De las pol√©micas sobre homosexualidad a las acusaciones de abuso sexual. ¬ŅQui√©n es George Pell?









Se mantuvo siempre una postura conservadora y defiende los valores m√°s tradicionales de la Iglesia Cat√≥lica. "Lleg√≥ a ser el n√ļmero tres del Papa Francisco y antiguo tesorero del Vaticano en 2014. Consider√≥ el aborto" un esc√°ndalo moral peor que los sacerdotes abusar sexualmente de los j√≥venes ", pero siempre dijo que" toda la idea de abuso sexual es aberrante " . El lunes, el cardenal australiano George Pell fue considerado culpable de cinco delitos de abuso sexual de dos menores, a la edad de 13 a√Īos, cometidos hace m√°s de 20 a√Īos en la Catedral de San Patricio, en Melbourne.

Pell, de 77 a√Īos, fue arzobispo de Sidney en 2011, pero tres a√Īos despu√©s se mud√≥ a Roma, donde asumi√≥ el cargo de alcalde de la secretar√≠a para la econom√≠a del Vaticano, con el objetivo de conducir la reforma econ√≥mica de la c√ļpula de la Iglesia Cat√≥lica y limpiar la imagen de una instituci√≥n marcada por los esc√°ndalos financieros de los √ļltimos a√Īos. A√ļn antes de asumir ese cargo, estuvo involucrado en una pol√©mica en Australia, donde fue acusado de apoyar y encubrir al cardenal Ridsdale, que enfrentaba acusaciones por varios delitos sexuales en 1993. M√°s tarde, el cardenal confes√≥ que se equivoc√≥ al apoyar a Ridesdale, pero siempre neg√≥ las acusaciones de que habr√≠a transferido sistem√°ticamente al cardenal de una parroquia a otra despu√©s de haber confesado que ser√≠a ped√≥filo.

Las pol√©micas relacionadas con los abusos sexuales siempre han ido acompa√Īando al cardenal. En 2012, Pell dijo p√ļblicamente que los sacerdotes que oyeron confesiones de los colegas que cometieron abuso sexual de menores deben estar protegidos por el Sello de Confesi√≥n. "Si el sacerdote sabe de antemano sobre tal situaci√≥n, el sacerdote debe negarse a escuchar la confesi√≥n", dijo, a√Īadiendo a continuaci√≥n: "El Sello de la Confesi√≥n es inviolable".

M√°s tarde, en 2014, volvi√≥ a estar en el centro de la pol√©mica cuando, durante la investigaci√≥n de la Comisi√≥n Real australiana en 2014, dijo que "la Iglesia Cat√≥lica es tan responsable por el abuso de ni√Īos como una empresa de camiones lo es cuando un conductor molesta una mujer durante el trabajo ", dijo, citado por The Guardian.

Pell es tambi√©n conocido por su visi√≥n negativa sobre la homosexualidad. "Creemos que tal actividad est√° equivocada y creemos que, por el bien de la sociedad, no debe ser estimulada", dijo el cardenal en 1990. Ocho a√Īos despu√©s, rechaz√≥ dar la comuni√≥n a miembros del Rainbow Sash, un movimiento de cat√≥licos gays que participaba en una misa en Melbourne.





No es una cuesti√≥n de rechazar a los homosexuales o alguien que est√© orientado hacia la homosexualidad. Una persona que p√ļblicamente se define como apoyante o practicante de actividades contrarias a las doctrinas de la Iglesia en un asunto tan grave no merece recibir la comuni√≥n sagrada ", dijo George Pell.

También sobre la homosexualidad, el cardenal George Pell refirió además que "la actividad homosexual es un peligro mucho mayor para la salud que el tabaquismo".

Pell entró en la Iglesia temprano, estudió en Roma y fue ordenado en San Pedro, después de hacer un doctorado en Oxford. Su postura más conservadora se aplicaba también en el tema del aborto cuando en 2002 afirmó que "el aborto es un escándalo moral peor que los padres abusar sexualmente de los jóvenes".

El cardenal se manifest√≥ tambi√©n contra el uso de medicamentos para el aborto y apoy√≥ las afirmaciones del Papa Benedicto XVI cuando dijo que los preservativos estaban empeorando el problema del VIH en √Āfrica. "La idea de que se puede resolver una gran crisis espiritual y de salud como el VIH con algunos ingenios mec√°nicos como los preservativos es rid√≠cula", dijo tambi√©n citado por News Australia.

El sida es una gran crisis espiritual y de salud, y un enorme desafío, pero el uso de preservativos no es la solución, están más a estimular la promiscuidad y la irresponsabilidad.

En el a√Īo 2013, el cardenal asumi√≥ que la respuesta a los abusos por parte de la Iglesia Cat√≥lica fue "imperfecta", pero que s√≥lo en esa d√©cada "comenzaron a aparecer art√≠culos sobre el significado e importancia de los cr√≠menes de pedofilia", afirmando que el celibato "no era para todos "y pod√≠a ser" un factor "en este caso de abuso. Pell tambi√©n asoci√≥ los abusos sexuales al "problema de la homosexualidad".

Tres a√Īos despu√©s, la cadena televisiva ABC News inici√≥ la divulgaci√≥n del esc√°ndalo de abusos sexuales que involucra a George Pell, cuando dos hombres relataron haber sido v√≠ctimas de toques inapropiados por parte del cardenal en 1970. "Es un asesinato implacable de mi persona. Estoy ansioso de ir al tribunal a defenderme. Soy completamente inocente de estas acusaciones. Toda la idea de abuso sexual es aberrante para m√≠ ", dijo despu√©s de que la pol√©mica estallara.

En 2017, en una entrevista al Observador, volvió a negar todas las acusaciones, diciendo hasta que se cuestionaba si los problemas que tuvo en Australia "estarán de alguna forma relacionados con las reformas" que estaba haciendo en Roma.

Ahora, el antiguo n√ļmero tres del Papa Francisco fue considerado culpable de haber penetrado a un chico de 13 a√Īos y en cuatro ocasiones haber cometido "actos indecentes" con otro menor de 13 a√Īos entre diciembre de 1996 y el inicio de 1997 en la Catedral de San Patricio, en Melbourne. El jurado del tribunal consider√≥ verdadera la acusaci√≥n del Ministerio P√ļblico australiano, seg√ļn la cual Pell habr√≠a cometido abusos sexuales sobre menores que formaban parte del coro de la catedral de San Patricio en Melbourne.

El proceso ya hab√≠a sido juzgado en agosto del a√Īo pasado pero, al contrario de lo que ocurri√≥ ahora, el jurado no hab√≠a conseguido elaborar un veredicto final. El caso volvi√≥ a la estaca cero y fue reevaluado por los tribunales australianos, que cinco meses despu√©s, con un nuevo jurado, consideraron al ex tesorero del Vaticano culpable de los cinco cr√≠menes. Tras la acusaci√≥n, Pell dej√≥ temporalmente sus funciones en Roma y regres√≥ a Australia para defenderse ante el tribunal.

    Si usted tiene una historia que quieres compartir o información que considere importante sobre el abuso sexual en la Iglesia en Portugal, puede ponerse en contacto con el Observador de varias maneras Рcon la certeza de que vamos a garantizar su anonimato, si así lo desea:

  1. Puede rellenar este formulario;
  2. Puede enviarnos un email para abusos@observador.com o personalmente para Sonia Sim√Ķes (ssimoes@observador.pt) o para Jo√£o Francisco Gomes (jfgomes@observador.pt);
  3. Puede ponerse en contacto con nosotros a trav√©s del WhatsApp al n√ļmero 913 513 883;
  4. O puede llamarnos por el mismo n√ļmero: 913 513 883.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *