El BCE y la inflaci贸n pospand茅mica





El Banco Central Europeo (BCE) est谩 llevando a cabo una revisi贸n de su estrategia, por primera vez en 18 a帽os. Desde entonces, mucho ha cambiado en Europa y en el mundo, debido a fen贸menos como la globalizaci贸n, el auge del comercio mundial de China, los cambios demogr谩ficos, la digitalizaci贸n y las diversas crisis financieras que han obligado a los bancos centrales a recurrir a medidas no convencionales. llevar la econom铆a a los mares nunca ha navegado antes, con tipos de inter茅s negativos y pa铆ses como Portugal para financiarse en los mercados a tipos hist贸ricamente bajos.





Uno de los temas que se abordan en esta revisi贸n de la estrategia es el de las prioridades del BCE. Los tratados europeos atribuyen al banco central, como 芦objetivo primordial禄, el mantenimiento de la estabilidad de precios, con una tasa de inflaci贸n positiva, baja y estable. Actualmente, el BCE apunta a mantener la inflaci贸n por debajo, pero cerca del 2%. Solo entonces llegan otros objetivos, como contribuir al crecimiento econ贸mico y la sostenibilidad.

驴Deber铆a el BCE prestar m谩s atenci贸n a algunas de estas preocupaciones, adem谩s de la estabilidad de precios? 驴Y deber铆a revisar esa meta de inflaci贸n?

En los 煤ltimos a帽os nos hemos acostumbrado a una inflaci贸n pr谩cticamente inexistente. Si antes de la pandemia la inflaci贸n en la eurozona era baja (1,4% en enero de 2020), ahora se encuentra en territorio negativo, con – 0,3% en diciembre. M谩s preocupante en este momento es el riesgo de deflaci贸n, por lo que el BCE a煤n no tiene margen para reducir los est铆mulos y comenzar el largo, pero inevitable, camino de regreso a la pol铆tica monetaria convencional.

Dicho esto, si bien esto es poco probable, los tiempos extraordinarios que estamos atravesando pueden llevar a un retorno repentino de la inflaci贸n a partir del segundo trimestre, a medida que los europeos salgan del confinamiento y vuelvan a gastar. Este escenario fue admitido el mi茅rcoles pasado por la presidenta del BCE, Christine Lagarde, en un evento de Reuters.

Desde el inicio de la pandemia, los niveles de ahorro han aumentado en toda Europa, dado que, mientras mantienen sus ingresos, muchos millones de personas ya no pueden comprar ciertos bienes y servicios, como viajar, cenar en restaurantes o salir de noche. Entonces, una vez que la pandemia est茅 bajo control y la econom铆a se reabra, la liberaci贸n de esta demanda reprimida y la escasez de algunos bienes y servicios podr铆an generar precios m谩s altos, y las empresas intentar谩n recuperar los ingresos perdidos durante la crisis. El presidente del BCE lanz贸, por tanto, una alerta a los bancos centrales, los gobiernos y los 鈥渉alcones鈥 dentro del propio BCE: la posible subida de la inflaci贸n, que deber铆a ser temporal, no puede servir para justificar una retirada anticipada de los est铆mulos monetario Lo que tendr铆a 鈥渞iesgos grav铆simos鈥, defendi贸.

Para Portugal, y para otros pa铆ses de la eurozona, el riesgo es que una eventual tendencia inflacionaria en la pospand茅mica pueda generar dudas en los mercados sobre la continuidad de las medidas del BCE. Tal escenario presionar铆a a los pa铆ses m谩s fr谩giles del euro y podr铆a, finalmente, desembocar en una crisis de deuda soberana, poniendo en peligro las econom铆as de varios pa铆ses y la solidez del propio proyecto europeo.





En este contexto, las declaraciones de Lagarde van en la direcci贸n correcta, al igual que las de Isabel Schnabel, que forma parte del consejo de administraci贸n del BCE. En una entrevista con 鈥淒er Standard鈥, publicada el pasado martes, este economista alem谩n argument贸 que el BCE deber铆a dejar claro que est谩 dispuesto a tolerar un aumento temporal de la inflaci贸n, sin perturbar los est铆mulos monetarios. Sin embargo, no todos los miembros del directorio del BCE pensar谩n de la misma manera y es de esperar resistencia, en parte porque las tasas de inter茅s negativas favorecen a los deudores sobre los ahorradores, un tema delicado en los pa铆ses del norte de Europa.

Al respecto, en esa entrevista, Schnabel responde a las objeciones de los 鈥渉alcones鈥, al tiempo que recuerda, oportunamente, que el problema de la eurozona no es una cuesti贸n de pol铆tica monetaria, sino de falta de competitividad. Y eso depende de las pol铆ticas de los gobiernos, de quienes se espera que hagan su parte, porque las tasas de inter茅s negativas o bajas no se pueden mantener para siempre. 鈥淓n esta situaci贸n, un banco central no tiene m谩s remedio que recurrir a instrumentos como la compra de deuda. Solo las pol铆ticas gubernamentales pueden garantizar un crecimiento sostenible y estimular la inversi贸n. Y luego las tasas de inter茅s tambi茅n subir谩n 鈥, dijo.

Ana Gomez

Ana G贸mez. Naci贸 en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a帽os. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi茅n me considero una Geek, amante de la tecnolog铆a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *