El apagón en Amapá y sus efectos en el control de la diabetes









El martes 3 de noviembre recibí una excelente noticia de una querida paciente mía que vive en Macapá, la capital del Amapá. Ella acababa de ser dada de alta del hospital después de necesitar atención médica debido a COVID-19. Todavía estaba un poco débil, necesitaba fisioterapia, pero estaba muy feliz.

Este paciente tiene diabetes tipo 2 y solía usar píldoras para controlar la glucosa antes de infectarse con coronavirus. Sin embargo, con la infección se enfrentó a un aumento de glucosa en sangre y tuvo que salir del hospital con dosis de insulina. Ni siquiera pienses en considerarla desafortunada. La santa insulina te salvó la vida. Sin el fármaco que reproduce la acción de la hormona en el cuerpo, sería imposible controlar la glucosa adecuada y prevenir un peor resultado en Covid-19.

Pero solo ese martes se produjo un incendio en la principal subestación eléctrica del estado de Amapá. Apagón general en la mayoría de las ciudades del estado. Otro desafío comenzó para mi paciente y todos los demás que dependen de la insulina sagrada.

Para quienes no lo sepan, los envases de insulina deben permanecer a una temperatura entre 2 y 8 grados cuando est√°n cerrados y hasta un m√°ximo de 30 grados despu√©s del primer uso. As√≠ es: el medicamento debe guardarse en el refrigerador. Pero c√≥mo refrigerador trabaja en casa sin electricidad? ¬ŅQu√© pasa con los equipos para almacenar medicamentos en farmacias, puestos de salud y hospitales?

Seg√ļn mi paciente, varias farmacias han tenido grandes p√©rdidas de medicamentos que necesitan ser refrigerados. ¬ŅC√≥mo es la vida de las personas que dependen de estos productos? Le ped√≠ a mi paciente que comprara algunas unidades adicionales de insulina, pero, hasta la conclusi√≥n de este texto, la energ√≠a no se hab√≠a restaurado por completo all√≠. ¬°Ahora imagina qui√©n no puede comprar m√°s unidades!

Contin√ļa despu√©s de la publicidad





En Amapá, se suele decir, el calor es tal que parece haber un sol para cada uno. Sin frigorífico, en casa o en las tiendas, se pierde rápidamente mucha comida. Sin energía, los precios de varios productos se disparan. Un galón de 20 litros de agua se vendía por 50 reales. Cómo es el hidratación población, especialmente para aquellos que tienen diabetes u otra enfermedad crónica?

En ausencia de electricidad, tambi√©n es un nacimiento tener contactos telef√≥nicos y uso de internet. ¬ŅC√≥mo pueden los pacientes hablar con su m√©dico para ajustar sus dosis de insulina? Mi paciente tuvo que enviar a su hijo al aeropuerto de Macap√°, porque ah√≠ est√° la torre de telefon√≠a celular m√°s cercana a su casa, que a√ļn funcionaba. No WhatsApp, correo electr√≥nico o tel√©fono dentro de la casa.

Bueno, parece que nos remontamos en el tiempo, cuando a√ļn se estaba explorando el territorio de Amap√°. ¬ŅCu√°ntos casos como el de mi paciente o incluso los m√°s graves est√°n ocurriendo ahora en el estado? ¬°El Hospital da Mulher M√£e Luzia estaba sin electricidad! Otros operan sobre la base de generadores de gasoil.

Esperamos que el gobierno sea consciente de que la situación es dramática y pueda resolver el problema lo antes posible. Hay personas más vulnerables que, sin apoyo, pueden literalmente morir por falta de energía y sus consecuencias.

¬°Viva la electricidad! ¬°Viva la santa insulina!

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *