El acuerdo México-EEUU debe beneficiar a traficantes de personas, según expertos





El acuerdo migratorio entre el gobierno mexicano y los Estados Unidos, que evitó la imposición de aranceles progresivos a las exportaciones mexicanas, puede tener un beneficiario: los traficantes de personas en la frontera sur de México.





El pacto firmado en la noche del viernes implica que México movilizará efectivos militares de la recién creada Guardia Nacional para la frontera con Guatemala, además de desmantelar grupos de tráfico de personas.

Los expertos prevén, sin embargo, que la presencia de la Guardia Nacional puede aumentar la presión en la frontera sur, fortaleciendo el negocio de esos traficantes.

"Habrá más mecanismos de control, habrá más rigidez en el paso, y eso va a provocar el aumento del costo del traslado, eso fortalece el negocio del crimen organizado que trafica a las personas", dijo a la AFP Javier Urbano, investigador en Asuntos Internacionales de la Universidad Iberoamericana, americano.

"Cuanto mayor es la dificultad, mayor es el costo y mayor la demanda del tráfico de personas", añade.

Las autoridades mexicanas llegaron a un acuerdo ante la amenaza de Estados Unidos de aplicar aranceles del 5% sobre todas las exportaciones de México a partir de este lunes (10).

"No veo ningún acuerdo, lo que veo es el pago de una extorsión, no tiene aranceles, y México acepta una serie de cosas que tienen muchas complicaciones para el país", criticó la experta en migración Leticia Calderón, del Instituto Mora, un centro de investigación situado en la Ciudad de México.





Activistas y políticos mexicanos de la oposición dijeron que el acuerdo implica la militarización de la frontera sur.

A pesar del envío de la Guardia Nacional a la frontera sur, la presión de las autoridades mexicanas sobre los migrantes no es nueva. Hace meses, se observan continuas operaciones y detenciones en el sur de México. Las medidas contradicen el discurso de puertas abiertas a la migración adoptado por el presidente Andrés Manuel López Obrador desde que asumió el cargo en diciembre pasado.

Las detenciones de extranjeros en territorio mexicano pasaron de 8.248 personas, en enero de este año, a 23.679, en mayo pasado. La gran mayoría está formada por ciudadanos centroamericanos, apuntan cifras recientes divulgadas por el gobierno mexicano. Las deportaciones también muestran una espiral ascendente. Pasaron de 5.884, en enero pasado, a 16.507, en mayo. El perfil es el mismo.

Para el especialista Javier Urbano, las detenciones de migrantes y el acuerdo cerrado el viernes muestran la sintonía entre la política migratoria de Estados Unidos y la de México.

"Tenemos una dependencia casi patológica de la economía de Estados Unidos y vivimos en sincronía con la agenda de seguridad de ese país", comentó.

A pesar de las medidas de presión de ambos gobiernos, el activista Luis Villagrán es categórico: "La migración no va a parar".

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *