Cuidado con la vacuna para Covid-19 en pacientes con enfermedades autoinmunes





La pandemia de COVID-19, causado por Sars-CoV-2, impuso una nueva forma de vida para todos. Con la buena noticia sobre las vacunas, la población empezó a vislumbrar una vida más parecida a la de antes. Y, insertados en esta realidad, están los pacientes que ya están librando una batalla contra las llamadas enfermedades reumáticas autoinmunes, aquellas en las que el sistema inmunológico comienza a producir anticuerpos contra su propio organismo. El lupus eritematoso sistémico y la artritis reumatoide son dos ejemplos. Lo que nos queda por saber es si los pacientes con estas enfermedades pueden beneficiarse específicamente de vacunas para el coronavirus.





Ver: el objetivo de una vacuna es hacer que el sistema inmunol√≥gico produzca anticuerpos para defenderse de un agente infeccioso. Pero, si el sistema inmunol√≥gico est√° parcialmente comprometido, como es el caso de las personas con enfermedades autoinmunes, ¬Ņgenerar√°n las dosis una respuesta eficaz, adecuada y duradera?

Este es un tema que requiere precaución. Además de la preocupación por la eficacia de la respuesta a las vacunas, se debe priorizar la seguridad. Las investigaciones deben tener en cuenta la aparición de posibles eventos adversos entre personas con enfermedades autoinmunes específicamente, tal como lo han estado haciendo con la población general. En este grupo de pacientes, también es necesario considerar la actividad de la enfermedad subyacente y cuánto cambia debido a la inmunización.

Este proceso no significa que las personas con lupus, artritis reumatoide y otras afecciones similares no puedan vacunarse contra Covid-19.. Las vacunas son, sin duda, la herramienta m√°s eficaz para combatir la pandemia. Pero el caso es que la evidencia cient√≠fica es fundamental para que podamos hacer recomendaciones m√°s asertivas, considerando la seguridad de estos pacientes y la garant√≠a de que realmente estar√°n protegidos del virus despu√©s de recibir sus dosis. Para encontrar estas respuestas, se necesitan estudios m√°s profundos con todas las vacunas discutidas hasta ahora, ya que ninguna cubri√≥ ¬ęgrupos especiales¬Ľ, con sistemas inmunol√≥gicos comprometidos, entre los voluntarios.

Es de conocimiento p√ļblico que las diferentes vacunas probadas contra Covid-19 no tienen componentes vivos atenuados en su formulaci√≥n. Estos est√°n presentes, por ejemplo, en las vacunas triples v√≠ricas (sarampi√≥n, rub√©ola y paperas), en BCG (tuberculosis) y en la lucha contra la fiebre amarilla. Es una buena noticia para los pacientes que est√°n en tratamiento por enfermedades autoinmunes, ya que, en general, este tratamiento involucra f√°rmacos inmunosupresores y, incluso cuando los componentes se ¬ędebilitan¬Ľ para entrar en la formulaci√≥n de una vacuna, eventualmente pueden desencadenar la enfermedad infecciosa que se propone defender en personas inmunodeprimidas. Por tanto, es una preocupaci√≥n menos.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ser cauteloso tampoco significa que sea necesario crear vacunas específicas para los inmunodeprimidos. Sin embargo, el seguimiento médico es fundamental para valorar el grado de actividad de la enfermedad y si es realmente el momento de aplicar alguna dosis.





Ahora que las vacunas han sido aprobadas y est√°n comenzando a aplicarse en masa en la poblaci√≥n, deber√≠amos tener evidencia m√°s s√≥lida sobre la eficacia y seguridad. Esto brindar√° a los profesionales de la salud m√°s apoyo para recomendar uno u otro a pacientes con enfermedades autoinmunes. Mientras tanto, la Sociedad Brasile√Īa de Reumatolog√≠a (SBR) emiti√≥ una posici√≥n con pautas espec√≠ficas para la vacunaci√≥n en este grupo de pacientes, considerando todos estos temas relevantes.

Actualmente, es dif√≠cil hacer alg√ļn tipo de recomendaci√≥n enf√°tica a este grupo. Incluso existe el temor de que un inmunizador ineficaz para estas personas resulte espec√≠ficamente en una falsa sensaci√≥n de protecci√≥n. Al recibir sus dosis, el paciente se sentir√≠a seguro y abandonar√≠a las recomendaciones de salud y prevenci√≥n probadas.

Incluso con la esperanza de las vacunas, se deben mantener todos los protocolos de salud, como el uso de mascarilla, gel de alcohol, distanciamiento social y huida de aglomeraciones. La pandemia no se resolver√° hasta que no se haya vacunado al √ļltimo ciudadano del mundo.

* Dr. Gecilmara Salviato Pileggi es coordinadora de la Comisi√≥n de Enfermedades End√©micas e Infecciosas de la Sociedad Brasile√Īa de Reumatolog√≠a, miembro de la Sociedad de Reumatolog√≠a de S√£o Paulo (SPR) y profesora de la Facultad de Ciencias de la Salud de Barretos (Facisb).

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *