De tirachinas a bazuca





Existe una aceptaci贸n generalizada en Portugal y en Europa de la cantidad de fondos que la Uni贸n Europea pone a disposici贸n de los pa铆ses miembros para abordar los efectos del Covid-19 en la salud, el colapso de las econom铆as y las sociedades.





En vista de la perspectiva inicial de que la Uni贸n Europea deber铆a quedarse con la honda, se lleg贸 al bazuca de los fondos, expresi贸n simb贸lica consagrada por Ant贸nio Costa, primer ministro, que se ha vuelto com煤n y solidaria. Portugal tendr谩 su comunidad 鈥渂azooka鈥, parte de los fondos no reembolsables y la otra a trav茅s de pr茅stamos en condiciones favorables.

La gran pregunta es 驴c贸mo gestionar谩 el Estado portugu茅s la bazuca?

驴Te comprometer谩s con la transformaci贸n radical del tejido econ贸mico y empresarial, para generar m谩s riqueza y distribuirla mejor entre los portugueses?

驴Tendr谩 el pa铆s una visi贸n estrat茅gica, s贸lidamente dise帽ada, planes y proyectos coherentes, sostenidos e interconectados con la perspectiva europea e internacional para la aplicaci贸n de los fondos obtenidos?

驴El pa铆s est谩 definiendo, preparando y habilitando estructuras de gesti贸n eficientes para gestionar la bazuca y, de esta manera, operacionalizar una reforma efectiva, con respuestas sobre el terreno, en los diversos dominios intervinientes de la Administraci贸n P煤blica?

La experiencia pasada no es una buena carta de recomendaci贸n.





Utilizar茅 ideas extra铆das de informes de los equipos de evaluaci贸n de Programas Comunitarios anteriores sobre los impactos en el tejido productivo y econ贸mico del pa铆s de la aplicaci贸n de los fondos. Como punto de partida, la entrada de Portugal en la CEE en 1986, dejando de lado la discusi贸n sobre si la adhesi贸n fue bien o menos negociada, no tiene importancia en este enfoque.

Lo que encontramos

En el per铆odo previo a la adhesi贸n, el pa铆s atraves贸 una grave crisis, debiendo recurrir, por segunda vez despu茅s del 25 de abril, a la intervenci贸n del FMI bajo pena de quiebra. Tambi茅n sabemos que las medidas impuestas por el FMI han tenido duros resultados: ca铆da de la producci贸n nacional, alto desempleo, ca铆da de los salarios reales, p茅rdida de poder adquisitivo, enorme presi贸n sobre la tesorer铆a de las empresas y salarios vencidos. De todos modos, toda esa letan铆a de males que son bien conocidos, resultado de la aplicaci贸n de la ‘receta del FMI’.

Con la adhesi贸n, grandes cantidades de dinero comenzaron a fluir al pa铆s y su aplicaci贸n result贸 en un crecimiento econ贸mico. De hecho, en los primeros a帽os, el crecimiento del PIB es significativo con el pa铆s acerc谩ndose lentamente a Europa.

En el trabajo de evaluaci贸n de los especialistas, se observa que el crecimiento inicial se debi贸 principalmente a efectos cuantitativos. Continu贸 la especializaci贸n productiva, la baja competitividad y, en determinadas situaciones, se agravaron las vulnerabilidades del tejido econ贸mico y productivo.

Con mucho dinero para inversi贸n, 驴qu茅 razones llevaron al pa铆s a continuar por el camino de 鈥渕谩s de lo mismo鈥? Sencillo. El pa铆s no se prepar贸 para ser miembro y las consecuencias se volvieron acumulativas.

La ausencia de una estrategia fundamental, basada en objetivos a largo plazo, teniendo en cuenta los cambios tecnol贸gicos, el mercado y la demanda de recursos humanos calificados en los distintos niveles, penaliz贸 el camino futuro. En otras palabras, Portugal sin un programa coherente de aplicaci贸n de fondos, al menos en inversiones p煤blicas, no ha cambiado. Y si sumamos algunos 鈥渉umos鈥 de influencias nocivas鈥 se ha agravado la aplicaci贸n de fondos en proyectos de transformaci贸n.

Faltaban prioridades y gesti贸n. Se invirti贸 infraestructura, en detrimento de la calificaci贸n del factor humano y, incluso en esta inversi贸n, la desarticulaci贸n se hizo visible porque no se sustentaba en aspectos t茅cnicos, econ贸micos y territoriales.

驴Alguien entiende que despu茅s de tanto dinero invertido, por ejemplo, en la l铆nea ferroviaria Lisboa / Oporto, la situaci贸n sigue sin resolverse? 隆Esperemos que sea en esta nueva ola de fondos! Sin embargo, la carretera avanz贸 a gran velocidad. Era necesario gastar fondos comunitarios de alguna manera para evitar 芦la guillotina鈥.

Los equipos de evaluaci贸n tambi茅n cuestionan el tipo de inversiones, la apuesta preferida por el proyecto individual (es decir, una apuesta perdida), con la ausencia de un tipo de filosof铆a de interrelaci贸n. racimo, sin incentivos para favorecer proyectos conjuntos que, sin duda, generar铆an amplias sinergias e interacci贸n entre empresas, centros de investigaci贸n y universidades.

De esta forma, una especializaci贸n m谩s diferenciada de la estructura econ贸mica habr铆a sido robusta, la desindustrializaci贸n se habr铆a detenido a una escala tan grande que arras贸 con actividades como la construcci贸n y reparaci贸n naval, la electromec谩nica pesada e incluso la inversi贸n de Renault, un proyecto posterior al 25 de abril con algunos errores de ra铆z y sobre todo sin seguimiento institucional, que hubiera permitido introducir correcciones a tiempo o impedido el paro / retracci贸n de polos de desarrollo como Mitrena en Set煤bal.

Hace unos 20 a帽os escrib铆a sobre desinversi贸n en el extranjero[1], 鈥淟a IED en Portugal parece haber sido m谩s bien un producto resultante de un entorno puntual acogedor y menos la respuesta a condiciones de atractivo, inducidas por la calidad competitiva del entorno empresarial y su entorno鈥.

En estas notas sintetizo inquietudes que creo que son transversales a muchas personas de distintas l铆neas de pensamiento y se帽alo 谩reas a considerar para que funcione la bazuca y evitar que se repitan las mismas cosas en diez a帽os.

Empezamos con alguna ventaja. Visi贸n estrat茅gica de Ant贸nio Costa Silva, ampliamente discutida y participada, trabajo de calidad. El Gobierno tiene que conciliarlo con los objetivos de Bruselas (cambio clim谩tico y digitalizaci贸n) para darle contenido pol铆tico y establecer el programa definitivo.

Una visi贸n estrat茅gica que, sin embargo, no logra colocar a la Cultura en el lugar debido a la transformaci贸n econ贸mica y social del pa铆s, siendo el idioma portugu茅s, por ejemplo, un elemento estrat茅gico clave.

Creo que hay demasiados ejes estrat茅gicos. Muchos de ellos son complementarios y deb铆an ser m谩s coherentes, pero admito las dificultades.

Que falta entonces?

Una gu铆a para la implementaci贸n del Plan a desarrollar en dos frentes.

En primer lugar, el dise帽o en profundidad por eje estrat茅gico donde se explican las m煤ltiples interrelaciones, incluso fondos indicativos, distinguiendo bien entre la acci贸n inmediata a tomar para sostener lo existente y el mediano y largo plazo, ajustado a los calendarios recomendados por la Uni贸n Europea.

En segundo lugar, el dise帽o del perfil de las estructuras de gesti贸n (estructura de la misi贸n) y la calificaci贸n de las personas. Todo pensado de forma integrada en la Reforma de la Administraci贸n P煤blica (AP). Las reformas no se llevan a cabo en el vac铆o, sino para responder a las necesidades de decisi贸n. Nos enfrentamos a tal situaci贸n.

En los programas anteriores se crearon estructuras de gesti贸n, desconectadas de la AP, lo que contribuy贸 muy poco a agilizarlo. Al contrario, lo desmoviliz贸. Ya se han creado nuevos instrumentos, como el Banco de Fomento, pero se desconoce el 鈥渆stado del arte鈥, aunque a煤n existen dudas sobre su funcionamiento.

En cuanto al resto de 谩reas, las dudas no son menores, comenzando por el modelo de gobernanza. El trabajo articulado no se ve / se siente entre los diferentes Ministerios que intervendr谩n (presumiblemente) directamente en los diferentes ejes estrat茅gicos. Por ejemplo, 驴alguien sabe c贸mo se est谩 desarrollando el trabajo conjunto en los Ministerios de Planificaci贸n, Salud, Econom铆a, Ciencia, Educaci贸n y Finanzas en el eje 3 – el sector salud y su futuro – el m谩s importante para todos? Deben existir pero no lo sientes.

Plan de recuperaci贸n y resiliencia

El Gobierno ha presentado recientemente un documento sobre la aplicaci贸n de fondos no reembolsables (12.900 millones de euros) titulado Plan de Recuperaci贸n y Resiliencia. Este documento carec铆a del marco global y, francamente, esperaba m谩s que una simple declaraci贸n de intenciones.

Y, en el 谩mbito de la gesti贸n, en lugar de la mini remodelaci贸n que 鈥渄ise帽贸鈥 el Primer Ministro, ten铆a m谩s sentido para un Nuevo Gobierno, menos disperso y m谩s cohesionado, orientado a la ejecuci贸n del Plan de Recuperaci贸n y Resiliencia y el Plan Global. Ser铆a una se帽al externa emocionante de un claro compromiso con la implementaci贸n del Plan.

El pa铆s no debe perder una vez m谩s esta oportunidad de Progreso.

El autor escribe seg煤n la ortograf铆a antigua.

[1] Determinantes de la desinversi贸n en Portugal – Oficina de Estudios y Prospectiva Econ贸mica, mayo de 1998.

Ana Gomez

Ana G贸mez. Naci贸 en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a帽os. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi茅n me considero una Geek, amante de la tecnolog铆a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *