Ejército ucraniano: "estamos peleando solos"





Un mes despu√©s del inicio de la invasi√≥n rusa, un teniente del ej√©rcito ucraniano y portavoz de las fuerzas armadas en Odessa, admite que el pa√≠s ha tenido ¬ęmucha ayuda internacional en el suministro de armas, sistemas de defensa y otro material militar¬Ľ. , pero deja un mensaje claro: ¬ęS√≠, luchamos solos¬Ľ.





El d√≠a que ha pasado un mes desde que comenz√≥ el ataque a Ucrania, finalmente logro encontrarme con Sergey, de 44 a√Īos, teniente del ej√©rcito ucraniano y portavoz de las fuerzas armadas en Odessa. Caminamos uno al lado del otro, para cruzar el principal puesto de control que permite el ingreso a la ¬ęciudad prohibida¬Ľ, m√°s de una docena de cuadras en el centro hist√≥rico que est√°n cerradas, protegidas y vigiladas, d√≠a y noche. Es dentro de esta plaza en el mapa de la ciudad donde se encuentran los principales monumentos: la hermosa y famosa Casa de la √ďpera y las escaleras tur√≠sticas de Odessa. Ah√≠ es donde se llega al puerto de recreo y cruceros, es la zona m√°s popular, conocida, fotografiada y visitada de la ¬ęcapital¬Ľ del Sur.

Unos 200 metros más adelante se detiene y con el dedo indica que tenemos que retroceder. A partir de ahí, no es posible avanzar. Las defensas antiaéreas están en su sitio, se convierte en zona militar y por tanto reservada. La preocupación de las fuerzas armadas es proteger, de todas las formas posibles, la zona más simbólica de Odessa.

Cuando lo entrevisto, no tengo muchas esperanzas en las respuestas que pueda darme. La prudencia, el lenguaje castrense, la reserva de informaci√≥n y, sobre todo, la dificultad para obtener opiniones y an√°lisis y no s√≥lo la narraci√≥n de hechos, anuncian de entrada un acto fallido. Pero no. La cumbre de la OTAN se desarrollaba en Bruselas, con pol√≠ticos ¬ęoccidentales¬Ľ impecables de traje y corbata, sentados en una mesa gigante, con agua, caf√© y galletas. En Odessa, Sergey apenas duerme, no se afeita, lleva una pistola, un chaleco antibalas, una mochila y tiene una botella de agua en el bolsillo delantero.





Antes del inicio de la reuni√≥n, las declaraciones de apertura ya anunciaron cu√°les ser√≠an las conclusiones. ¬ęLa OTAN no enviar√° tropas a tierra¬Ľ, o ¬ęla protecci√≥n a√©rea est√° fuera de discusi√≥n¬Ľ. El refuerzo de las tropas de la alianza, anunciadas con pompa, estacionadas o en camino a los pa√≠ses fronterizos con Ucrania no es una noticia que alegre mucho a Sergu√©i. ‚ÄúNecesitamos armamento, sobre todo para la defensa antia√©rea. O bien, cerrar los cielos‚ÄĚ, resume. Pocas palabras, un mensaje claro, que parece no haber sido escuchado en la cumbre. El presidente ucraniano dijo lo mismo.

‚ÄúSi no cierran los cielos, podr√≠amos tener una larga guerra aqu√≠‚ÄĚ, contin√ļa. El militar admite que el pa√≠s ha tenido ¬ęmucha ayuda internacional en el suministro de armas, sistemas de defensa y otro material militar¬Ľ. Pero, y siempre hay un pero, ‚Äúsi los cielos no se cierran, nada de esto es suficiente‚ÄĚ.
Pregunto si, a pesar de la ayuda con armas, municiones y material militar para la defensa y el ataque, los ucranianos consideran que luchan solos. Respira hondo, piensa en la respuesta por un segundo, no digas algo que no deber√≠as y di: ¬ęS√≠, luchamos solos¬Ľ.

PUB

Su postura y entrenamiento militar no le permiten dejar percibir más expresión: ni descontento, ni revuelta, ni resignación. Pero sí, se dice, los ucranianos, en el campo de batalla, aquí en Odessa con dos frentes que vigilar, mar y aire, están solos contra los vecinos de la Federación Rusa.

Este jueves, en Odessa, las sirenas sonaron temprano en la ma√Īana y luego a las seis y media de la ma√Īana. Fue solo cuando sali√≥ el sol que se escuch√≥ la noticia en el d√≠a que marca un mes de conflicto. Cinco misiles en ruta a la ciudad hab√≠an sido interceptados y terminaron cayendo al Mar Negro; dos drones rusos fueron derribados antes de llegar a su destino, Odessa.

Pero la gran celebraci√≥n -profusamente publicitada en los medios de comunicaci√≥n ya trav√©s de los distintos canales de las redes sociales- ten√≠a que ver con el hecho de que las fuerzas armadas ucranianas hab√≠an herido de muerte a un buque de guerra ruso, con una guarnici√≥n de m√°s de 500 marineros. Un primer disparo, una explosi√≥n seguida de un incendio y luego varios disparos m√°s a un barco en llamas. En esta peque√Īa batalla naval, librada entre el amanecer y las primeras horas del d√≠a, la victoria estuvo del lado ucraniano.

Cuando la información llegaba a los teléfonos de los habitantes de Odessa, sonrisas, abrazos, momentos de satisfacción. y lágrimas Cualquier victoria que mantenga a salvo a la ciudad es otro día sin bajas. Y, a todos los efectos, un día menos de guerra. Aunque no hay una fecha fijada, porque las guerras se saben cuándo empiezan pero nunca se sabe cuándo, ni de qué manera, terminarán.

Odessa está bajo fuego, amenazada, vulnerable. Pero treinta días después, sigue entero. Aunque los ucranianos estén luchando solos.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *