√≠cil especular porque las distancias que separan a la Tierra de otros planetas son enormes. Tenemos que tener una revoluci√≥n en los medios de transporte espacial para, alg√ļn d√≠a, comenzar a pensar en ello. Pero de ninguna manera descarto la hip√≥tesis de que la vida inteligente existe en otros planetas. El universo es muy grande. El n√ļmero de planetas habitables es gigantesco.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

¬ŅQu√© podemos esperar de la medicina y la neurociencia pensando en casos de personas parapl√©jicas, con Parkinson o Alzheimer?

En el caso de las lesiones de la m√©dula espinal, hemos recorrido un largo camino en los √ļltimos a√Īos. Varios grupos, incluido el nuestro, han demostrado que la interfaz entre el cerebro y la m√°quina puede conducir a la recuperaci√≥n cl√≠nica del paciente y permitirle recuperar las funciones perdidas. Hemos avanzado mucho y, creo, seguiremos avanzando.

En el caso del Parkinson, existe la posibilidad de aplicar técnicas de estimulación de la médula espinal. Hoy, en todo el mundo, más de 100 pacientes se benefician de esta técnica. El Alzheimer es un poco más complicado porque estamos hablando de la muerte neuronal. Pero tengo la esperanza de que si no lo cura, todavía veremos al menos nuevas terapias.

Su libro compara el cerebro con una orquesta. ¬ŅQu√© podemos hacer para mantenerla tocando en armon√≠a durante mucho tiempo?

Hay m√ļltiples precauciones que todos debemos tomar: hacer ejercicio, comer mejor, dormir bien … En cuanto a la mente, debemos hacer ejercicio. Mant√©ngalo activo, ocupado, desentra√Īando misterios. Necesitamos buscar una vida m√°s equilibrada. El estr√©s se ha convertido en la norma, algo cotidiano en la forma en que vivimos.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

La pandemia nos oblig√≥ a volver a aprender a contemplar la belleza y la simplicidad de ciertos componentes de nuestra vida, que hab√≠an quedado algo olvidados. Esta es mi receta para tener varios a√Īos de vida sana y feliz. No puedo disociar la salud de la felicidad. Una persona sana tiene un alto grado de felicidad.

Dedica el trabajo a su padre, √āngelo, y cita a su madre, Giselda, en la introducci√≥n. ¬ŅQu√© importancia tienen en tu entrenamiento?

Tanto ellos como mi abuela materna fueron extremadamente influyentes. Nunca impusieron nada. Por lo contrario. Siempre me dieron las condiciones necesarias para seguir adelante. Siempre me han dado la libertad de explorar todas y cada una de las posibilidades. Subí paso a paso con mis propias piernas. Esa fue la mayor prueba de amor que pudieron darme. Estoy por siempre agradecido.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *