El alma de los (nuevos) ricos





El profesor Adriano Moreira resumió brillantemente en una palabra una de las características más obvias de la sociedad contemporánea: el neo-rico.





Una sociedad que, habiendo perdido el sentido de trascendencia, confiando solo en lo que pertenece a este mundo, es el resultado de la mezcla explosiva de hedonismo alimentada por la agenda de valores de una determinada izquierda, que establece la voluntad de cada uno como el √ļnico criterio legitimador de acci√≥n y individualismo extremo al ego√≠smo, defendido por un derecho neoliberal dogm√°tico, que no reconoce el concepto de sociedad y, en consecuencia, las responsabilidades que el individuo debe tener hacia √©l, sino que concibe la competencia y el enriquecimiento como el alfa y omega de existencia

Es dentro de este marco de valores que las desigualdades en las sociedades más desarrolladas se han ampliado, ampliando la brecha entre un grupo estrecho de poseedores de fortunas colosales, que están en constante crecimiento (crecimiento generalmente más alto que el crecimiento económico) y La mayoría de la población, que se ha enfrentado al estancamiento o al escaso crecimiento de los ingresos durante más de una década.

Esto ha llevado a una degradación progresiva de las condiciones de vida de las clases medias de la sociedad, socavando un modelo de movilidad social ascendente que ha resultado en sociedades prósperas y democráticas del mundo occidental de posguerra, generando un bienestar general, personificado por la famosa frase. por Harold Macmillan, "nunca lo tuviste tan bien".

Por lo tanto, tenemos una sociedad que produce más y más multimillonarios y cada vez menos clase media simultáneamente. Esta élite, cuya prosperidad se basa principalmente en activos financieros, es decir, riqueza móvil, ha creado una forma de vida basada en la acumulación, que se ha convertido en una filosofía de vida.

No solo generan mecanismos sofisticados de evasi√≥n de impuestos, con la ayuda de asesores financieros y abogados finamente pagados, un proceso de planificaci√≥n fiscal pomposo y enga√Īoso, que nominan su dinero para islas ex√≥ticas, sino que se convierten en n√≥madas de lujo. , fijando la residencia sobre la base de la tasa impositiva m√°s baja, privando a la ciudadan√≠a de cualquier noci√≥n de pertenencia a una comunidad, ciudad o pa√≠s, en resumen, un v√≠nculo afectivo y de identidad a un lugar.

Comportamiento codicioso, en resumen, porque los impuestos, a las tasas actuales, si se pagaran en su totalidad, no comprometer√≠an su condici√≥n de ricos, lo que resultar√≠a en la posesi√≥n de menos balas, yates y residencias de lujo en todo el mundo. . Lo que les parece a los s√ļper ricos es absolutamente intolerable.





La pérdida por parte de la élite económica de la noción de responsabilidad social por la riqueza, con algunas excepciones significativas, del imperativo moral de una sociedad basada menos en la acumulación y más en la distribución, ha creado una escuela apátrida, sin conexión con la sociedad que la rodea. quien decidió ni siquiera despreciarse a sí mismo, viviendo en una realidad paralela encerrada olímpicamente en una jaula de oro, convirtiéndose en un rehén de sí mismo y de su peculiar y excéntrico estilo de vida, gobernado por un consumo excesivo y suntuoso.

Agustina Bessa-Lu√≠s, en el libro cuyo t√≠tulo ha sido prestado este art√≠culo y al que se le ha agregado un par√©ntesis, con el estilo agudo e irreflexivo que caracteriza su prosa, define precisamente este tic obsesivo de los tiempos modernos: la b√ļsqueda de la prosperidad que tiene "mucha evasi√≥n y aversi√≥n por los dem√°s" y olvida que la riqueza debe ser "ahorrativa". "De lo contrario, se convierte f√°cilmente en una forma de bestialidad".

El autor escribe seg√ļn la antigua ortograf√≠a.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *