El avance de los derechos civiles no se verá afectado por las elecciones uruguayas





Mientras que países como Brasil y Argentina observan el estancamiento del avance de las leyes y garantías de derechos civiles, si no retroceden, Uruguay se acerca a las próximas elecciones presidenciales con una perspectiva diferente.





Aunque los principales candidatos para las elecciones del 27 de octubre pertenecen a diferentes espectros ideológicos, todos defienden la legislación que ya ha sido aprobada y puesta en práctica.

Entre ellos, los que proyectaron al país sudamericano como el espacio de vanguardia en la región en los últimos 15 años: legalización del aborto por única voluntad de la mujer (hasta la semana 12 del embarazo, o más tarde, en caso de riesgo de madre), matrimonio igualitario, cuotas para mujeres en el Parlamento y nacionalización de la producción y distribución de marihuana.

Tanto el líder en las encuestas, el ex alcalde de Montevideo, Daniel Martínez, de la coalición del Frente Amplio de izquierda, en el poder desde 2005, como los liberales Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional, y Ernesto Talvi, del Partido Colorado, no tienen intención de retroceder en las agendas progresivas logradas hasta ahora.

Los desacuerdos entre ellos están básicamente en el área de la economía e involucran propuestas sobre cómo mantener la tasa de crecimiento del país, que ha promediado 3% en los últimos 15 años. La educación, que alguna vez fue uno de los pilares de la sociedad uruguaya y hoy está en declive, y la seguridad también son temas de discusión.

Hay algunas explicaciones para esto. En primer lugar, Uruguay es el país más legalista de América del Sur.

El actual presidente, Tabaré Vázquez, él mismo contra el aborto y la legalización de la marihuana, al hacerse cargo, dijo: “Estoy en contra de ambos, pero antes que nada soy legalista, y estas leyes fueron aprobadas por el Congreso uruguayo, así que Lo implementaré porque ordena la ley ". Y lo hizo.





Para Julio Calzada, quien fue secretario de la Junta Nacional de Drogas de José "Pepe" Mujica (2010-2015), "la sociedad está convencida de que el problema de las drogas hoy es un asunto de salud pública, no de represión", dice. Hoja.

Pero hay una pregunta fundamental que explica esta excepcionalidad uruguaya. Según el historiador Aldo Marchesi de la Universidad de la República, "la nueva agenda de derechos civiles que resurgió con fuerza en la década de 1980 no es más que la agenda de Batlle y Ordóñez, que siempre ha estado en la imaginación y las costumbres" del país.

José Batlle y Ordóñez, que gobernó el país en dos períodos, de 1903 a 1907 y de 1911 a 1915, es considerado el fundador del Uruguay moderno, secular y vanguardista.

Aunque pertenecía al Partido Colorado, un partido progresista y liberal, incluso el izquierdista de Tupamaro, Pepe Mujica, se considera a sí mismo un "Bautista". Para cuando se aprobó la nacionalización de la producción de marihuana y la legalización de la marihuana en 2013, el ex presidente recordó que el cambio no era más que una copia de la ley que Batlle y Ordóñez había hecho con el brandy.

Preocupado por la calidad del alcohol consumido, la causa de los altos niveles de cirrosis y otras enfermedades, el entonces presidente ordenó a la compañía petrolera estatal Ancap que también produzca buenos espíritus y los distribuya a los ciudadanos uruguayos.

La separación de la iglesia y el estado, que tuvo lugar en el país hace más de un siglo, y que parece ser una letra muerta en muchas otras naciones de la región, es válida en Uruguay.

“Un grupo de creyentes históricos nunca se ha formado aquí. No hay énfasis en la educación religiosa, excepto en las universidades privadas católicas, que ayudaron al estado secular a imponerse como dice la ley ", dice el historiador Marchesi.

Además, Montevideo también es un puerto. A lo largo de su historia, ha recibido inmigrantes e ideas del extranjero que fueron fácilmente absorbidos. La mezcla de falta de resistencia religiosa e inserción de costumbres extranjeras estaba dando forma al aspecto vanguardista del país.

Una de las curiosidades es que la Semana Santa, por ejemplo, que atrae a muchos visitantes a Uruguay (el turismo representa el 2% del PIB) es llamada por la "semana del turismo" local. Navidad es el "día de la familia".

Tampoco ves crucifijos en edificios públicos y escuelas estatales. En política, está prohibido mencionar fragmentos de los evangelios o de Dios públicamente.

Rodeado de otros países donde la tradición cristiana todavía obstaculiza el avance de las leyes de género, Uruguay considera que estas leyes están desactualizadas.

Batlle y Ordóñez era más moderno que su tiempo y enfrentaba percances: debatió la propuesta de una ley de eutanasia, pero no tuvo éxito.

Pero él fue quien instituyó ocho horas de trabajo, seguro de desempleo y divorcio por parte de su esposa, reglas aún vigentes.

Sus obras hicieron herederos. En 1927, Uruguay se convirtió en el primer país de América del Sur donde las mujeres podían votar y también en el primero en legalizar y regular la prostitución.

Es por eso que la disputa presidencial actual, curiosamente, es quién es el más "combatiente" entre los candidatos.

Si es el izquierdista Front Wide, quien considera que sus principios aún no se han extendido lo suficiente como para hacer que Uruguay sea más justo, ofrece más propuestas para la igualdad social a los negros; si son los liberales quienes debaten cómo el país debería recibir inmigrantes, tanto de Medio Oriente como de Venezuela; o si es la fiesta de Colorado.

Este se somete a una renovación. En los últimos años, ha sido un partido de derecha, con Pedro Bordaberry, hijo del ex dictador homónimo, como candidato en las últimas elecciones. Ahora está siendo renovado por una juventud más progresista y más batllista.

Una cosa parece segura. Gane quien gane, los derechos civiles ganados en los últimos años que se han convertido en un punto de referencia en América Latina no se retrasarán.


Avances de Uruguay

1907

El divorcio se legalizó en el país 70 años antes que Brasil, pero requirió el consenso de ambas partes. En 1913, a las mujeres se les permitió solicitar el divorcio sin la autorización previa de su cónyuge.

1927

Fue en Uruguay donde una mujer votó por primera vez en América Latina. La hazaña tuvo lugar en la ciudad de Cerro Chato, y la primera mujer en votar fue Rita Ribera, una brasileña de 90 años. El voto femenino en las elecciones nacionales solo tuvo lugar en 1938.

2004

Un decreto de ley creó la Comisión Honoraria contra el Racismo, la Xenofobia y todas las demás formas de Discriminación, caracterizando tales confrontaciones como responsabilidad nacional.

2012

La interrupción voluntaria del embarazo fue aprobada en Uruguay, que se convirtió en uno de los primeros países de América del Sur en autorizar el procedimiento para todos los casos. Los uruguayos y residentes durante al menos un año en el país pueden tener un aborto hasta la semana 12 de embarazo, o hasta el día 14, en caso de violación.

2013

El país fue el primero en el mundo en legalizar la producción y venta de la droga. Los uruguayos y extranjeros que residen en el país pueden comprar hasta 40 g por mes en farmacias acreditadas. En 2017, el país comenzó la venta legal de cannabis, producida y distribuida por el estado.

2013

Fue el segundo país de Sudamérica en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo (el primero fue Argentina). La ley establece que "el matrimonio civil es la unión permanente de dos personas de diferentes sexos o iguales".

2018

La Cámara de Diputados y el Senado de Uruguay aprobó la Ley Integral para las Personas Transgénero. Entre las propuestas están las facilidades para renombrar y la obligación del estado de reservar el 1% de las vacantes en la administración pública. La ley aún debe ser promulgada por el gobierno

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *