Despedido y acusado de robo por dar excedentes de dosis de vacuna para evitar que se desperdicien





Un médico de Houston, Texas, se encontró con diez vacunas que quedaron después de un día de vacunación y cuya fecha de vencimiento expiraba en seis horas. Decidió inocular a diez personas con criterios para recibir la vacuna, incluida la mujer, que padece una enfermedad pulmonar. Pero fue despedido y acusado de robo.





El caso se remonta al 29 de diciembre. Hasan Gokal, un m√©dico de 48 a√Īos, supervis√≥ la vacunaci√≥n contra el covid-19 en un estacionamiento de Humble en las afueras de Houston, dirigida a profesionales de la salud. Hubo poca publicidad y la adherencia fue baja: solo se administraron 250 dosis. A las 18.45 horas, cuando cerraba el servicio, lleg√≥ una persona y fue vacunada. Pero administrar esa dosis activ√≥ la fecha de caducidad del frasco y despu√©s de seis horas quedar√≠a inutilizable. Los aproximadamente 20 profesionales de la salud que estaban trabajando en el lugar ya hab√≠an sido vacunados o no quer√≠an estar, los param√©dicos se hab√≠an ido y de los dos polic√≠as presentes, uno ya hab√≠a sido vacunado y el otro rechaz√≥ la vacuna.

Con diez tiros m√°s, que se desperdiciar√≠an seis horas despu√©s, ¬Ņqu√© hacer? Hasan Gokal record√≥ las recomendaciones y recomendaciones recibidas en una sesi√≥n de formaci√≥n sobre la administraci√≥n de la vacuna Moderna, el 22 de diciembre: primero, a profesionales de la salud y residentes de hogares de ancianos y, segundo, a los mayores de 35 a√Īos y una enfermedad que aumenta el riesgo de caso severo de covid-19. Luego, el mensaje fue: ¬ęD√©le a la gente la vacuna. No queremos perder una dosis. Punto¬Ľ, dice el m√©dico, hablando con The New York Times.

Siguiendo esta gu√≠a, se puso en contacto con el jefe del Departamento de Salud P√ļblica del Condado de Harris y le revel√≥ su idea de poder aprovechar las dosis restantes. Al otro lado escuch√≥ una respuesta afirmativa: ¬ęok¬Ľ. Luego inici√≥ una ¬ęmarat√≥n¬Ľ de llamadas telef√≥nicas a trav√©s de sus contactos para encontrar personas elegibles para vacunarse. Cuando lleg√≥ a su casa, en Sugar Land, ya ten√≠a una mujer de alrededor de 60 a√Īos con enfermedad card√≠aca y otra mujer con m√°s de 70 y varios problemas de salud.

De vuelta en su autom√≥vil, fue a una casa donde hab√≠a cuatro personas elegibles para la vacunaci√≥n: un hombre de 60 a√Īos con problemas de salud, su madre de unos 90 a√Īos postrada en cama, su suegra mayor de 80 a√Īos y con demencia y la mujer, cuidadora de la madre.

Luego condujo a otra habitaci√≥n y administr√≥ la vacuna a una mujer mayor de 70 a√Īos.

Tambi√©n hizo arreglos con otras tres personas y se reuni√≥ con ellas en su casa. Se ha vacunado a una mujer mayor de 50 a√Īos, que es recepcionista en una cl√≠nica m√©dica, y una mujer mayor de 40, cuyo hijo ha estado conectado a un ventilador toda su vida. La persona que iba a recibir la √ļltima dosis restante llam√≥ para cancelar.





PUB

Pasada la medianoche, y con solo unos minutos de vigencia, Hasan Gokal opt√≥ por dar la dosis sobrante a su esposa, de 47 a√Īos, quien padece sarcoidosis pulmonar, una enfermedad inflamatoria que provoca insuficiencia respiratoria.

A la ma√Īana siguiente, present√≥ informaci√≥n sobre todas las personas vacunadas, incluida su esposa, e inform√≥ a sus superiores y colegas sobre lo que hab√≠a hecho y por qu√©.

Pero la decisión de buscar personas aptas para no desperdiciar las vacunas restantes resultó ser una pesadilla para el médico: fue despedido y acusado de robar diez dosis de vacuna contra el covid-19 por un monto total de 135 dólares (111 euros).

¬ęMi mundo se ha derrumbado¬Ľ, confes√≥ a The New York Times. ¬ęTodo se derrumb√≥ sobre ti. Dios, fue el peor momento de mi vida¬Ľ.

A fines de enero, un juez desestim√≥ la acusaci√≥n por infundada. ¬ęEs dif√≠cil entender alguna justificaci√≥n para acusar a un m√©dico bien intencionado en esta situaci√≥n de un delito¬Ľ, dijo el juez Franklin Bynum. Pero Kim Ogg, un fiscal de distrito, prometi√≥ llevar el caso a un gran jurado. Aunque los fiscales consideran que el m√©dico es un oportunista, su abogado dice que actu√≥ de manera responsable, incluso heroicamente.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *