De Lisboa a Madrid: volver a casa nunca ha sido tan dif├şcil





┬źDiecisiete a Madrid┬╗ abord├│ un autob├║s de la embajada espa├▒ola en Lisboa que ┬źrompi├│┬╗ todas las prohibiciones de devolver a los extranjeros atrapados en Portugal por la pandemia.





Lisboa se despierta vac├şa a la 1.el Puede ser muy diferente de lo que Portugal est├í acostumbrado a vivir. El ruido irritante de las ruedas de una maleta rompe el silencio en una estaci├│n en el Este completamente paralizado por la restricci├│n de movimientos promulgada por el Gobierno durante este largo fin de semana.

Aun as├ş, un grupo de j├│venes espera con impaciencia la primera oportunidad de regresar a casa: un autob├║s patrocinado por la Embajada de Espa├▒a en Portugal, con permiso para viajar entre Lisboa y Madrid en un estado de emergencia, en una confinada Iberia. Y con un l├şmite establecido de 20 pasajeros, lo que oblig├│ a la compa├▒├şa a aumentar considerablemente el precio del boleto: pas├│ de 26 ÔéČ a 93 ÔéČ.

Para tratar de olvidar la falta de sue├▒o causada por la odisea que lleg├│ a Lisboa a las 9 de la ma├▒ana, comparten aventuras. Un chileno hab├şa estado esperando desde las 5 de la ma├▒ana, despu├ęs de venir del Algarve por la noche. Otra ni├▒a tom├│ el tren nocturno que conecta Coimbra con Lisboa y un propietario se llev├│ a su inquilino de Set├║bal. Un pu├▒ado de los m├ís afortunados solo tuvo que pedir un Uber …

Control sobre 222 kil├│metros

El autobús llega a tiempo, algunas parejas rompen con lágrimas en los ojos, sin saber cuándo volverán a estar juntas, y el conductor se baja para explicar las reglas. En tiempos de coronavirus, el miedo a ser infectado siempre está presente.





Los pasajeros deben usar una m├íscara y llevar un papel que justifique viajar entre pa├şses cuando las fronteras est├ín cerradas. Dentro del veh├şculo, un letrero anuncia los asientos que se pueden usar para evitar que las personas se paren en la misma fila y, por lo tanto, respeten la distancia de seguridad de dos metros.

El viaje comienza como se esperaba. No todos se alojaron todav├şa cuando el autob├║s se encuentra con el primer control policial, cerca del aeropuerto Humberto Delgado.

┬ź┬┐Cu├íntos pasajeros llevas?┬╗. ┬źDiecisiete para Madrid┬╗. Y el camino sigue. Sorprendentemente, este es el primer y ├║nico control en los 222 kil├│metros que separan Lisboa de la frontera de Caia, entre Elvas y Badajoz.

Erasmus, deportista, turista

Las m├ís de siete horas de viaje servir├şan para descubrir la verdadera raz├│n para que cada una de esas personas emprenda este viaje poniendo en riesgo su salud.

Y si varios estudiantes Erasmus espa├▒oles ponen fin a lo que dicen que es el mejor a├▒o de la vida de un estudiante, un atleta chileno termina el sue├▒o. Estaba en Portugal en un club de tenis de mesa de segunda divisi├│n cuando el virus comenz├│ a extenderse y cancel├│ la liga. El equipo perdi├│ la oportunidad de ascender a la categor├şa nacional superior, lo que lo hizo regresar a Chile, donde espera continuar entrenando con su hermano para no perder su h├íbito.

John, procedente de Uruguay, pas├│ cuatro d├şas en Lisboa cuando se cerraron las fronteras. Pas├│ el ├║ltimo mes en un alojamiento local esperando poder salir de Portugal. Las oportunidades son raras. Antes de esto, otro autob├║s hab├şa salido el 24 de abril.

Cruzando un desierto

El camino, frente al conductor, corre casi vac├şo. Hasta la placa que anuncia la frontera y la brigada de la polic├şa espa├▒ola esperando para llevar a cabo un control m├ís detallado de la situaci├│n. Todas las personas est├ín identificadas y tienen que justificar su viaje para continuar su viaje. En un gesto de mimos, los agentes ofrecen una m├íscara a cada pasajero.

Despu├ęs de un almuerzo triste en una estaci├│n de servicio, el destino peligroso finalmente llega, hogar de m├ís de 60,000 infectados con el nuevo coronavirus: Madrid, la capital m├írtir de Espa├▒a.

Pero para muchos, el viaje ni siquiera termina aqu├ş. Los espa├▒oles que no residen en Madrid huyen r├ípidamente en tren o en otro autob├║s. Los chilenos ingresaron a un hotel antes de embarcarse para Sudam├ęrica hoy. Y John, el turista, todav├şa no tiene fecha para regresar a Uruguay …

Hasta el 15 de mayo

Los controles fronterizos entre Portugal y Espa├▒a, reducidos a nueve puntos de cruce, deben mantenerse hasta al menos el 15 de mayo.

Quien pasa

La frontera solo se abre a los espa├▒oles que trabajan en sus pa├şses y transportan mercanc├şas.

La excepci├│n

Cerrar la frontera significaba dividir una comunidad que tiene vida, tierra y animales en ambos lados. Durante dos horas, los mi├ęrcoles y s├íbados, los habitantes pueden circular.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingenier├şa inform├ítica con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigaci├│n y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atenci├│n del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook:┬áhttps://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *