'Día del boxeo'





El 26 de diciembre, festivo en Inglaterra, Gales e Irlanda desde 1871, y ahora también en Escocia, es el día de la limosna, lo llamaríamos nosotros. En cuanto a su origen, las opiniones están divididas. O se remonta a la Edad Media, al día de San Esteban (San Esteban no me repugna, aunque va contra las reglas), ese día en el que se celebraba la memoria del primer mártir cristiano de la Antigüedad, Esteban, o era el “día de las cajas”, ya sea de cajas colocadas fuera de las iglesias victorianas para dejar limosna a los pobres, o de cajas hechas en casa, en esta festividad, para los familiares pobres que contienen restos del pavo del día 25 y dulces. , además de algo de ropa y posiblemente un sobre con dinero.





Los sirvientes de estas casas ricas llevaron estos “regalos” en mano y en el frío a las casas de sus primos pobres, que quedaron atrás. muy reconocido. Por otra parte, el empleadostrabajadores de oficina (v. Charles Dickens, Un villancico), a menudo no tenían permiso de sus jefes para celebrar el día de Navidad y, por lo tanto, como el Boxing Day era un feriado oficial por Gracia de Su Majestad, podían quedarse, en esta temporada, con su familia por un día, para además a los domingos. ¡Y viva la Democracia más antigua del Mundo! Ah, y si el día 26 cayera en domingo, el feriado se trasladaría al lunes. Dios salve a la reina Victoria y a ella ¡Sucesores!

Todavía en los años 70 en Portugal, ya después del 25 de abril, escuché en Lisboa a una madre, refiriéndose a una hija que trabajaba en las oficinas de una gran y conocida empresa, decir: “el jefe de mi hija le dio el sábado tarde y Ahora parece que va a aguantar todo el sábado, ¡es muy buena persona!”.

Mi abuelo estaba ante todo a favor de una reforma de la mentalidad. Él (Raúl Proença) se dio cuenta de que los cambios de gobierno intercambiaban hombres con los mismos defectos en nombre de ideales diferentes, pero sabía que los ideales requieren primero una lucha contra los defectos. Su filosofía idealista para una democracia ilustrada lo llevó al exilio en 1927 con su familia y luego a la enfermedad. Una democracia ilustrada y no un gobierno depurador en nombre de los defectos ajenos, presentando un programa sebastianista con presagio de dictadura o su prima, en unión con los frentes francés, italiano o de donde vengan.

Es muy difícil hacer un cambio a mejor teniendo en cuenta lo que hemos presentado porque, de hecho, es necesaria una reforma de mentalidades y de mentalidades. Hablando de enseñanza, no la proporciona. Curiosamente, los programas escolares anteriores al 25 de abril, ya mencionados hoy aquí, tenían una dualidad sin duda intencionada pues buscaban establecer una profunda división cultural entre dos estratos sociales.

Desde la escuela primaria, por ser oficialmente universal, en la que los programas eran nacionalistas y ridículos, dirigidos a las clases más pobres, que los tomaban como dogmas, hasta los programas de secundaria y universitarios, más universalistas y abiertos de horizontes, esta dualidad permitió Los niños de las clases más educadas, ya porque tenían la herramienta, criticaban el régimen en el que vivían.

Llegando al día de hoy, y no sólo en Portugal sino en el mundo occidental, lo que se nos da a conocer desde dentro, objeto de nuestro estudio, vemos que cambiar para mejor es realmente difícil, si no, lamentablemente, imposible. porque los programas académicos ahora no aceptan críticas, son amorfos, exaltan las palomitas de maíz, las películas de muñecos y las armas de defensa (¿de ataque?), estudios orientados a las tecnologías de la información, la ingeniería mecánica y todo aquello en lo que el sentido crítico está ausente.





Dicho esto, vemos que también existe una dialéctica, lo cual no sorprende, entre las dictaduras y su autodestrucción a través de la dicotomía nacionalismo/universalismo y regímenes amorfos, que no son más que poder total sobre las conciencias.

Teóricamente, lo que significa que con todas las posibilidades virtuales, un mundo mejor es posible. Para ello es necesario saber hablar, es decir, conocer el contenido de las palabras y salir del amorfismo recuperando la conciencia.

El autor escribe según la ortografía antigua.

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *