¬ŅD√≥nde est√° el derecho? ¬ŅQui√©n defiende la iniciativa privada?









El derecho de partido en Portugal no existe cuando es tan necesario. Desde 1975, la derecha nunca ha sido más frágil de lo que es ahora. El PSD quiere llegar al gobierno sin oposición. Rui Rio aparece de vez en cuando para que los portugueses no olviden que existe. Además, espera que la próxima crisis económica derrocará al gobierno socialista y que el poder caerá en su regazo. Nadie sabe si esto sucederá. Pero hay una certeza. Si alguna vez llega al gobierno sin un mandato popular fuerte, no hará nada contra la oposición de la izquierda.

La verdad es que no sabemos si R√≠o realmente cree en la posibilidad de una alternativa al gobierno del PS, en t√©rminos de pol√≠ticas y no de personas o partidos. Sabemos que usted cree en cuentas p√ļblicas equilibradas (Centeno tambi√©n), que est√° en contra de la corrupci√≥n y, simult√°neamente, en contra de la autonom√≠a del Ministerio P√ļblico, y que no le gustan los medios de comunicaci√≥n, con los que no est√° de acuerdo en su compromiso con la libertad. Adem√°s, ¬Ņqu√© piensa Rui Rio sobre los temas importantes para Portugal?

Rui Rio parece reducir la econom√≠a a las finanzas p√ļblicas. Pero en este momento este no es un tema central en la econom√≠a portuguesa. No es 2011, y la dependencia del pa√≠s del BCE no permite que el PS vuelva a la irresponsabilidad fiscal de los tiempos socr√°ticos. La pregunta esencial para el futuro de los portugueses es c√≥mo tendr√° lugar la recuperaci√≥n econ√≥mica: ¬Ņcon una mayor intervenci√≥n del Estado, o basada en la iniciativa privada y los empresarios? No tengo idea de lo que Rui Rio piensa al responder esta pregunta.

La pol√≠tica y el liderazgo de un partido no son asuntos acad√©micos. La respuesta a esa pregunta se da con el praxis pol√≠tica y toma de posiciones en casos espec√≠ficos. Veamos tres ejemplos actuales. En primer lugar, comienzan a aparecer signos de que el apoyo estatal privilegia los ajustes directos a las empresas de amigos y conocidos del PS. El PSD siempre fue la fiesta de los peque√Īos y medianos empresarios. ¬ŅD√≥nde est√° este PSD? Nunca veo al l√≠der del PSD visitando f√°bricas privadas exitosas; y hay tantos cerca de su hogar, en los distritos de Aveiro, Braga y Oporto, el verdadero pulm√≥n de negocios de nuestro pa√≠s. PSD no presenta propuestas para ayudar a las empresas privadas y los exportadores a salir de esta crisis en condiciones de crear riqueza y empleos de calidad para los portugueses. ¬ŅQui√©n defiende a los peque√Īos y medianos empresarios en Portugal, aquellos que no frecuentan los corredores del poder en Lisboa? Nadie

Habl√© sobre el segundo ejemplo la semana pasada. El ataque del ministro Pedro Nuno dos Santos a TAP fue sobre todo un ataque a la inversi√≥n privada en Portugal. Rui Rio guard√≥ silencio. ¬ŅQu√© opina sobre la necesidad de defender la inversi√≥n privada y extranjera en Portugal? ¬ŅQu√© opinas sobre lo que est√° pasando con TAP? Sobre los competidores europeos de TAP que reciben ayuda de sus gobiernos, a trav√©s de garant√≠as de pr√©stamos (y no a trav√©s de nacionalizaciones totales o parciales, con la excepci√≥n de Alitalia, cuya nacionalizaci√≥n ya hab√≠a sido decidida por el gobierno italiano antes de Covid-19) .

Obviamente, la izquierda aprovech√≥ los problemas de TAP para atacar la decisi√≥n del gobierno de Passos Coelho sobre su privatizaci√≥n. Ni siquiera aqu√≠ Rio pudo defender al √ļltimo gobierno dirigido por su partido. No pudo comparar la desastrosa situaci√≥n de la empresa, cuando se nacionaliz√≥ por completo, con la situaci√≥n actual. Os dejo aqu√≠ una comparaci√≥n con otra empresa de transporte. CP, cuya concesi√≥n a particulares fue impedida por el gobierno socialista, recibi√≥ 1.800 millones de euros de ayuda estatal entre 2016 y 2019. Hubo 17 aumentos de capital en tres a√Īos, sin duda un r√©cord mundial. Y, sin embargo, CP no pudo renovar su equipo de carretera, ya que carec√≠a de trenes (al contrario de lo que hizo TAP con su flota de aviones). Si se nacionaliza TAP, su futuro ser√° igual al presente (y futuro) de CP. ¬ŅEs esto lo que defiende el PSD?





El tercer ejemplo se refiere al sector de la salud. La salud radical es atacada cada semana por la izquierda radical, con la complicidad de los miembros del gobierno, comenzando por el Ministro de Salud. Todos los estudios independientes en los √ļltimos a√Īos defienden la calidad de la salud privada en Portugal. Tenemos dos o tres grupos de alto valor en el contexto europeo. El sector de la salud privada crece en la mayor√≠a de los pa√≠ses de la UE, donde los gobiernos ya se han dado cuenta de que los servicios de salud p√ļblica ser√°n cada vez m√°s insuficientes. M√°s importante a√ļn, los ciudadanos portugueses recurren al sector privado porque reconocen la calidad. No hacen esto por razones ideol√≥gicas, sino por razones de salud. Una vez m√°s, ¬Ņqu√© piensa Rui Rio sobre el asunto? Si defiende la salud privada, ¬Ņpor qu√© no decirlo claramente y en voz alta? Ser√≠a defender el derecho del pueblo portugu√©s a elegir servicios de calidad.

Desde 1975, la amenaza de nacionalizaci√≥n a nuestra econom√≠a nunca ha sido mayor de lo que es hoy. La recuperaci√≥n gradual y lenta de la econom√≠a solo exacerbar√° esta amenaza. El PSD ya no es la voz de los empresarios, los grupos econ√≥micos privados y la inversi√≥n extranjera, todo lo que necesita la econom√≠a portuguesa. Rui Rio observa pasivamente los ataques a la iniciativa privada y los avances del Estado en la econom√≠a. Es el precio de su estrategia de tratar de llegar al gobierno en silencio. O la ausencia de convicciones seg√ļn la historia y la herencia doctrinal del PSD.

Esta oposici√≥n d√©bil y poco convencida reduce la calidad de nuestra democracia, debilita nuestra econom√≠a y aumenta el desencanto de muchos portugueses con la pol√≠tica. As√≠ crece la abstenci√≥n. Os dejo aqu√≠ un √ļltimo dato. En 2011, cuando la derecha gan√≥ la √ļltima mayor√≠a absoluta, la abstenci√≥n fue del 41%. En las √ļltimas elecciones, en 2019, fue del 51%. Sin recuperar ese 10% de los votos, la derecha no volver√° al gobierno. Su circunscripci√≥n permanecer√° desilusionada, sin representaci√≥n pol√≠tica y esperando un verdadero l√≠der. Hoy, la gran divisi√≥n pol√≠tica en Portugal es entre una izquierda movilizada y beneficiada por el Estado, y una derecha desanimada y desencantada. El PSD tiene la culpa.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *