Ejecutivo de Nike reveló haber asesinado a joven negro, pero no contó toda la historia





Edward David White, de 18 a√Īos, regresaba caminando a la casa donde viv√≠a con su familia en el vecindario del oeste de Filadelfia a √ļltima hora de la noche del 30 de septiembre de 1965, despu√©s de terminar su turno en un restaurante. Conocido por familiares y amigos como David, ten√≠a un hijo de ocho meses y su novia estaba embarazada. Ten√≠an la intenci√≥n de casarse en primavera.





White no lleg√≥ a casa. Un pandillero de 16 a√Īos, borracho de vino barato y en busca de venganza por la muerte de un miembro de su pandilla, fue asesinado a pu√Īaladas, le dispar√≥ con una pistola calibre .38 y le perfor√≥ el coraz√≥n y el pulm√≥n derecho. White estaba desarmado y no ten√≠a antecedentes policiales. Lo dejaron morir en la calle.

Su asesino terminar√≠a teniendo una vida pr√≥spera como ejecutivo deportivo y de marketing. √Čl es Larry Miller, ahora de 72 a√Īos, ex presidente del equipo de baloncesto profesional Portland Trail Blazers y director de la marca Michael Jordan de Nike. Miller ha mantenido en secreto su pasado asesino durante m√°s de medio siglo, y se abri√≥ sobre el tema en una entrevista reciente en la revista Sports Illustrated y en un libro de pr√≥xima publicaci√≥n.

En el libro, Miller se maravilla de haber tenido la suerte de dejar su antiguo vecindario. Pero, en una copia a√ļn in√©dita del libro al que tuvo acceso el New York Times, nunca menciona el nombre de su v√≠ctima y dice poco sobre las devastadoras implicaciones para White, quien nunca tuvo la oportunidad de retener a su hija. sus brazos, no pod√≠a ver a su hijo convertirse en una estrella del baloncesto en la escuela secundaria, ni tuvo la oportunidad de mimar a sus nietos.

Cincuenta y seis a√Īos despu√©s de la muerte de White, su familia dijo que Miller hab√≠a cambiado sus vidas al rev√©s una vez m√°s y que hab√≠an regresado para llorar la muerte de White. Fueron tomados por sorpresa, desconociendo el art√≠culo de la revista o sabiendo que el libro ser√≠a publicado.

Un familiar se encontr√≥ con el art√≠culo de Sports Illustrated en l√≠nea por casualidad. El nombre de White se mencion√≥ en el art√≠culo y Miller dijo que ten√≠a la intenci√≥n de contactar a la familia. Pero los familiares de White dicen que Miller a√ļn no se ha puesto en contacto con ellos. Est√°n consternados porque no mencion√≥ el nombre de White en el libro ni ning√ļn detalle sobre su vida. White es retratado s√≥lo superficialmente como una v√≠ctima an√≥nima, un extra√Īo, ¬ęotro chico negro¬Ľ.





Edward White era un explorador de lobos cuando era ni√Īo; Cuando era ni√Īo, ganaba dinero ayudando a las personas a llevar sus comestibles a casa desde el supermercado. Tambi√©n hizo travesuras ocasionales. De vez en cuando conduc√≠a el Chevy 1960 de su hermana, aunque todav√≠a no ten√≠a licencia de conducir. Una vez, despu√©s de dejar el auto y regresar al d√≠a siguiente, tuvo que explicar a sus padres c√≥mo hab√≠a regresado con una canasta de almuerzo de la casa de su abuela en Maryland. White consigui√≥ su trabajo en un restaurante a trav√©s del programa Philadelphia Youth Corps seis meses antes de que lo mataran, dijeron sus padres en ese momento, y so√Īaba con convertirse en chef.

Como m√≠nimo, a la familia le gustar√≠a que el nombre y la historia de White se insertaran en el libro de Miller antes de su publicaci√≥n. Escrito por Miller con su hija mayor, Laila Lacy, ¬ęJump: Mi viaje secreto de las calles a la sala de juntas¬Ľ se publicar√° en enero en William Morrow, un sello de HarperCollins.

¬ęSabes su nombre. Dale ese respeto al menos, especialmente desde que te quitaste la vida¬Ľ, inst√≥ Mariah Green, maestra de escuela primaria en Filadelfia y nieta de Edward White.

Miller no respondió a los mensajes enviados el jueves (11) solicitando declaraciones. Contactada por teléfono, su asistente le pidió a un periodista que le enviara un correo electrónico, al que ni ella ni Miller respondieron. Un representante de William Morrow tampoco respondió a los correos electrónicos solicitando declaraciones.

Miller fue arrestado la noche del crimen. Se declar√≥ culpable de asesinato en segundo grado, fue puesto en una prisi√≥n para delincuentes juveniles y fue puesto en libertad despu√©s de cuatro a√Īos y medio. Cumpli√≥ otros cinco a√Īos de prisi√≥n por una serie de robos a mano armada. Pero a los 30 a√Īos, estabiliz√≥ su vida, obtuvo una licenciatura, una maestr√≠a en administraci√≥n de empresas y comenz√≥ a ascender en el entorno corporativo, socializando con atletas famosos como Michael Jordan y Derek Jeter y produciendo espect√°culos para la marca de moda. Playa de Jantzen con modelos como Miss Universe y Tyra Banks.

Miller se ve a sí mismo como el beneficiario de una redención que es posible cuando las autoridades penitenciarias ofrecen educación, rehabilitación y esperanza a los reclusos en lugar de simplemente mantenerlos encarcelados.

En el libro, expresa remordimiento. Reconoce que el asesinato que cometi√≥ no fue provocado y sin sentido, que no conoc√≠a a la v√≠ctima y no sab√≠a si era parte de una pandilla rival. Dice que su arrepentimiento por el asesinato ¬ęnunca disminuir√°, ni deber√≠a hacerlo¬Ľ, y agreg√≥: ¬ęLamentar√© su muerte para siempre¬Ľ.

Miller dice que comenz√≥ a liberarse de las pesadillas y las migra√Īas cuando escribi√≥ el libro. Espera que el libro ayude a los j√≥venes a comprender que una encrucijada turbulenta en la vida no tiene por qu√© significar necesariamente un callej√≥n sin salida. Pero los familiares de Edward White dicen que, si bien Miller pudo avanzar en la vida, ellos mismos se vieron esposados ‚Äč‚Äčal pasado.

Josaphine Hobbs, de 75 a√Īos, madre de los hijos de White, dijo que estaba tan aturdida y desesperada cuando White muri√≥ que trat√≥ de arrojarse a su tumba en el funeral. Abandon√≥ la escuela de enfermer√≠a para criar a sus hijos peque√Īos como madre soltera y no pudo recibir asistencia social para sus hijos. Y debido a que no termin√≥ la escuela secundaria, perdi√≥ su trabajo de oficina en una compa√Ī√≠a de seguros.

Ha reprimido tantos recuerdos del asesinato que no recuerda nada del hombre que fue acusado y sentenciado. ¬ęNo creo que mi mam√° haya superado ese trauma¬Ľ, dijo Aziah Arline, de 55 a√Īos, hija de Hobbs y White, propietaria de una guarder√≠a y que vive en Pennsauken, Nueva Jersey. ¬ęLo que pas√≥ cambi√≥ todo el curso de su vida¬Ľ.

La hermana mayor de White es Barbara Mack, que ahora tiene 84 a√Īos. Haci√©ndose eco de otros miembros de la familia, comenta que no comprende c√≥mo Miller pudo ser liberado despu√©s de cumplir solo cuatro a√Īos y medio de prisi√≥n, a pesar de ser menor de edad cuando cometi√≥ el crimen. ¬ęEsto demuestra que nadie le dio mucha importancia a los cr√≠menes negros contra los negros¬Ľ.

Mack dijo que durante a√Īos evit√≥ cruzar la intersecci√≥n de las calles 53rd y Locust en el oeste de Filadelfia, donde su hermano fue asesinado. El tema fue tan doloroso que la familia ni siquiera habl√≥ de √©l.

Hasan Adams, de 56 a√Īos, hijo de White, honr√≥ a su padre d√°ndole a su propio hijo mayor el nombre de Hasan David. Hasta que le√≠ el art√≠culo en Sports Illustrated la semana pasada, solo sab√≠a que a su padre le hab√≠an disparado cuando regresaba del trabajo a casa.

¬ęEs incre√≠ble¬Ľ, dijo Adams, un trabajador postal de Filadelfia. ¬ęLo √ļltimo que pod√≠a imaginar era que el asesino de mi padre era un rico y exitoso hombre de negocios que estaba escribiendo un libro¬Ľ. Cuando intent√≥ cont√°rselo a su esposa, Adams se atragant√≥ y no pudo hablar. ¬ęDej√© a mi esposa asustada¬Ľ, coment√≥.

Barbara Mack, hermana de White, escribi√≥ a William Morrow que el hecho de que se volviera a mencionar un acto cruel ¬ęha reabierto la herida, el sufrimiento, las l√°grimas¬Ľ de lo ocurrido hace d√©cadas. Ella quiere que el editor y Larry Miller sepan que su hermano no fue solo un extra√Īo disparado sin ninguna raz√≥n, sino un joven amado por sus padres y cuatro hermanos.

La familia de White dice que quieren m√°s que el remordimiento de Miller. Quiere alg√ļn tipo de expiaci√≥n. Una disculpa formal. Una carta. Un encuentro con la familia. Una beca a nombre de White. Quiz√°s alguna reparaci√≥n financiera para los hijos de White con las ganancias de los libros.

Miller merece elogios por reconstruir su vida, dijo William Gray, de 79 a√Īos, un viejo amigo de la familia White y ex carcelero en la prisi√≥n de Holmesburg en Filadelfia. Pero para √©l, ¬ęsi realmente quisiera redimirse, antes de escribir, habr√≠a tratado de ponerse en contacto con los miembros restantes de la familia, les habr√≠a transmitido lo arrepentido que hab√≠a estado y les habr√≠a preguntado: ‘¬ŅPodr√≠an perdonarme?’ ¬ę.

Miller y White vivían a ocho cuadras el uno del otro. Ambos eran de familias numerosas de clase media. El padre de Miller trabajaba en una fábrica de yeso laminado; su madre era ama de casa. El padre de White era pintor de casas y su madre, enfermera. A ninguno de los dos chicos le gustaba la escuela.

Miller se describe a s√≠ mismo como un estudiante que solo obtuvo altas calificaciones, pero que se sinti√≥ m√°s parte de un grupo en la pandilla que en el sal√≥n de clases. Dos a√Īos despu√©s del crimen, fue elegido para ser el orador de la clase de 157 reclusos adolescentes que recibieron sus diplomas de escuela secundaria en la instalaci√≥n correccional.

White nunca se gradu√≥ de la escuela secundaria, sino que eligi√≥ trabajar. Era conocido por su elegancia: un sombrero de fieltro usado en un √°ngulo irreverente, lentes de sol, pantalones con un pliegue bien planchado, zapatos de vestir de un tipo conocido localmente como ¬ęcomodidades de anciano¬Ľ. Adams guarda una foto de su pap√° en su tel√©fono celular.

Antes de irse a trabajar el 30 de septiembre de 1965, White pas√≥ por una tienda y compr√≥ dos su√©teres. De camino a casa esa noche, se encontr√≥ con Miller y varios otros aliados de la pandilla de Cedar Avenue. A principios de ese mes, un miembro de esa pandilla hab√≠a sido asesinado a pu√Īaladas por un pandillero rival de las calles 53 y Pine. Miller buscaba venganza.

Miller escribe en el libro que llevaba una pistola calibre .38 que le hab√≠a dado su novia. √Čl y tres compa√Īeros rodearon a White en la esquina de las calles 53 y Locust.

White dijo que no era parte de una pandilla y levant√≥ las manos. Miller le dispar√≥ en el pecho y sigui√≥ caminando, pensando ¬ęeso es uno menos¬Ľ y que estaba a la caza de otro pandillero rival. S√≥lo d√©cadas despu√©s reconoci√≥ que hab√≠a matado a ¬ęun ni√Īo que era como yo¬Ľ.

White fue declarado muerto en un hospital que se podía ver desde la casa de sus padres. Fue enterrado en Rolling Green Memorial Park, a 12 km de distancia, en West Chester, Pensilvania, cerca de sus padres, George y Pearl White, y de su hermano mayor, George Jr.

Muri√≥ antes que todos ellos. Cumplir√≠a 75 a√Īos el 21 de noviembre. ¬ęNunca llegu√© a conocerlo¬Ľ, dijo su hija, Arlene. ¬ęNo es justo.¬Ľ

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *