Después de ser atacada con golpes, negra es acusada de crimen contra su agresor en EEUU





En una noche en que alguien sacó el arma, los golpes fueron dados y los cristales de coches terminaron rotos, transformando a Dallas en el nuevo punto focal de controversia sobre la justicia criminal y las relaciones raciales en los Estados Unidos, todo comenzó por una pelea de tránsito.





L'Daijohnique Lee estaba caminando con su coche por contra de una calle de una sola mano en el barrio de Deep Ellum, Dallas, el 21 de marzo, para dejar un amigo, ella dijo. Austin Shuffield, 30, estaba tratando de salir con su coche de un estacionamiento. El hombre intentó fotografiar la placa del coche de Lee. Esta amenazó con usar su spray de pimienta contra él, si no se alejara, reportó la TV WFAA, citando como fuente un testimonio a la policía.

Un v√≠deo grabado por un transe√ļnte registra lo que sucedi√≥ a continuaci√≥n. Shuffield, que es blanco, sac√≥ de la pistola que llevaba en la funda y camin√≥ hacia la Lee, 24, que es negra. Ella tom√≥ el tel√©fono para llamar a la polic√≠a. Shuffield derrib√≥ el tel√©fono de Lee en el suelo, y ella retuvo con un pu√Īetazo. A continuaci√≥n, √©l sac√≥ al menos cinco golpes en la cabeza de Lee, haci√©ndola tambalear. Despu√©s, pate√≥ su m√≥vil lejos.

El video pronto ganó espacio en los medios sociales, y resultó en llamados por arrestos y acusaciones. "Todo lo que pude hacer fue tratar de protegerme, se quedó literalmente parado allí y me golpeó como un hombre", dijo Lee a la WFAA luego del incidente, que causó un día de protesta en Dallas.

La polic√≠a investig√≥ el incidente m√°s a fondo y Lee, la v√≠ctima de la agresi√≥n, fue acusada el martes por da√Īos materiales criminales, por haber supuestamente roto los cristales del coche de Shuffield tras el incidente. Esto despert√≥ cuestiones: ¬Ņes apropiado que la v√≠ctima de una agresi√≥n sea objeto de una acusaci√≥n criminal?

"Ella se qued√≥ obviamente sacudida", dijo S. Le Merritt, el abogado de Lee. "Estas cosas no se pueden considerar fuera del contexto." √Čl critic√≥ a las autoridades por lanzar una acusaci√≥n criminal contra Lee antes de hacerlo con respecto a Shuffield.

En el caso de Shuffield, la fiscal√≠a de la justicia del condado de Dallas s√≥lo encamin√≥ una posible acusaci√≥n criminal a un jurado de instrucci√≥n. √Čl no fue acusado formalmente de ning√ļn crimen.





"Entendemos que la gente está enojada", dijo Thomas Castro, vice-jefe de la policía de Dallas, en una rueda de prensa el martes (2).

"No es intención del Departamento de Policía de Dallas tomar partido en la disputa. Simplemente disponíamos de informaciones que resultaron en una clasificación de delito criminal."

La polic√≠a inicialmente acus√≥ a Shuffield de embriaguez en p√ļblico, interferencia con una llamada de emergencia y agresi√≥n -que son delitos y no cr√≠menes.

Pero despu√©s de las protestas p√ļblicas, una acusaci√≥n adicional de porte ilegal de armas fue a√Īadida el 28 de marzo -m√°s de un delito, de acuerdo con la sargento Nicole Watson, portavoz de la polic√≠a de la ciudad. La recomendaci√≥n sobre una posible acusaci√≥n por asalto a mano armada con un arma letal fue hecha el mismo d√≠a.

J.R. Cook, uno de los abogados de Shuffield, se negó a comentar. Shuffield dijo a un detective días después del incidente que temía por su vida, después de que Lee supuestamente amenazó con pedir a amigos que lo mataran, informó la WFAA.

El diario Dallas Morning News informó que una protesta fue marcada ante el ayuntamiento, después de que la noticia de la acusación criminal de Lee circuló.

En la rueda de prensa del martes, Castro fue preguntado por un reportero si era com√ļn que las v√≠ctimas de un crimen fueran m√°s tarde acusadas de lo ocurrido despu√©s del crimen.

√Čl desvi√≥ la mirada y respondi√≥ que "cada caso es √ļnico, cada caso tiene sus circunstancias."

Otro reportero leía en voz alta un tuíte de Merritt, que afirmaba: "Una mujer negra, sola en un estacionamiento oscuro, es seguida, acosada y agredida por un hombre blanco, apunta un arma contra ella, derriba su móvil cuando ella intenta pedir y la policía de Dallas acaba de encontrar un modo de acusar a la MUJER de un crimen ".

Castro volvió a desviar la mirada. "Queremos proteger a todos nuestros ciudadanos", dijo. "Comprendemos que eso no va a contentar a todo el mundo."

Traducción de Pablo Migliacci

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *