Diario de confinamiento: & # 039; Separados por confinamiento, las parejas hacen una cita en el supermercado & # 039;





Día 22: sábado 4 de abril. Escena: tomando selfies en pijama.





(Lo sé, lo sé, esta es la 4.807ª vez que has visto ese título por ahí. Pero, es irresistible).

El Pa√≠s publica un art√≠culo sobre parejas separadas por la corona que aceptan reunirse ¬ęcasualmente¬Ľ en el supermercado.

La estrategia es limitada (si su mitad de la naranja no vive en el vecindario, quiero decir) y controvertida. ¬ęEn tu casa est√°s en tu casa, pero en la calle, ya no eres libre¬Ľ, filosofa un entrevistado.

Un cajero de supermercado se queja de que tiene que expulsar a las parejas j√≥venes del establecimiento. El supermercado es la nueva discoteca, el √ļltimo baluarte, no s√©, soy viejo. Espera, voy al mercado.

Regres√© Sobre este nuevo problema de los tiempos del virus, un polic√≠a reflexiona: ¬ęNo s√© si ser√≠a sancionable¬Ľ. Despu√©s de todo, salir a comprar todav√≠a puede. Y estar acompa√Īado a√ļn no est√° bien. Y besos … besos en p√ļblico ¬Ņpuedes?

Para coronar el Desafío confinado, los solteros y las parejas separadas por aislamiento social (¡yo! Y Antonio Banderas, que tiene una novia confinada en Suiza) tiene que dormir con la almohada. Abrazado, no, ese abrazo no puede.





O, por supuesto, ingrese Tinder / Grindr / FinderDeAmorNosTemposDoVirus (singles, singles). Tinder registr√≥ un aumento del 25% en el volumen de conversaciones durante el confinamiento en Italia y Espa√Īa.

Todas estas aplicaciones han aflojado sus perlas, en la l√≠nea de ¬ęaislar no es desconectar¬Ľ. Las coincidencias de yesca reciben recomendaciones de la OMS para evitar el contagio, que incluye tomar gel de alcohol para las reuniones (suena extra√Īamente er√≥tico, pero no).

Meetic, una popular plataforma de citas en Europa, present√≥ el complicado t√©rmino ¬ęcitas lentas¬Ľ. Y tambi√©n el podcast Amor e Quarentena, con consejos para la fauna emotic√≥n-sexualmente activa, emparejada o no.

Despu√©s de las citas r√°pidas que estaban de moda aqu√≠ en Espa√Īa para conocer a muchas personas a la vez, ahora tenemos tiempo. Mucho tiempo.

He conocido personas con dificultades para manejar tantos coronamatches y fechas futuras. Entre los perfiles, algunas excepciones invitan a una fuga ¬ęprohibida¬Ľ.

Al otro lado del espectro del amor, conozco parejas que est√°n pasando por el encierro juntas. Y algunos que rompieron. Y contin√ļan viviendo juntos. Hasta el final del encierro los separa.

De una videollamada a una videollamada con los dignos, estoy tarareando m√ļsicas personales, recuperadas de manuscritos de una √©poca lejana, cuando caminamos tomados del brazo por la calle:

¬ęEstoy solo

todos estamos en el seguro del auto

esperando a las enredaderas en el cielo

caer sobre nuestros cuerpos ¬ę.

(¬ęA Casa¬Ľ – cantando al ritmo de marchinha)

Aqu√≠ se pueden escuchar ¬ęCanciones para cuarentenas¬Ľ.


Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *