Despu√©s de diez a√Īos, Assad y la impunidad son los ¬ęvencedores¬Ľ en la guerra siria





Diez a√Īos, alrededor de 350.000 muertos y m√°s de 6 millones de refugiados despu√©s, el dictador Bashar al-Assad est√° ganando la guerra en Siria, y tambi√©n la impunidad. Hasta la fecha, solo una persona, un funcionario de bajo rango del r√©gimen sirio, ha sido condenado por cr√≠menes de lesa humanidad, a pesar de la amplia documentaci√≥n de las atrocidades cometidas por todas las partes del conflicto.





Assad desafió todas las predicciones de que caería en unos meses y permanecería en el poder. Sin embargo, no quedaba mucho de Siria para que gobernara el dictador. Controla solo el 60% del país, mientras que los kurdos dominan otro 25% del territorio en el noreste, incluidos valiosos campos petroleros; finalmente, los grupos extremistas de la oposición ocupan zonas populosas en el oeste y el sur.

Las fuerzas militares de cinco naciones todavía están en Siria sumidas en la crisis financiera más profunda desde el comienzo de la guerra, con el 80% de la población por debajo del umbral de la pobreza. En medio de este escenario, el grupo terrorista ISIS resurge en el noreste del país.

La estancia de Assad sin una transición política significa más sufrimiento. La mayoría de los más de 6,6 millones de refugiados sirios temen regresar al país por temor a represalias. Las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea han agravado la crisis económica y la reconstrucción del país está estancada.

Seg√ļn el secretario general de la ONU, Ant√≥nio Guterres, Siria es una pesadilla donde la mitad de los ni√Īos del pa√≠s nunca han vivido un d√≠a sin guerra y el 60% de los sirios corren el riesgo de morir de hambre.

La guerra, que comenz√≥ en 2011 como una revoluci√≥n democr√°tica, con multitudes de hombres, mujeres y ni√Īos confiados en derrocar al dictador y refundar el pa√≠s, se ha convertido en un conflicto sin resolver con Rusia e Ir√°n con Assad y Turqu√≠a, Estados Unidos. y otros pa√≠ses Golfo con oposici√≥n fragmentada.

El alto el fuego en Idlib, promulgado en marzo del a√Īo pasado y renovado en febrero, condujo a una reducci√≥n en el n√ļmero de muertos por el conflicto, ¬ępero la guerra est√° lejos de terminar¬Ľ, dijo a la hoja Paulo S√©rgio Pinheiro, presidente de la Comisi√≥n Internacional de Investigaci√≥n sobre Siria de la ONU. ¬ęSeguimos viendo violaciones de derechos y cr√≠menes de lesa humanidad¬Ľ.





Adem√°s de los cientos de miles asesinados durante diez a√Īos de conflicto, decenas de miles de sirios siguen desaparecidos, mientras que decenas de miles m√°s han sido detenidos y asesinados, torturados o violados mientras estaban en prisi√≥n, seg√ļn el √ļltimo informe de la ONU.

Muchos de los desaparecidos se encuentran en prisiones del régimen, pero yihadistas, kurdos y opositores también han realizado detenciones arbitrarias. El Estado Islámico asesinó sistemáticamente a los yazidíes y las mujeres de la minoría religiosa se convirtieron en esclavas sexuales.

En una reuni√≥n privada en enero con periodistas alineados con el gobierno, seg√ļn un informe del New York Times, se le pregunt√≥ a Assad sobre la actual crisis econ√≥mica. Respondi√≥ s√≥lo ¬ęlo s√©, lo s√©¬Ľ y no tom√≥ ninguna medida para hacer frente a la recesi√≥n, limit√°ndose a sugerir que los canales de televisi√≥n cancelen sus programas de cocina para no provocar a los sirios con im√°genes de comida.

La crisis econ√≥mica se ve agravada por las sanciones estadounidenses y europeas. En 2019, Estados Unidos impuso castigos a√ļn m√°s severos, restringiendo las transacciones en moneda extranjera. La medida termin√≥ enviando remesas de refugiados sirios, una importante fuente de fondos para los familiares dentro del pa√≠s.

Las sanciones profundizaron la pobreza y no generaron suficiente presi√≥n pol√≠tica para cambiar el comportamiento del r√©gimen, adem√°s de dificultar el ingreso de la ayuda humanitaria. M√°s de la mitad de la poblaci√≥n que ten√≠a Siria antes de la guerra, de 22 millones de personas, tuvo que abandonar sus hogares. Si el conflicto y el deterioro econ√≥mico contin√ļan al mismo ritmo, el pa√≠s podr√≠a generar otros 6 millones de refugiados y desplazados internos en la pr√≥xima d√©cada, proyecta el Consejo Noruego para los Refugiados.

Otra situaci√≥n lejos de resolverse es la de los kurdos, quienes, con el apoyo de Estados Unidos, derrotaron al Estado Isl√°mico en el norte del pa√≠s y llegaron a controlar gran parte de la regi√≥n. Sin embargo, a principios de 2018, fueron expulsados ‚Äč‚Äčde Afrin por el ej√©rcito turco y las fuerzas respaldadas por Ankara que se opon√≠an al r√©gimen.

En octubre de 2019, después de que el expresidente Donald Trump redujera la presencia militar estadounidense en Siria y diera autorización tácita a Turquía para ingresar al país, los kurdos perdieron más territorio.

Aunque representan el 10% de la poblaci√≥n siria y controlan el 25% del territorio, han sido excluidos de las negociaciones por parte del Comit√© Constitucional sirio, que re√ļne a representantes del r√©gimen y la oposici√≥n y ha estado negociando la redacci√≥n de una nueva constituci√≥n en 2019. . La esperanza de los kurdos es que ahora, bajo el dem√≥crata Joe Biden, Estados Unidos mantenga o aumente su presencia militar en Siria e invierta en esfuerzos diplom√°ticos para resolver el conflicto con Turqu√≠a.

El Estado Isl√°mico, a su vez, fue pr√°cticamente erradicado del pa√≠s en 2019, poniendo fin a un califato que alguna vez fue del tama√Īo de Portugal. Sin embargo, con la retirada de un gran n√ļmero de tropas estadounidenses de la regi√≥n y el cambio de enfoque de los kurdos, que ahora necesitan luchar contra las fuerzas turcas en la frontera, los extremistas isl√°micos han recuperado terreno.

Assad ha controlado Siria desde 2000 y se espera que se postule para un cuarto mandato de siete a√Īos en las elecciones de abril. En 2014, gan√≥ con casi el 90% de los votos, lo que gener√≥ sospechas sobre la fluidez de las elecciones: los sirios en las regiones opuestas al dictador no pudieron votar.

Los esfuerzos de la ONU para negociar el fin del conflicto y adoptar resoluciones contra Assad han sido bloqueados por China y Rusia en el Consejo de Seguridad. Los dos países también bloquearon cualquier posibilidad de juzgar las atrocidades de la guerra civil en la Corte Penal Internacional (CPI). Frente a la impunidad, algunos países procesan por separado a los criminales de guerra sirios que ingresaron a Europa como refugiados.

Francia y Alemania aceptan el principio de que los tribunales locales pueden juzgar a personas acusadas de cr√≠menes atroces cometidos en cualquier parte del mundo. A finales de febrero, un tribunal alem√°n conden√≥ a un ex miembro de las fuerzas de seguridad de Assad a cuatro a√Īos y medio de prisi√≥n por ser c√≥mplice de la tortura de civiles. Fue el primer veredicto de cr√≠menes de lesa humanidad relacionados con la guerra de Siria.

Para Pinheiro, de la Comisi√≥n Internacional de Investigaci√≥n sobre Siria, deber√≠a haber un proceso en la CPI o acciones del Consejo de Seguridad de la ONU. ¬ęPero nada de esto sucedi√≥. Como siempre, los intereses de la poblaci√≥n siria no se tienen en cuenta¬Ľ.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *