El agente ruso estuvo inflada en la embajada norteamericana en Moscú durante más de diez años









Agentes secretos norteamericanos, que investigan potencial contra-espionaje, descubrieron que una agente rusa ha estado trabajando en la embajada de Estados Unidos en Moscú hace más de una década, según una noticia del diario The Guardian.

La ciudadana rusa fue contratada por los servicios secretos y tenía un nivel de acceso que le permitía leer correos electrónicos e informaciones almacenadas en el sistema interno de comunicaciones de la embajada así como acceso a las agendas del presidente y vicepresidente norteamericanos. Una investigación de rutina del Servicio de Seguridad Regional del Departamento de Estado (RSO) denunció el caso, aún en 2016.

La mujer en cuestión ya no trabaja en la embajada, pero mientras trabajaba, de acuerdo con el responsable de los servicios secretos que habló con el diario británico, ha tenido reuniones no programadas con miembros del FSB, las secretas rusas. En enero de 2017 sonaron las alarmas pero los Servicios Secretos prefirieron dejar el caso enfriarse y, en vez de alejarse por las sospechas, le retiraron las credenciales de acceso a material sensible y acabaron, así, por alejarla.

"Los Servicios de Información están tratando de ocultar el caso despidiéndola naturalmente, pero el daño ya fue hecho y nadie entre los altos dirigentes de las secretas condujo cualquier investigación para intentar entender lo que ella hizo, qué información recogió o se dejó a alguien en su casa "lugar", dijo una fuente cercana al proceso, pero no identificada, a The Guardian.

A la cadena norteamericana CNN, otro responsable dijo que los Servicios de Información saben que "todos hablan con el FSB", pero que la sospechosa "estaba dando más información de lo que debía". Según esta persona, su conducta era conocida por las autoridades norteamericanas que consiguieron probar el caso dando a la mujer información específica que ella después pasó al FSB.

"Los servicios secretos norteamericanos reconocen que todos los ciudadanos que prestan servicios a nuestra misión pueden estar sujetos a las restricciones de los servicios secretos norteamericanos, no han negado que esta rusa fuera" un tope ", pero desvalorizaron el caso: a la influencia de Servicios de Información extranjeros. No hay un enfoque específico en Rusia y gestionamos a nuestro personal para que los intereses de Estados Unidos estén siempre protegidos ".





Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *