Dos portugueses en un país vigilado por los militares.





En una Espa√Īa confinada, con personal militar que controla los movimientos muy limitados de los ciudadanos (solo pueden salir de la casa para comprar los bienes necesarios, trabajar y pasear animales dom√©sticos), JN habl√≥ con los portugueses que sienten medidas extremas para frenar una pandemia. eso, all√≠, ya ha superado la barrera psicol√≥gica de mil muertes y donde los m√©dicos ya han advertido que comenzar√°n a elegir qui√©n debe salvarse.





Mar√≠a de F√°tima Cabral, de 52 a√Īos, 30 de ellos en Zaragoza, trabaja en un hospital privado que detect√≥ los dos primeros casos de Covid-19 hace tres d√≠as. ¬ęNo sabemos c√≥mo se infectaron porque estas personas se fueron hace m√°s de un mes, pero est√°n infectadas, son personas mayores enfermas que est√°n en muy mal estado¬Ľ, dijo Maria, originaria de Num√£o, distrito de Guarda.

El miedo a contraer Covid-19 es una realidad para quienes trabajan todos los d√≠as tan cerca del virus. ¬ęPasamos el d√≠a desinfect√°ndonos, pero los casos contin√ļan creciendo. Afortunadamente, tenemos todo el material sanitario necesario. Mucha gente dej√≥ de trabajar y no sabemos si tambi√©n est√°n infectados o no¬Ľ, admiti√≥. Regresar a casa despu√©s del trabajo tambi√©n se ha convertido en un riesgo para Mar√≠a a pesar de que las calles est√°n casi desiertas. ¬ęNo hay nadie en la calle. Estamos en p√°nico, parece que la Tercera Guerra Mundial. Los militares ya me han detenido para preguntar a d√≥nde iba y tuve que darles una autorizaci√≥n de mi compa√Ī√≠a para que no me multen¬Ľ.

Andr√© Correia tambi√©n tiene la suerte de poder seguir trabajando en un momento tan complicado. El joven ha trabajado durante tres a√Īos en la gesti√≥n de una cadena de restaurantes, que ya ha cerrado, en Fuerteventura en las Islas Canarias. ¬ęTodav√≠a puedo trabajar en la oficina porque la compa√Ī√≠a tiene pagos pendientes, pero soy el √ļnico en el restaurante que mantiene mi trabajo¬Ľ, dice el joven de 26 a√Īos, nacido en S√£o Jo√£o de Ver, en el municipio de Santa Maria da Feira.

Al igual que muchas empresas espa√Īolas, esta cadena de restaurantes est√° utilizando un Programa de Regulaci√≥n de Empleo Temporal, una especie de despido en Espa√Īa. ¬ęNo hay otra alternativa. Si ya no tenemos beneficios, no podemos pagar los salarios al personal y suspendemos los contratos temporalmente¬Ľ. Los turistas que a√ļn no han salido de las Islas no respetan las estrictas medidas del Gobierno. ¬ęMuchos turistas no entienden lo que est√° sucediendo y muchos todav√≠a caminan tranquilamente por la calle¬Ľ. Espa√Īa redujo la conexi√≥n con Fuerteventura a un vuelo diario, pero esto no asusta a Andr√©, que est√° tranquilo. ¬ęIncluso si quisiera irme de aqu√≠, no podr√≠a. Mi familia no tiene miedo y simplemente me dicen que tenga mucho cuidado¬Ľ.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *