Decodificador. Cuenta de la luz: la cosa está negra









¿Qué pasa en el mercado ibérico?

Desde el inicio del año, el precio de los contratos de electricidad en el mercado mayorista (Mibel) subió un 17% en los futuros para el 2019 y el 26% en los contratos para el cuarto trimestre de 2018. Los precios a los que se está negociando la electricidad de los productores ibéricos (MWh) para el cuarto trimestre, bajando a 56 euros por MWh para 2019. A la par con el encarecimiento del precio medio al que los productores venden la energía hay un fenómeno nuevo: los precios varían mucho entre la noche y el día, reaccionando menos a las fluctuaciones de la demanda (más baja durante la madrugada y más alta durante el día), siendo dictados casi exclusivamente por la oferta.

¿Por qué suben los precios en el Mibel?

Por un lado, la producción eólica este año está por debajo de la media histórica, lo que obliga a un mayor recurso a centrales termoeléctricas alimentadas a carbón y gas natural. Por otro lado, dos centrales nucleares españolas pararon en el primer semestre, creando una restricción del lado de la oferta. Además, el precio del carbón y del gas aumentó y el costo de adquisición de licencias de CO2 disparó, encarando la operación de las centrales termoeléctricas. Las hidroeléctricas recuperaron los niveles de los depósitos, lo que podría favorecer una oferta de energía renovable más barata, pero eso no fue suficiente para frenar la escalada del precio al por mayor.

¿Cuál es el impacto para las familias?

Hay miles de clientes domésticos de electricidad que ya fueron en julio blanco de subidas de las tarifas (ocurrió, por ejemplo, con los clientes de las empresas Energía Simple y Luzboa), para reflejar el agravamiento de los precios en el Mibel. Para las familias todo depende de la decisión de los comercializadores de repercutir o no el aumento de los precios al por mayor. Teniendo en cuenta que la energía pesa alrededor del 40% en la factura doméstica de electricidad, la "cuenta de la luz" en 2019 podría encarar entre el 7% y el 10% (según el referencial de los contratos futuros utilizado por los comercializadores). La EDP, que tiene una cuota del 77,5%, hizo una subida en enero y sólo debe revisar sus tarifas en enero de 2019.

¿Hay forma de evitar los aumentos?

El consumidor puede, en los simuladores existentes en Internet, buscar las ofertas más competitivas, teniendo presente que entre los precios practicados hay algunos que ya se revisaron al alza este año y otros no. En caso de que su comercializador anuncie un aumento de las tarifas, puede recurrir a los simuladores para comprobar si hay en el mercado tarifas más bajas. El eventual descenso del IVA de la electricidad, que se discute en el marco del Presupuesto del Estado para 2019, puede anular el impacto de la subida de los precios en el Mibel. Una alternativa más compleja está en manos de los gobiernos y reguladores: rediseñar el mercado ibérico de electricidad.





Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *