Después de las lágrimas de cocodrilo de los gobiernos, la infancia destrozada





¬°Qu√© maldita paradoja! El aire en Lisboa y ciertamente en todas las ciudades de Europa es m√°s puro y el cielo es m√°s azul. Pero este aire tambi√©n es impuro, est√° envenenado y mata indiscriminadamente. Los cient√≠ficos dicen que los virus no son seres vivos porque no tienen estructura celular. Pero all√≠ ¬ęviven¬Ľ, no hay duda y solo tienen un objetivo en la ¬ęvida¬Ľ. Como todos los organismos verdaderamente vivos: solo quieren reproducirse. El problema es que es a expensas de nuestros pulmones.





Han existido durante millones de a√Īos, los animales y los humanos siempre han vivido con ellos. Las epidemias virales nunca nos han abandonado y nunca nos abandonar√°n. Algunos son necesarios para la vida humana y animal y colaboran con bacterias, de las cuales son cien veces m√°s peque√Īas. Pero el virus es insidioso y sobrio. Incluso las bacterias se infectan.

Conociendo su peligro extremo, prevalencia y ocurrencia permanente, es sorprendente que las autoridades de salud de la mayoría de los estados del mundo no hayan recordado poner sus servicios de salud nacionales, cuando existen, en un estado permanente de preparación para enfrentar epidemias virales. Como alguien que tiene un extintor siempre a mano.

Los gobiernos de todo el mundo han sido advertidos. En un art√≠culo titulado ¬ęUn cataclismo predicho¬Ľ, Juan Luis Cebrian escribe en El Pa√≠s ayer que en septiembre de 2019 un informe de la ONU y el Banco Mundial advirti√≥ sobre el grave peligro de una pandemia similar a la ¬ęgripe espa√Īola¬Ľ, que en 1918 mataron a unos 50 millones de personas en todo el mundo (incluido el abuelo paterno de Donald Trump, un inmigrante alem√°n en los EE. UU.).

El ponente, Gru Harlem Bruntland, ex primer ministro de Noruega, advirtió que el mundo está mal evitado ante una pandemia aérea. Cebrian escribe que los gobiernos ahora lloran lágrimas de cocodrilo cuando dicen que uno no podría imaginar tal cosa.

La idea de que los gobiernos eran pasivos est√° tomando forma, particularmente entre los j√≥venes. Hay informes de j√≥venes que acusan a sus padres de no haber evitado el inicio de la pandemia y de no actuar de manera preventiva. Creo que tienen razon. No estamos preparados mentalmente para admitir el peligro de la cosa porque nos obliga a cambiar los h√°bitos: los peque√Īos y grandes placeres de los h√°bitos urbanos y sociales son nuestras fortalezas y debilidades, y toda la praxis del Estado y la vida econ√≥mica.

Casi todo el mundo ha verificado que los hospitales no estaban, y no est√°n, preparados para actuar sin estr√©s cuando la transmisi√≥n se vuelve epid√©mica y llega a un gran n√ļmero de personas de manera r√°pida y simult√°nea. Peor a√ļn, adem√°s de algunos l√≠deres y epidemi√≥logos orientales, muchos funcionarios del gobierno negaron en los primeros momentos cruciales, mientras que otros, a nivel local o provincial, entendieron mejor el peligro y actuaron. Este art√≠culo del New York Times explica lo que sucedi√≥ en Italia y extrae lecciones para el mundo.





Nadie tiene una cifra precisa sobre el n√ļmero de v√≠ctimas que podr√≠an resultar de la pandemia actual. Ni los matem√°ticos, ni los bi√≥logos, ni los epidemi√≥logos lo saben. Ni cuando termine, ni cu√°ndo podr√° regresar, siendo probable que regrese despu√©s de haber sido aparentemente derrotado en los pa√≠ses llamados ¬ędesarrollados¬Ľ, despu√©s de atacar a los llamados pa√≠ses ¬ęemergentes¬Ľ. Algunos tienen al menos 48 meses de epidemia, con altibajos.

Todos los a√Īos hay una ¬ętemporada de gripe¬Ľ. Y para estos somos relativamente conscientes y muchos ya est√°n preparados para enfrentarlos. Sin embargo, miles de portugueses mueren cada a√Īo como resultado de la gripe. Adem√°s de estos, es incre√≠ble cu√°ntas personas mueren de resfriado debido a la gripe porque no tienen dinero para mantenerse calientes. El estado deber√≠a subsidiar el calentamiento de estas personas.

Existe una entidad llamada Programa Nacional de Vigilancia de la Influenza, que depende del Ministerio de Salud, pero, a mi parecer, no act√ļa de manera preventiva. Simplemente informa de manera reactiva con estudios sobre lo que sucedi√≥.

Cada a√Īo, m√°s de tres mil portugueses mueren a causa de la llamada gripe com√ļn y resfriado. En la temporada 2017/2018, 3.700 portugueses murieron y en la temporada 2018/2019, 3.331 murieron. Un n√ļmero brutal, personas de todas las edades que pasan desapercibidas para la opini√≥n p√ļblica. Existe un programa de vacunaci√≥n, pero no siempre es completamente efectivo como resultado de las variaciones gen√©ticas de los virus y la aparici√≥n de nuevos virus, qui√©n sabe d√≥nde.

En el futuro, en mi opinión, extrayendo lecciones de la experiencia italiana, además del gobierno central, los municipios deberían estar a la vanguardia de la lucha contra los virus. Conocen los recursos locales y las personas mejor que nadie. Deben estar debidamente capacitados para que ocurran de manera rápida y eficiente con medidas iniciales de contención local para prevenir la propagación de brotes virales.

Lo que realmente me preocupa y me entristece más son los escolares. E-Learning es una solución que se ha probado y probado con eficiencia en la educación superior, anteriormente sin video, ahora con video de maestros y estudiantes. A veces, un maestro o asesor no es prescindible, aunque ya existen sistemas que funcionan exclusivamente con inteligencia artificial.

La secundaria es m√°s complicada. El maestro y el maestro son insustituibles. Las m√°quinas pueden y deben ayudar a completar la ense√Īanza en la escuela, pero nada, incluso nada, reemplaza a la escuela: maestros, amigos, colegas, el lugar, la rutina, los deberes, el patio de recreo, el sentimiento de pertenencia, el abrazo: como elemento fundamental del desarrollo de la personalidad, la adquisici√≥n de conocimientos, las amistades y el aprendizaje de la vida.

En ausencia de clases, los maestros enfrentarán un desafío personal, a menudo doloroso, que es la imposibilidad de ver, abrazar y disciplinar a sus alumnos. Los estudiantes también se enfrentarán a un entorno escolar casi nuevo, basado en Internet, un medio utilizado hasta ahora para jugar, que impone un estilo diferente de disciplina que es difícil de poner en práctica y cuya ejecución rutinaria es responsabilidad permanente de padres e hijos. , exigiendo un gran esfuerzo, sacrificio, persistencia, resistencia, tiempo, paciencia, solidaridad y paz conyugal.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *