¬ŅD√≥nde est√° Portugal en la bioeconom√≠a





Existen muchas definiciones posibles de bioeconomía, pero de una forma u otra, todas implican la producción a partir de recursos biológicos renovables de manera sostenible y escalable. Estos recursos biológicos van desde los bosques, animales y plantas hasta los microorganismos -tanto en el mar y en la tierra- que en la bioeconomía se utilizan para la producción sostenible de energía, materiales y alimentos.





Portugal tiene 35% de su superficie ocupada por el √°rea de bosque, y s√≥lo el 5% de los urbanos (6 IFN datos) del pa√≠s. Nuestro pa√≠s, poseedor de una historia secular ligada al mar, tiene ahora el potencial de con la propuesta de expansi√≥n de la plataforma continental, presentada a las Naciones Unidas, pasar a tener una zona mar√≠tima de casi 4 millones de kil√≥metros cuadrados, con derecho a la explotaci√≥n de los recursos naturales en todo ese espacio. No es tan sorprendente que la revista Materia renovable – una publicaci√≥n internacional sobre bioeconom√≠a – dedicar un expediente a nuestro pa√≠s, se ha descrito a Portugal como la tierra donde los oc√©anos y los bosques son y pueden aspirar a desempe√Īar un papel en el coraz√≥n de la bioeconom√≠a.

Aunque todav√≠a estamos en la infancia de la bioeconom√≠a en Portugal, hay algunos ejemplos de peque√Īas empresas portuguesas, altamente especializados para desarrollar su propia tecnolog√≠a y cooperar con las principales compa√Ī√≠as globales. Empresas como la A4F en la producci√≥n de microalgas, Oc√©ano Fresco en acuicultura, Biotrend en la optimizaci√≥n de bioprocesos, SilicoLife en el dise√Īo de f√°bricas celulares, 73100 en la producci√≥n biol√≥gica de nutrac√©uticos, Biomimetx con bio-aditivos para tintas mar√≠timas, y muchas otras peque√Īas empresas tecnol√≥gicas esparcidas en todo el pa√≠s, muestran que el conocimiento y la ciencia desarrollada en Portugal pueden dar lugar a empresas competitivas, exportadores y atraer la atenci√≥n de las grandes empresas.

La calidad de la ciencia desarrollada en las universidades portuguesas en el campo de la biotecnología y la bio-economía se ha traducido en proyectos internacionales de universidades como la de Minho y Aveiro, en la recuperación de los residuos de industrias diferentes y ha sido capaz de atraer el interés de empresas internacionales como la estadounidense Amyris que abrió recientemente un centro de investigación y desarrollo de bioproductos con la Universidad Católica en Oporto. A estos ejemplos se suman proyectos de grandes empresas nacionales, como de The Navigator Company, en la valorización de residuos de la producción de pasta y del papel como materia prima para biorefinerías, y de la Secil, con una unidad de producción de microalgas para capturar el CO2 producido en su actividad como cimente.

Aunque el pa√≠s no cuenta con un plan para la bioeconom√≠a, Portugal presentada Plan Nacional de este a√Īo para los Biorrefiner√≠as promoci√≥n coordinadas por el Nacional de Energ√≠a y el Laboratorio de Geolog√≠a. El pa√≠s tiene el talento y la ciencia de la excelencia que se agregan a los sectores de capital y experiencia que Portugal es industrialmente fuerte como pulpa y papel, alimentos del mar y permite la creaci√≥n de negocio competitivo y ambientalmente sostenible. Estas nuevas empresas contribuir√°n a la creaci√≥n de empleos y nuevas industrias nacionales basadas en la tecnolog√≠a desarrollada en Portugal y operado por el talento nacional con ambiciones globales.

La atracción de la inversión extranjera es otro punto clave para una bioeconomía Inglés. Sin embargo, estas inversiones no se deben hacer en forma aislada del resto de la economía, sino en conjunto con las empresas nacionales de tecnología permitiendo así que estas empresas portuguesas para acceder a los socios internacionales para crecer y escalar sus tecnologías.

Portugal fue capaz de ejecutar una estrategia que pone la tecnolog√≠a de la informaci√≥n y la calidad de los recursos nacionales de esta zona como una referencia en todo el mundo. Aprender de este caso y mirando las √ļnicas condiciones que tenemos para el bio-econom√≠a hay que esforzarse para Portugal en el centro de esta nueva econom√≠a y la revoluci√≥n tecnol√≥gica, contribuyendo a un mundo que se aprovecha de la tecnolog√≠a y la ciencia para crear valor econ√≥mico respetando la naturaleza.





Sim√≥n Soares tiene 32 a√Īos y es presidente ejecutivo de SilicoLife, una empresa que combina inteligencia artificial con biolog√≠a para el dise√Īo de procesos biol√≥gicos sostenibles para la producci√≥n de qu√≠micos. Tiene formaci√≥n en bioinform√°tica por la Universidad del Minho, postgrado en gesti√≥n por la Nueva School of Business and Economics y formaci√≥n en Blue Ocean Strategy por el Insead. √Čl es un miembro de la direcci√≥n de la P-BIO, la Asociaci√≥n Portuguesa de Bioempresas y el l√≠der de Climate Reality.

El Observador se asocia a los Global Shapers Lisbon, comunidad del Foro Económico Mundial a semanal discutir un tema relevante de la política nacional vistos a través de los ojos de uno de los jóvenes líderes de la sociedad portuguesa. A lo largo de los próximos meses, compartirán con los lectores la visión para el futuro del país, sobre la base de las respectivas áreas de especialidad. El artículo representa, por lo tanto, la opinión personal del autor enmarcada en los valores de la Comunidad de los Global Shapers, aunque de forma no vinculante.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *