Diputado peruano retrocede, minimiza presidente





La vicepresidenta peruana, Mercedes Araóz, restó importancia a su juramento el martes después de que el Congreso, ya disuelto legalmente, aprobara la suspensión del presidente Martín Vizcarra.





Ella le dijo a la BBC que era "solo un acto político".

"Lo que he tratado de decir es que podemos resolver nuestras diferencias a trav√©s del di√°logo", dijo Ara√≥z, quien no se ha desempe√Īado como presidente ni ha designado ministros.

El lunes (30), Vizcarra ejerció una de las prerrogativas constitucionales presidenciales y disolvió el Congreso después de que los parlamentarios se negaron a suspender el controvertido nombramiento de nuevos miembros para el Tribunal Constitucional.

En respuesta, 86 de los 130 parlamentarios celebraron una sesión en la que aprobaron la expulsión temporal de Vizcarra por "discapacidad moral". Luego nombraron a Aráoz como presidente interino.

Argumentó que la crisis debería ser resuelta por la Corte Constitucional, equivalente a la Corte Suprema de Brasil.

"El punto es que el asunto debe remitirse al Tribunal Constitucional, y cualquiera que sea el resultado del juicio, lo respetaremos".





El estancamiento entre el Congreso y el Ejecutivo ha sumido al Per√ļ en otra crisis institucional. Por un lado, el presidente argumenta que la constituci√≥n ofrece la garant√≠a de disolver el Congreso despu√©s del rechazo de dos mociones de confianza.

La primera vez habr√≠a tenido lugar en 2017, a√ļn con Pedro Pablo Kuczynski (PPK), de quien Vizcarra era diputado, en la Presidencia. La segunda vez habr√≠a sido ahora, cuando los congresistas optaron por nombrar magistrados en lugar de considerar la solicitud de reformar las reglas de referencia.

Por otro lado, la oposici√≥n dice que es un golpe de estado porque no hubo un voto expl√≠cito para negar la moci√≥n de confianza. Los fujimoristas a√ļn sostienen que, como la primera moci√≥n lleg√≥ bajo otro presidente, la decisi√≥n no deber√≠a incluirse en la suma.

Despu√©s del juramento legalmente vac√≠o de Ara√≥z, Vizcarra ignor√≥ a su antiguo socio pol√≠tico y no abandon√≥ el palacio de gobierno. M√°s tarde, el lunes por la noche, las Fuerzas Armadas y la Polic√≠a Nacional del Per√ļ se reunieron con el presidente y emitieron declaraciones en apoyo de √©l.

"El jefe del comando conjunto de las Fuerzas Armadas y los comandantes generales del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea y la Policía Nacional reafirman su pleno apoyo al orden constitucional y al presidente Martín Vizcarra como jefe supremo de la nación".

A la ma√Īana siguiente, los legisladores intentaron sin √©xito ingresar al Congreso, cerraron el lunes por la noche y rodeados de polic√≠as antidisturbios. Solo cerca de 20 legisladores han estado enclaustrados en el edificio desde el lunes por la noche.

"El Congreso se ha convertido en un funeral de democracia", dijo el parlamentario opositor Salvador Heresi. "Este es un golpe de estado".

El politólogo Steven Levitsky, autor de Cómo mueren las democracias y profesor de Harvard, rechaza el uso del término "golpe" para referirse a la decisión de Vizcarra.

Para √©l, un experto en Am√©rica Latina, lo que sucede no tiene relaci√≥n con el colapso democr√°tico realizado por Alberto Fujimori el 5 de abril de 1992, la √ļltima vez que se disolvi√≥ el Congreso peruano.

“El cierre del Congreso (por parte de Fujimori) fue el primer paso para acumular poder, hostigar a los opositores, arrestar a los periodistas y comenzar un gobierno autoritario. Vizcarra ha hecho lo contrario, realmente quiere dejar el poder ", dice.

El fiscal general peruano Walter Gutiérrez no está de acuerdo. Dijo el martes que la disolución del Parlamento no cumplía las condiciones establecidas en la Constitución, lo que indica que habría margen para revertir la decisión de Vizcarra en los tribunales.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, emiti√≥ un comunicado el martes por la ma√Īana en el que declara que corresponde al Tribunal Constitucional peruano dictaminar sobre "la legalidad y legitimidad de las decisiones institucionales adoptadas".

Almagro también pidió tanto al Congreso como al Ejecutivo que "hagan gestos tranquilos" y ofreció apoyo y disposición para resolver las diferencias entre poderes.

Sin embargo, entre líneas, expresó su apoyo a Vizcarra y dijo que considera "constructivo" que las elecciones se convoquen "dentro de los plazos constitucionales y que el pueblo peruano tome la decisión final".

Desde 2016, cuando el contratista brasile√Īo Odebrecht comenz√≥ a cooperar con las autoridades locales y a revelar esquemas de soborno, la pol√≠tica peruana ha estado montando una monta√Īa rusa.

Vizcarra asumi√≥ el cargo despu√©s de la renuncia en marzo de este a√Īo de PPK, elegido en 2016 por una peque√Īa diferencia de votos y que nunca obtuvo la mayor√≠a en el Congreso.

Despu√©s de que surgi√≥ su relaci√≥n con Odebrecht, renunci√≥, no sin hacer una serie de concesiones al banco Fujimorista para tratar de mantenerse en el poder. En los √ļltimos meses, Vizcarra ha intentado aprobar una agenda anticorrupci√≥n, pero se ha enfrentado varias veces con opositores de la C√°mara.

El enfrentamiento entre las dos potencias alcanzó su punto máximo el lunes cuando Gonzalo Ortiz de Zevallos, primo del presidente del Congreso, fue nombrado juez del Tribunal Constitucional peruano.

Su nombre es el primero en una lista de seis candidatos respaldados por la oposici√≥n que se unen a la corte peruana, algunos de los cuales est√°n acusados ‚Äč‚Äčde tener v√≠nculos con jueces que han aceptado sobornos.

Vizcarra ha intentado en los √ļltimos d√≠as que el Congreso le d√© permiso para cambiar las reglas que rigen la elecci√≥n de los magistrados en un intento por evitar que el cuerpo sea dominado por miembros del fujimorismo.

El caso contra el líder opositor Keiko Fujimori, hija del ex dictador peruano, será juzgado por el Tribunal Constitucional en los próximos meses, así como por otros políticos peruanos.

Ante la insistencia de los parlamentarios para continuar con las nominaciones, Vizcarra disolvi√≥ el Congreso y convoc√≥ a nuevas elecciones. Con la disoluci√≥n de la legislatura, los parlamentarios perder√°n el derecho a un foro privilegiado el pr√≥ximo mes. Dos de ellos ya habr√≠an abandonado el pa√≠s, seg√ļn la prensa local.

La propuesta de nuevas elecciones desagrada principalmente a los parlamentarios de la oposici√≥n, ya que arriesgar√≠an la mayor√≠a que tienen en el Congreso en un momento de descr√©dito popular, como se√Īalan las encuestas.


Comprende la crisis

Como empezó
La oposici√≥n fujimorista es mayoritaria en la Legislatura peruana y se estaba articulando para nombrar a 6 nuevos miembros de los 7 esca√Īos del Tribunal Constitucional (TC). El presidente anunci√≥ que disolver√≠a el Congreso si se le negaba un voto de confianza para reformar el nombramiento, lo cual fue ignorado por los parlamentarios. Como la sesi√≥n estuvo marcada por la confusi√≥n, solo se nombr√≥ un magistrado.

¬ŅQu√© es la corte? Constitucional?

Es el m√°ximo √≥rgano de interpretaci√≥n y control de la Constituci√≥n peruana. Es equivalente a la Corte Suprema de Brasil (STF). Es la √ļltima y √ļltima instancia del poder judicial. Difiere del Tribunal Supremo, un tribunal superior en el que se juzgan las apelaciones de otros tribunales del pa√≠s, que en Brasil ser√≠a una especie de STJ.

¬ŅPor qu√© tantos ojos se vuelven hacia el Tribunal Constitucional?

El fujimorismo est√° dirigido por Keiko Fujimori, un preso en prisi√≥n preventiva acusado de recibir sobornos de Odebrecht. En septiembre de este a√Īo, la Corte Suprema orden√≥ a Keiko que cumpliera los 18 meses de prisi√≥n, pero su defensa anunci√≥ que recurrir√≠a al TC. Su padre, el ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000), tambi√©n est√° esperando una decisi√≥n del TC para una apelaci√≥n que exija su libertad.

¬ŅEs la disoluci√≥n constitucional?
Seg√ļn la ley peruana, el presidente puede disolver el Congreso si la legislatura vence dos mociones de confianza. Vizcarra interpret√≥ que cuando los congresistas optaron por nombrar magistrados, su solicitud no tuvo prioridad, y por lo tanto la segunda derrota de su gobierno se concret√≥: la primera fue en 2017, antes de que Pedro Pablo Kuczynski renunciara. Como no hubo un voto expl√≠cito para rechazar la moci√≥n de confianza, la oposici√≥n dice que es un golpe de estado.

Que pasa ahora
Si la disoluci√≥n del Congreso no se revierte por decisi√≥n judicial, la Constituci√≥n prev√© nuevas elecciones dentro de los 4 meses. La oposici√≥n respondi√≥ aprobando la suspensi√≥n temporal de Vizcarra y nombrando al vicepresidente peruano Mercedes Ar√°oz como presidente interino. Como el Congreso ya se disolvi√≥, el movimiento, en teor√≠a, no tiene ning√ļn efecto legal.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *