El Árbitro de la Luz necesitó ayuda policial en el túnel





Los ánimos se calentaron, y de qué manera, en el túnel de la Luz, justo después del pito final del rumano Ovidiu Hategan en el Benfica-Galatasaray.





Todo porque el entrenador del conjunto turco, el experimentado Fatih Terim, perdió la cabeza y, junto con los demás elementos de su equipo técnico, esperó en aquella zona por el árbitro del encuentro, ya después de que, aún en el césped, dirigió su revuelta la dirección del cuarto árbitro, Radu Ghinguleac.

Los gritos de Terim eran audibles para los equipos de reportaje de las televisiones detentoras de los derechos de transmisión de los partidos de la Liga Europa que, por entonces, se encontraban en las zonas de entrevistas rápidas a entrenadores y jugadores.

Y de tal modo la situación se descontroló que obligó a la llamada de refuerzos policiales al local, de modo que los jueces rumanos pudieran llegar en seguridad al balneario.





Los agentes que se desplazaron a esa zona del túnel resolvieron rápidamente la situación, pero aún tuvieron que formar un cordón para permitir que el camino hacia el balneario se produjo sin más problemas.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *