Cuidado del cáncer durante la pandemia de coronavirus





Frente a una pandemia como la nuevo coronavirus (Sars-CoV-2), otras enfermedades salen un poco de la prensa. Peor aún: dependiendo de cómo esté organizado el sistema de salud, la carga de los pacientes infectados significa que los profesionales no pueden atender adecuadamente a las víctimas de otros problemas. Y, entre ellos, hay una preocupación especial con el cancer.

Las personas diagnosticadas con un tumor son más susceptibles a las complicaciones de Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. Por otro lado, como regla, no pueden suspender el tratamiento. ¿Cómo lidiar con este grupo de riesgo durante la crisis?

Sobre este tema hablamos con el oncólogo Bruno Ferrari, presidente de la junta directiva del Grupo Oncoclínicas, que tiene unidades repartidas en 11 estados de Brasil. También señala los cambios en la rutina de servicio de los profesionales y los temores que tienen para los próximos meses. Compruébalo:

Revista SALUD: ¿Qué ha cambiado en la atención de los pacientes con cáncer donde trabaja?

Bruno Ferrari: A menudo decimos que el paciente con cáncer está muy bien educado para prevenir infecciones. Porque, independientemente del coronavirus, los tratamientos que usamos y la enfermedad en sí generan inmunosupresión. Así que se lavan las manos cuando llegan a casa, no comparten artículos para el hogar, evitan las multitudes. Finalmente, rutinariamente siguen las pautas que se han publicado hoy.





Esto ayuda, pero obviamente tuvimos que cambiar el flujo en las clínicas. No tenemos un departamento de emergencias en unidades exclusivas e incluso en hospitales, pero estamos evaluando previamente a cada paciente antes de que vaya a la clínica. Preguntamos si la persona tiene síntomas respiratorios, si se siente bien. Y siempre evaluamos para ver si necesita ir a la clínica o no.

Al llegar a la clínica, el profesional de la salud realiza otra evaluación en la recepción. Pregunta si el paciente tiene algún síntoma y mide la temperatura. Este profesional utiliza un termómetro digital y está adecuadamente protegido para realizar este procedimiento. Si tiene síntomas y tiene fiebre, se lo trata en un flujo especial y separado. Si no, adoptamos el flujo normal: vaya al médico para ver cómo progresa el tratamiento del cáncer, haga pruebas para ver si la inmunidad es buena y, de ser así, vaya a la quimioterapia.

Porque, en general, el paciente con cáncer no puede detener la quimioterapia. El cáncer no se detiene y espera a que pase el coronavirus. Nos preocupa la información errónea que circula, diciendo que el individuo debe detener el tratamiento. Debería hablar con el oncólogo, es cierto.

¿Existe el temor de que el coronavirus comience a circular en lugares donde se ven personas con cáncer?

Siempre nos preocupan las infecciones por virus y bacterias. Para darle una idea, la enfermera que entra en contacto con los pacientes tiene una recomendación completa para el uso de un delantal, guantes y otros equipos. Esto ya está sucediendo normalmente, pero ahora aún más sistemáticamente.

Hay otra recomendación: normalmente, el paciente va con más de un compañero. Hoy, te pedimos que vayas con un máximo de uno. También aumentamos el espacio en las salas de espera, quitamos las sillas. Y, cuando podemos, usamos la telemedicina para hablar con los pacientes y disminuir el flujo en las clínicas. Y hemos tratado de reducir el tiempo de consulta y ser más objetivos. Los psicólogos y nutricionistas, por ejemplo, también pueden usar la telemedicina para mantener una buena atención sin aumentar el riesgo de infección por coronavirus.

¿Puede el cáncer perder prioridad en la atención de hospitales públicos e incluso privados?

Tenemos miedo de eso. Y tememos que el paciente que tiene cáncer o que sospeche esto no quiera ir al hospital para no entrar en contacto con el coronavirus. Es importante decir que, en casos graves como este, la persona debe ir al hospital. Estos lugares han sido preparados para ajustar el flujo de personas y minimizar el riesgo de infección. Si tiene algún síntoma importante, asegúrese de ir al hospital.

Por el momento, nos preocupan los profesionales de la salud que atienden al paciente con cáncer. Necesitan capacitación y equipo para continuar ayudando a las personas con cáncer.

¿Es posible que los oncólogos y otros profesionales del cáncer sean reubicados para atender a las personas con coronavirus en general?

Espero que no, porque tenemos una escasez de profesionales que trabajan en oncología. Este profesional ya dedica el 100% de su tiempo al tratamiento del cáncer, tanto en servicios privados como públicos. Sería insensato mover a un oncólogo para enfrentar el coronavirus directamente. El paciente con cáncer se considera grave. Su tratamiento es urgente. Si no se trata adecuadamente, existe el riesgo de muerte.

¿Y es preocupante la escasez de medicamentos y otros materiales para ayudar a los pacientes con cáncer?

Esto es preocupante porque muchos de nuestros medicamentos son importados. Si los aviones ya no vuelan, las drogas no llegarán. Pero hablamos con proveedores y diferentes actores en el área. Y se garantizó que no faltarán suministros. Pero si el aislamiento se intensifica y se prolonga durante mucho tiempo, será necesario pensar en el tema logístico para no tener problemas.


Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *