el ascensor social





La oportunidad de reanudar el crecimiento econ贸mico de la 煤nica manera posible, apoyando empresas econ贸micamente viables y apoyando cum grano salis empresas en una situaci贸n financiera dif铆cil, pero que, tras su reestructuraci贸n (鈥渄ar la vuelta鈥), resultan viables, est谩n en la elecci贸n que cada uno de nosotros har谩 en las pr贸ximas elecciones.





El modelo socialista est谩 agotado. El crecimiento desproporcionado del gasto p煤blico, que no genera riqueza, el aumento de servidores p煤blicos sin criterios racionales (o el NHS no estar铆a sin m茅dicos, enfermeras y asistentes o falta de maestros en las escuelas p煤blicas), nepotismo y corrupci贸n, nacionalizaciones desastrosas, et verter la causa, el aumento de impuestos necesario para financiar todo esto, llev贸 al fracaso de este sistema.

Solo a trav茅s del crecimiento del PIB es posible redistribuir los ingresos, a trav茅s del mecanismo de impuestos, tasas y grav谩menes. Son las empresas las que crean riqueza, emplean personas y aportan prosperidad a las familias.

Reducir la carga tributaria, eliminar las trabas burocr谩ticas, liberalizar la econom铆a, reducir el rol del Estado a sus principales funciones: salud, justicia, educaci贸n y seguridad y regular otros sectores sin que dicha regulaci贸n se torne opresiva para los agentes econ贸micos, debe ser la agenda de los principales partidos pol铆ticos.

E incluso en salud y educaci贸n, el ciudadano debe elegir el sector, p煤blico o privado, para brindar estos servicios, gozando del principio material de la igualdad de trato. El Estado que ahorrar铆a en las elecciones que tomar铆an estos usuarios emitir铆a un 鈥渂ono鈥 (tan de moda en estos d铆as) para aquellos que usar铆an, por elecci贸n propia, los sectores privados. Esa es la 煤nica forma de permitir el ascensor o la movilidad social de la que todo el mundo habla, pero nadie garantiza.

El 煤nico ascensor social hoy en d铆a consiste en ingresar al servicio civil, con absoluta seguridad laboral, menos horas de trabajo, m谩s beneficios y menos incentivo a la productividad. Por supuesto, este ascensor social es ese viejo y lento ascensor con puertas de hierro que sol铆a caracterizar los edificios antiguos de la ciudad.

La apuesta por la reindustrializaci贸n, dejando que el emprendedor elija el sector en el que quiere invertir, la apuesta por el emprendimiento, la atracci贸n y retenci贸n del talento, a trav茅s de la fiscalidad y el trato a todos por igual, la reincorporaci贸n del visa dorada, el mantenimiento del r茅gimen de residente no habitual y, lo m谩s importante, la reducci贸n de las distorsiones en el tratamiento fiscal de los talentos que trabajan y residen aqu铆. 驴Qu茅 sentido tiene que un m茅dico pague la mitad de sus ingresos laborales y un extranjero solo pague el 20%?





Por eso ya he defendido dos o tres niveles del IRS, para asegurar la progresividad, con un m谩ximo del 25% de la tasa del IRS (avanzando progresivamente hacia la tasa 煤nica del 15%). La reducci贸n del impuesto sobre la renta de las sociedades es a煤n m谩s urgente, ya que permite una verdadera recapitalizaci贸n de las empresas.

Ahora, por supuesto, es necesario adelgazar el Estado. Terminando las distintas fundaciones, agencias, asociaciones, oficinas conmemorativas, como fue el caso del 50 aniversario del 25 de abril, con los diversos ajustes directos que resultan absolutamente in煤tiles. Poner fin al nepotismo y trabajos para los chicos, acabar con la nacionalizaci贸n de empresas como TAP o Efacec y despedir a todos los que no hacen nada en el Estado y en las distintas empresas del sector p煤blico.

S茅 que lo que defiendo es pol铆ticamente incorrecto, que casi la mitad de la poblaci贸n trabajadora depende de su trabajo en la Funci贸n P煤blica, que hay sectores como la educaci贸n, la salud, la justicia o la seguridad que son absolutamente indispensables para la mayor铆a de la poblaci贸n, pero tambi茅n s茅 que hay mucho despilfarro, excedente de funcionarios en varios servicios y d茅ficit en otros.

Estamos destinando recursos financieros p煤blicos al gasto p煤blico corriente a expensas del apoyo a la inversi贸n productiva.

Como dijo recientemente Ant贸nio Horta Os贸rio: 鈥淪i tenemos una deuda del 130%, si tarde o temprano los tipos de inter茅s suben al 2%, el coste de la deuda p煤blica portuguesa aumentar谩 un 2%, es decir, un 2,5% del PIB, son alrededor de cinco mil millones de euros 鈥.

Es esta reforma del Estado la que debe llevarse a cabo lo antes posible. 隆Posponer es romper el llamado ascensor social que todos quieren!

El autor escribe seg煤n la ortograf铆a antigua.

Ana Gomez

Ana G贸mez. Naci贸 en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a帽os. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi茅n me considero una Geek, amante de la tecnolog铆a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *