El caso de Epstein parec铆a haber terminado hasta que un periodista entrevist贸 a las v铆ctimas.





La historia a continuaci贸n fue publicada originalmente por The New York Times el 9 de julio de 2019. El texto recibi贸 actualizaciones despu茅s de que el cuerpo de Jeffrey Epstein fue encontrado en una c谩rcel en Nueva York el s谩bado (10).





Julie K. Brown, una reportera de investigaci贸n del Miami Herald, plane贸 pasar la semana estudiando detenidamente el mismo trabajo brutal que hab铆a estado haciendo durante m谩s de dos a帽os: entrevistar a mujeres que dicen que fueron explotadas sexualmente por el millonario financiero Jeffrey Epstein.

Hace meses, public贸 una serie de art铆culos cuidadosamente investigados sobre un acuerdo judicial clasificado, dise帽ado por un ahora ex miembro de la oficina del presidente Trump, que ayud贸 a Epstein a eludir las acusaciones federales relacionadas con cargos de mujeres.

El trabajo de Brown identific贸 a unas 80 presuntas v铆ctimas y le vali贸 varios premios de periodismo, incluido un George Polk en la categor铆a de Informe de Justicia. 脡l cooper贸 con ella en la premiada serie de periodistas visuales Emily Michot, tambi茅n del Miami Herald.

Mientras Epstein se mov铆a, supuestamente construyendo una nueva mansi贸n en las Islas V铆rgenes, Brown continu贸 investigando, acumulando suficiente documentaci贸n para llenar una habitaci贸n en su casa de Florida.

La situaci贸n cambi贸 en julio cuando Epstein fue arrestado en el aeropuerto de Teterboro en Nueva Jersey, donde hab铆a aterrizado desde Par铆s en su avi贸n privado.

The Daily Beast y otros medios informativos informaron que estaba siendo acusado de tr谩fico sexual. La polic铆a allan贸 su mansi贸n de Manhattan de 1950 pies cuadrados y encontr贸 cientos de fotos de ni帽as y mujeres desnudas o semidesnudas.





En la acusaci贸n, revelada por fiscales federales, Epstein, de 66 a帽os, fue acusado de orquestar "una vasta red de v铆ctimas menores de edad" que involucraba a ni帽as, algunas de apenas 14 a帽os.

Fue acusado de tener relaciones sexuales con menores en sesiones de masaje desnudo en la mansi贸n Upper East Side y una mansi贸n en Palm Beach, Florida, entre 2002 y 2005.

Si es declarado culpable, Epstein podr铆a ser sentenciado a hasta 45 a帽os de prisi贸n.

Los art铆culos de Brown pronto reaparecieron en las redes sociales. "Esto es lo que sucede cuando un periodista se niega a renunciar a una agenda", escribi贸 el Columbia Journalism Review en Twitter.

En una conferencia de prensa, el fiscal federal Geoffrey Berman dijo que su equipo "fue asistido por un gran trabajo de periodismo de investigaci贸n".

Julie Brown, de 57 a帽os, y Emily Michot, de 50, viajaron a Nueva York para cubrir los nuevos desarrollos en el caso.

Pas贸 el primer d铆a corriendo por la ciudad, con paradas para informar y una estaca en CNN.

A la ma帽ana siguiente, mientras desayunaba en el restaurante del hotel en el Bajo Manhattan donde se hospedaba, Brown esquiv贸 los elogios por su trabajo mientras su tel茅fono sonaba repetidamente.

"Esta historia no me concierne", dijo Brown, mientras una pantalla de televisi贸n de al lado mostraba a la dem贸crata de Florida Debbie Wasserman Schultz hablando sobre el caso en CNN. "Lo importante aqu铆 son las v铆ctimas".

Julie Brown no fue la primera periodista en investigar los cargos contra Epstein, quien en 2008 en Florida se declar贸 culpable de incitar a un menor a cometer prostituci贸n y cumpli贸 13 meses en una sentencia de prisi贸n de 18 meses.

Comenz贸 a trabajar en el tema en 2017, poco despu茅s de que Trump nombrara a Alexander Acosta como secretario de trabajo. Brown sab铆a que Acosta, cuando era fiscal federal en Miami, se hab铆a hecho cargo del cargo contra Epstein.

"A veces un tema merece ser reexaminado", explica. 鈥淗ab铆a todas estas piezas de un rompecabezas por ah铆. Si juntas todas las piezas, con el tiempo vi surgir una historia realmente oscura 鈥.

Como parte de su trabajo, trat贸 de persuadir a la polic铆a y a las mujeres que hab铆an acusado a Epstein de hablar con ella. Algunos se resistieron, dijo Brown, temiendo que se concentrar铆a principalmente en los elementos m谩s escandalosos de la historia o que el resultado de sus investigaciones nunca se publicar铆a.

Dijeron que la historia ya era vieja, que hab铆a pasado. Pero al revisar el caso contra Epstein que hab铆a llevado a su encarcelamiento en la 煤ltima d茅cada, el periodista descubri贸 que en 2007 Acosta dirigi贸 un equipo de abogados federales que negociaron en secreto un acuerdo que otorgaba inmunidad al financiero contra los cargos federales de tr谩fico sexual.

En febrero, un juez federal dictamin贸 que los fiscales violaron las leyes federales al no llevar el acuerdo con Epstein al aviso de las v铆ctimas.

En el mismo mes, el Departamento de Justicia anunci贸 que hab铆a abierto una investigaci贸n sobre el tratamiento del caso por parte de Acosta para determinar si ocurrieron errores de conducta profesional. Acosta enfrent贸 solicitudes de renuncia y finalmente renunci贸.

Julie Brown compar贸 su trabajo en la serie de informes de Epstein con el trabajo realizado por la polic铆a que investiga cr铆menes pasados.

Anteriormente en el proceso, recibi贸 un informe policial con muchos pasajes eliminados. El informe ten铆a m谩s de cien p谩ginas y mencionaba m谩s de cien v铆ctimas an贸nimas. Escane贸 el documento en busca de nombres y otros detalles de identificaci贸n que no hab铆an sido tachados, creando hojas de c谩lculo para seguir su progreso.

Habl贸 con especialistas en trauma sexual, incluidos psic贸logos y un investigador del FBI. Pero no fue f谩cil entrevistar a los acusadores de Epstein. "Se culpan a s铆 mismos por lo que sucedi贸", explica Brown. "Eso fue lo m谩s dif铆cil que tuve que enfrentar".

En abril, el abogado y comentarista social Alan Dershowitz, que ayud贸 a mediar en el acuerdo judicial de Epstein, envi贸 una carta abierta a los administradores del Premio Pulitzer pidi茅ndoles que no otorguen algo que describi贸 como "noticias falsas y periodismo deficiente". La serie de Brown no estaba entre las obras finalistas.

En la ma帽ana de su primer informe de Epstein, Brown trajo rosquillas a la sala de prensa del Miami Herald. Cuando el texto se convirti贸 en el art铆culo m谩s le铆do en el sitio web del peri贸dico, antes de una historia sobre una mujer de gas en una tienda de conveniencia, sus colegas estallaron en aplausos.

Brown ten铆a la intenci贸n de continuar cubriendo a Epstein y su c铆rculo social, que ya inclu铆a a Donald Trump, el ex presidente Bill Clinton y el pr铆ncipe Andrew del Reino Unido.

La semana que arrestaron a Epstein, en medio de las apelaciones del Miami Herald, The New York Times y otros medios, un tribunal federal de apelaciones de Nueva York orden贸 la apertura de 2.000 p谩ginas de documentos judiciales sellados.

"Esta es una b煤squeda de la verdad", dijo Brown. 鈥淪e trata del abuso sexual, el poder y las personas que lo encubrieron. El abuso sexual no es exclusivo de ning煤n partido pol铆tico ".

En la audiencia para decidir la fianza de Epstein, Brown se acerc贸 m谩s que nunca al hombre que pas贸 a帽os investigando. Al verlo sentado frente al juez en su traje azul de prisi贸n, lo encontr贸 peque帽o.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *