Decisiones que restringen el derecho al aborto atentan contra la vida y la salud p√ļblica





La noticia de la filtración del borrador de una posible decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos revirtiendo el entendimiento que durante décadas ha asegurado el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo causa alarma, pues sabemos que la garantía del derecho al aborto es inseparable de la garantía del derecho a la salud.





Si la amenaza de reversión de Roe vs. Wade, dejará a miles de estadounidenses a merced de decisiones políticas arbitrarias, despojadas de evidencia científica, por parte de legisladores estatales que incluso pueden prohibir por completo el derecho al aborto.

No garantizar el acceso a este procedimiento afecta negativamente la vida de las mujeres y las personas que pueden dar a luz, las familias y la sociedad en su conjunto. Afecta principalmente a personas en contextos de mayor vulnerabilidad y que se encuentran constantemente sometidas a estructuras racistas, capacitistas y heteronormativas.

Esto no es muy diferente en USA, un pa√≠s que tambi√©n tiene y reproduce muchas inequidades. Prueba de ello es que, a√ļn con la decisi√≥n de la Corte Suprema en Roe v. Wade, 1973, las mujeres estadounidenses en contextos de mayor vulnerabilidad siguen teniendo que superar m√ļltiples barreras para acceder al aborto: costo, movilidad limitada, per√≠odos de espera y l√≠mites arbitrarios de edad gestacional impuestos por cl√≠nicas y estados.

Al igual que en Brasil, estas barreras tienen poco efecto sobre las mujeres blancas ricas, que pueden acceder a clínicas privadas en estados sin estas barreras.

El aborto (en cualquier etapa del embarazo), como ya lo establece la Organizaci√≥n Mundial de la Salud, es un asunto de salud, p√ļblica e individual. El aborto es un problema de salud p√ļblica porque sabemos que su criminalizaci√≥n conduce a muertes evitables de las personas m√°s vulnerables.

Un ejemplo potente es Uruguay, que ha reducido a cero las muertes maternas por aborto con la legalización y provisión del procedimiento de forma segura. Lo contrario es trágicamente cierto, una verdad que vivimos en Brasil. El país es un ejemplo temible, evitable y reversible de lo que ocurre en el contexto de las leyes que restringen la interrupción voluntaria del embarazo.

No solo tenemos muertes y morbilidades por aborto 100% prevenibles: carecemos de conocimiento sobre temas b√°sicos en salud y derechos sexuales y reproductivos. No es casualidad que anualmente se produzcan alrededor de 20.000 nacidos vivos en ni√Īos de hasta 14 a√Īos (v√≠ctimas de violaci√≥n en situaci√≥n de vulnerabilidad). Esto representa una tragedia social y una violaci√≥n de los derechos a la salud como el acceso al aborto, as√≠ como un riesgo para la salud y la vida de estos miles de ni√Īos.

Cualquier decisión, en cualquier lugar y en cualquier momento, que no proteja y garantice el aborto está en contra de una vasta evidencia científica, replicable y acumulada durante varias décadas. Va en contra de determinaciones y acuerdos internacionales sobre los derechos más básicos que tienen las mujeres y las personas en edad fértil, como el derecho a la salud sexual y reproductiva. También va en contra de principios éticos tan caros a las culturas liberales, como la autonomía.

En esencia, las decisiones que restringen la garant√≠a del aborto son decisiones contra la vida y la salud p√ļblica. Es deber de cualquier Estado salvaguardar la salud de la poblaci√≥n y proteger a los m√°s vulnerables, creando contextos para corregir las inequidades hist√≥ricas y presentes, la despenalizaci√≥n del aborto es una de ellas.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *