Diseño para la transición





Transición y resiliencia están en la parte superior de las palabras más utilizadas en el año que termina. En Portugal, un buen ejemplo es el Plan de Recuperación y Resiliencia, en el marco del marco de apoyo comunitario para el período 2021-2027. En esto, se rastrea la resiliencia para implementar operaciones integradas para ayudar a comunidades desfavorecidas en áreas metropolitanas. La transición climática se describe en apoyo de la movilidad inteligente y sostenible, la descarbonización y la eficiencia energética. Se anima a la transición digital para proponer un estado más cercano al ciudadano.





Ante estos desafíos, para los próximos siete años, también se puede ver que la pandemia Covid-19 aceleró la necesidad de transiciones sociales hacia futuros más sustentables, donde el diseño de la resiliencia debe basarse en políticas públicas locales que garanticen la mejora de condiciones de vida de las ciudades del mañana. Principio ya defendido, en 2016, por Maryse Gautier, copresidenta de la comisión preparatoria de Hábitat III. La clave es brindar a los ciudadanos y gobiernos locales la oportunidad de expresarse y expresar sus ideas y proyectos de futuro. Así, se necesitan espacios de discusión y debate sobre futuros alternativos basados ​​en la exigencia de conocer la realidad para co-diseñarla a través de una visión de transición. Un proceso circular e iterativo que se puede utilizar para diseñar escenarios disruptivos a diferentes escalas. El co-diseño de infraestructuras, incluyendo recursos como la energía, la economía, la alimentación, la salud y la educación, juega un papel fundamental en la cohesión territorial.

Pero, ¿cómo podemos diseñar esta transición? No será una tarea fácil, pero la solución puede incluir un Diseño de Transición. Concepto propuesto originalmente por Gideon Kossoff, quien sostiene que la transición hacia un futuro sostenible debe basarse en un proceso de diseño de soluciones apoyado en una visión de largo plazo, integrando el conocimiento multidimensional y la necesidad de pensar / actuar en contexto. Para ello, se necesita una nueva práctica que promueva una transición social que reclame la reconcepción de los estilos de vida urbanos, con el objetivo de diseñar espacios más sociables y participativos en armonía con el medio natural. Es decir, potenciar un ‘localismo cosmopolita’ (Enlace 4), un estilo de vida regional y local, pero globalmente consciente del papel del intercambio de información y la tecnología.

En la estructura de esta nueva práctica, también es fundamental comprender qué subyace al concepto de cambio. El diseño de soluciones para el cambio social siempre dependerá de nuestra capacidad para cambiar nuestras ideas sobre el cambio en sí: cómo se manifiesta y cómo se puede iniciar y dirigir. Este conocimiento conducirá a los diseñadores de la transición hacia un nuevo pensamiento basado en la sabiduría de los lugares, que, a su vez, conducirá a cambios de mentalidad y postura. Todo esto dará lugar a nuevas formas de diseñar comunidades sostenibles y resilientes.

En resumen, los diseñadores de transición para actuar como activistas del cambio tendrán que implementar nuevos enfoques para la resolución de problemas, basados ​​en una comprensión profunda de la dinámica de transformación dentro de los complejos sistemas sociales y naturales a nivel local.

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *