El artilugio es inventar una Bolsonaro en Portugal





No es sólo el azar que atormenta a los pueblos. Es también la suerte. Y para que más atormentando a los comentaristas portuguesas como el triunfo mundo Salvinis y ganar Bolsonaros, es que el país sigue siendo totalmente libre de los demás. En el tiempo de los populismos, somos el país donde las élites duermen descansadas. De tal modo, que para exaltarnos con el fascismo, como ahora volvió a ser moda en los estudios de televisión, tuvimos que ir a pedir el drama prestado a Brasil.





Algunos, por la falta de un Le Pen portugu√©s, enviar Agradezcamos al PCP y el BE. Puede ser demasiado parad√≥jica: √©stas son las fuerzas pol√≠ticas que en un principio m√°s amenazados la democracia en Portugal y en la actualidad, por cierto, a menudo est√°n de acuerdo con Le Pen en la Uni√≥n Europea. Se nos dice, sin embargo, que fijan el "descontento" en formas restringidas y digeribles por el sistema, como se ve por la "geringonza". Disculpen mi incredulidad. Comunistas y neo-comunistas fijan sobre todo los intereses y las opiniones de una parte de los dependientes del Estado. ¬ŅY si el Estado no pudiera remunerar la dependencia?

No, el comunismo no es la vacuna contra Le Pen, como por otra parte se ve en el este de Europa. La memoria de dictaduras fascistas tampoco, como Italia, Francia o Alemania, sugieren. La razón no es Le Pen en Portugal es que el PSD y el CDS han integrado el derecho a la democracia, en cierto modo, por otra parte, que la izquierda no se integraron Рpor lo tanto, la supervivencia de la PPC y el BE. Francisco Sá Carneiro y Freitas do Amaral quería realmente a Portugal un sistema como los de Europa occidental. Por eso, ni en el auge de la reacción contra el PREC consistieron saudosismos autoritarios. Después de 1974 en Portugal, sólo los partidos de izquierda continuaron identificándose con las dictaduras y dictadores. Pero también no hay Le Pen en Portugal, ya que, entre 2011 y 2015, en contra de la izquierda, Passos Coelho, Paulo Portas y Cavaco Silva Presidente aseguraron al ajuste financiero, y por lo tanto evita las rupturas sociales e institucionales que podrían haber favorecido movimientos contra -sistema.

Sin embargo, S√° Carneiro, Freitas do Amaral, Cavaco Silva, Pasos Coelho y Paulo Puertos fueron, todos ellos, acusados ‚Äč‚Äčde "fascistas". Como Frank Carlucci, que en 1975 apuesta por la democracia en Portugal, o Angela Merkel, que no se dio por vencido en el sur de Europa durante la crisis del euro. Es cierto que durante alg√ļn tiempo, la imputaci√≥n de "fascista" pareci√≥ ceder a la de "liberal". Hace dos a√Īos, el problema de la derecha en Portugal segu√≠a siendo "demasiado liberal". Ahora, de repente, ya no es "suficientemente liberal". "Liberal" o "fascista", no importa: la derecha nunca est√° bien, es siempre ileg√≠tima. A las izquierdas, con la excepci√≥n intermitente del PS (tiene d√≠as), nunca interes√≥ percibir lo que Antonio Jos√© Saraiva explic√≥ en el " rep√ļblica en 1974, para gran esc√°ndalo de sus entonces correligionarios: que un r√©gimen donde conservadores y liberales, sistem√°ticamente apodados de "fascistas", no tuvieran lugar, nunca ser√≠a una democracia.

La influencia que la generingonza dio a comunistas y neo-comunistas, m√°s la rabia socr√°tica contra la derecha, habr√° limitado a√ļn m√°s, a la izquierda, la comprensi√≥n de que no hay democracia sin pluralismo. Por eso, quiz√°s ya sea posible anticipar la estrategia de la actual mayor√≠a social-comunista cuando sienta el poder para escaparle. Rui Rio todav√≠a puede estar descansando, porque todos dan m√°s tiempo, ya derrotado, pero el pr√≥ximo l√≠der de la derecha portuguesa con posibilidades de alcanzar el primer ministro no ser acoimado de "fascista" y rodeado por el odio enloquecido de los comentaristas de televisi√≥n a babear, en vivo e invitados de festival literario a prometer emigrar. Hay que tener un Bolsonaro, dar por donde dar, de manera que la derecha que no vote en Costa, en Catalina o en Jer√≥nimo, no pueda ser "suficientemente liberal". La obra se estren√≥ en Brasil, y ya se est√° probando en Portugal.





Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *