Desayuno: ¬Ņqui√©n lo necesita?





En su d√≠a a d√≠a, la m√©dica Flavia Cicuttini, profesora de reumatolog√≠a de la Universidad Monash, en Australia, cuida a mucha gente con artrosis, problema marcado por desgaste y dolor en las articulaciones. Se sabe que el cuadro es cr√≥nico y nutre relaci√≥n √≠ntima con la ganancia de peso. Luego, evitar o eliminar los kilos m√°s es una de las medidas m√°s importantes para controlar el suplicio de las juntas. "Con el paso de los a√Īos, me impresion√≥ el n√ļmero de pacientes que buscaban ayuda para adelgazar y se les aconsejaba tomar desayuno", Cuenta Flavia. "Algunos de ellos se sent√≠an obligados a hacer esa comida, incluso sin voluntad alguna", completa. Fue ah√≠ donde surgi√≥ una pulga detr√°s de la oreja de la experta: ¬Ņel desjejo ser√≠a tan indispensable?

Seg√ļn la m√©dica, la fama de esta comida es respaldada por varios estudios observacionales, de los que siguen las personas y sus h√°bitos por un tiempo. Muchos apuntan que quien se adhiere al desayuno tiende a ser m√°s delgado. "S√≥lo que pueden existir otras diferencias entre esos individuos y aquellos que saltan la comida", reflexiona Flavia. "Tal vez ellos tienen un patr√≥n de alimentaci√≥n m√°s sano como un todo", ejemplifica.

Para sacar la historia a limpio, ella y un equipo de colegas resolvieron revisar todo lo que la ciencia dice al respecto. Y se enfocaron en las investigaciones que minimizaban el efecto de otros factores del estilo de vida en el peso Рdespués de todo, el foco era el desayuno. Llegaron a 13 estudios.

"Descubrimos que quien com√≠a por la ma√Īana sol√≠a ingerir 260 calor√≠as extras por d√≠a y ganaba, en promedio, 0,44 kilos", revela. ¬ŅY sabe que la charla de que poner algo en el est√≥mago pronto pronto acelerar√≠a el metabolismo? No encontraron vestigios de eso.

En la revisión, también faltaron pruebas de que los adeptos del desayuno se vuelven menos propensos a los episodios de gula más tarde, algo que ayudó a abrumar la reputación del desayuno y sedimentar su supuesto título de comida más importante del día.





¬ŅPor qu√© el desayuno no ser√≠a obligatorio?

Para la m√©dica australiana, el conjunto de evidencias indica que no hay por qu√© alentar a toda la poblaci√≥n, sin excepci√≥n, a incluir el desayuno en la rutina con el prop√≥sito de driblar la ganancia de peso y derrotar la obesidad. "Ahora, si el individuo le gusta este h√°bito, todo bien. "Est√° claro que algunas personas sienten necesidad de comer por la ma√Īana y otras no", afirma.

La nutricionista Pamela Vit√≥ria Salerno, colaboradora de la Asociaci√≥n Brasile√Īa de Nutrici√≥n, concuerda: "Si no hay apetito en ese momento y las dem√°s comidas son equilibradas, no tiene sentido forzar el desayuno".

Sin embargo, la profesional brasile√Īa, as√≠ como otros expertos o√≠dos para el reportaje, tienen ponderaciones en relaci√≥n a los hallazgos de la revisi√≥n. El primer punto se refiere al d√©ficit de calidad de los estudios incluidos en la compilaci√≥n – algo reconocido por los propios autores en el art√≠culo, publicado en el art√≠culo El British Medical Journal. Algunos se basan en registros alimentarios hechos por los voluntarios durante siete d√≠as, per√≠odo considerado demasiado corto.

Fuera de eso, la mayor√≠a de los datos proceden de pa√≠ses desarrollados, como Estados Unidos y el Reino Unido. Seg√ļn la nutricionista Luciana Rossi, profesora de la Universidad Anhembi Morumbi, en la capital paulista, el desayuno en esos locales es bastante diferente al nuestro. "Es posible que no propicie saciedad, lo que elevar√≠a la ingesta de calor√≠as m√°s tarde", razona.

Luciana va m√°s all√°: "El aumento de 0,4 kilogramos detectado por la revisi√≥n es algo √≠nfimo". Para ella, esta es una variaci√≥n normal de la balanza, que puede ocurrir en un mismo d√≠a – ir al ba√Īo (o quedarse trabado) e ingerir m√°s (o menos) agua influyen en esa fluctuaci√≥n, por ejemplo.

La bióloga Ana Bonassa, del Instituto de Química de la Universidad de São Paulo, subraya que no se puede perder de vista la existencia de otros tantos estudios que van en la dirección opuesta. "Ellos indican que saltar el café está relacionado con el sobrepeso, la obesidad y la mayor incidencia de diabetes tipo 2", lista.

Ignorar la primera comida del d√≠a no deja de ser la continuaci√≥n de un ayuno iniciado en la hora en que vamos a dormir. Y, de acuerdo con Ana, que estudi√≥ el impacto del h√°bito en animales, hay indicios de que el peor momento para quedarse de est√≥mago vac√≠o ser√≠a justamente despu√©s de despertar. "Nuestra fase activa es de d√≠a", ense√Īa.

Si es para elegir, ella afirma que compensa m√°s tomar la luz por la noche, cuando el organismo se est√° preparando para descansar. Por cierto, la nutricionista Pamela nota que la falta de hambre cedida tal vez sea hasta reflejo de una cena m√°s all√° de pesado. "Esa comida puede acabar compensando e incluso multiplicando las calor√≠as que se ofrec√≠an por la ma√Īana", advierte.

Aunque la revisi√≥n australiana no ha identificado signos de este comportamiento en quien no se refiere al caf√©, se trata de un riesgo se√Īalado por los expertos. "Hay tendencia a consumir m√°s alimentos en las comidas siguientes y tambi√©n de realizar las elecciones con base en el hambre", afirma la nutricionista Fabiana Pastich, profesora de la Universidad Federal de Pernambuco. Y todo el mundo sabe lo que sucede cuando el ojo es mayor que la boca …

No es el fin del mundo saltar la comida si:

  • La sensaci√≥n de hambre es cero, y la dieta como un todo est√° equilibrada.
  • Al comer algo en ese per√≠odo del d√≠a usted se siente nauseado.
  • Debido a su turno de trabajo, la hora de despertar es pr√°cticamente pegada en el almuerzo.

Cuando vale la pena apostar en el desayuno

  • Usted simplemente quiere realizar esta comida.
  • Siente malestar si no pone algo en el est√≥mago temprano.
  • Se percibe que esto ayuda a controlar mejor el hambre y el deseo por tranque a lo largo del d√≠a.

Cuestión de perspectiva

Para la nutricionista Fabiana Poltronieri, del Centro Universitario FAM, en S√£o Paulo, no tiene sentido discutir si el desayuno es ventajoso sin considerar lo que va a la mesa. Ahora bien, un pan integral con queso y caf√© con leche es muy superior a un taz√≥n de cereal azucarado acompa√Īado de chocolates de cajita, por ejemplo.

El que comparte esa opini√≥n es el endocrin√≥logo Flavia Prodam, de la Universidad de Piemonte Oriental, en Italia. "Creo que el desayuno debe ser incentivado en la poblaci√≥n en general, empezando en la infancia. Pero debemos ense√Īar lo que es una comida sana ", resume.

La médica no citó la infancia a toa: recientemente, ella estudió el impacto del café entre los más jóvenes y llegó a conclusiones interesantes.

Buenas pedidas matinales

huevo: esbelta prote√≠nas, √≥ptimas para construir m√ļsculos y saciar. Priorice el revuelto y la tortilla, que requieren poco aceite.

Café con leche: da ese gas para comenzar el día.

avena: es fuente de fibras, que propician saciedad y ayudan a controlar el colesterol y la glucemia. Casa bien con frutas y yogurt.

Pan integral: tiene carbohidratos que no generan picos de az√ļcar en la sangre. Combine con una rebanada de queso magro, tipo ricota o cottage.

yogur: es fuente de calcio y de proteínas. La mejor opción es la natural. Frutas, granola casera y un tazón de miel ayudan a endulzarlo.

tapioca: es pobre en grasa. Pero tiene carbohidrato simple, que hace la glucosa disparar. Incluir relleno, como queso, para evitarlo.

frutas: son un combo nutritivo, con carbohidratos, fibras, vitaminas y minerales. Hora perfecta para entrar en la rutina.

Jugo natural: hidrata y nutre. Pero en forma l√≠quida, las fibras de las frutas se van y el az√ļcar se concentra. Mejor no abusar, ¬Ņno?

Elementos que transforman la comida matinal en una posible trampa

Pasteles rellenos: la galleta simple de fub√° o de ma√≠z cae bien por la ma√Īana. Pero las cubiertas y rellenos desequilibran totalmente la receta.

el chocolate: tanto el chocolate en polvo como la bebida lista en la cajita tienen bastante az√ļcar. Pruebe a poner el cacao en polvo en la leche.

Cereales matinales: la mayor√≠a carga az√ļcar de sobra. Un intercambio legal: granola hecha en casa, con avena, oleaginosas y semillas.

Crema de avellana: y se le pide moderaci√≥n porque est√° lleno de grasa y az√ļcar. Como opci√≥n, da para buscar jaleas poco azucaradas.

La importancia del desayuno para ni√Īos y diab√©ticos

La Flavia de Italia tambi√©n condujo una revisi√≥n: en su an√°lisis se incluyeron investigaciones que en total involucraron a 286 804 ni√Īos y adolescentes de 33 pa√≠ses. "Saltar el caf√© fue asociado con sobrepeso y obesidad en el 94,7% de los individuos que ten√≠an ese h√°bito", revela.

Curiosamente, el comportamiento tambi√©n mostr√≥ v√≠nculo con un peor perfil de colesterol y presi√≥n arterial, adem√°s de cambios en el cuerpo capaces de llevar a la diabetes. Seg√ļn Flavia, la sequedad de problemas puede tener que ver con el mayor √≠ndice de masa corporal de los peque√Īos y con la calidad preocupante de la alimentaci√≥n.

Para la otra Flavia, la autora de la investigaci√≥n australiana que cuestiona el caf√© como estrategia para prevenir la obesidad, hay grupos que de hecho deben ser alentados a romper el ayuno por la ma√Īana. "Si los ni√Īos son a la escuela con hambre, eso puede dificultar la concentraci√≥n", ilustra.

No por ah√≠. La nutricionista Luana Monteiro, de la Universidad Federal de R√≠o de Janeiro, recuerda que es en esa comida que los nutrientes clave se env√≠an al organismo. "En estudio, vimos mayor aporte de calcio y vitamina A entre los ni√Īos que tomaban el desayuno".

Otra clase que necesita encarar el desayuno como regla es la de quien tiene diabetes, especialmente si hace uso de insulina. "En ese caso, saltar el caf√© puede ocasionar hipoglucemia", alerta la endocrin√≥logo Bibiana Prada de Camargo, de la Asociaci√≥n Brasile√Īa para el Estudio de la Obesidad y del S√≠ndrome Metab√≥lico.

El cuadro, caracterizado por la ca√≠da brusca de az√ļcar en la sangre, lleva la mareo y la confusi√≥n mental. "Al hacer el desayuno, la tendencia es comer menos en el resto del d√≠a y tener un mejor control gluc√©mico", nota Bibiana.

Para quien se ejercita por la ma√Īana, la barriga vac√≠a tambi√©n deber√≠a estar fuera de consideraci√≥n. Seg√ļn Luciana Rossi, el ayuno puede resultar en la p√©rdida de masa muscular.

La gran cuestión es que la elección de tomar o no el café recae en el foro personal. Sólo no dejes de sentir y respetar tu cuerpo y traer las opciones más saludables para la mesa.

El desguace brasile√Īo var√≠a de Norte a Sur

Chimia: la herencia alemana, tiene éxito en el sur. Es una pasta de fruta que se esparce en el pan Рrecuerda una jalea.

Pan de queso: adorado en el Sudeste y en el Centro-Oeste, puede sustituir el pan. Pero sin exageraciones, a causa de la grasa.

Cuscuz de ma√≠z: que es figurita estampada en el caf√© de Norte y Nordeste. ¬ŅQu√© tal huevo cocido para acompa√Īar?

tucumã: las astillas de la fruta van al interior del pan con queso cuajo. Es el x-caboquinho, símbolo de la Región Norte.

Lo que llama la atenci√≥n de los brasile√Īos en el desayuno gringo

Espa√Īa: la artesana Marina Domingues percibi√≥ un gusto especial por la flauta de jam√≥n, una tarta de jam√≥n.

australia: la arquitecta M√°rcia Zupo cita una pasta salada y amarga a la base de cebada que se pasa en el pan tostado.

Finlandia: la pedida es el pouridge, un cebolla de avena con frutas rojas, cuenta Felipe Lopes, ingeniero ambiental.

Japón: el occidentalizó el café, observa la estudiante Aline Ibelli. Pero el té verde y el misoshiro (una sopa) se resisten.

Argentina: la estudiante Priscila Ferreira nota que café con leche y medialuna (un tipo de croissant) son un clásico.

Estados Unidos: en Nueva York, la dise√Īadora Fernanda Didini destaca el bagel (un pan) con el caf√© comprados en la calle.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *