¿Cuánto vale Daniel Alves?





Los periódicos le prescindieron de las páginas más nobles, las radios transmitieron en vivo, los televisores mantuvieron el ritmo, Internet se vino abajo.





Los fan├íticos se movieron en masa, allanaron el aeropuerto y el centro de entrenamiento, tambores, bocinas, coros, tel├ęfonos celulares, palos para selfies, bufandas, camisas, sombreros y banderas.

Despu├ęs de todo, ┬┐el refuerzo corresponder├í a tanta atenci├│n de la prensa y toda la euforia de los fan├íticos?

La respuesta es no.





Y este no es un ejercicio de futurolog├şa sino una mirada hist├│rica.

El jugador al que nos referimos en los primeros p├írrafos es Paulo Henrique Ganso, recibido con pompa y circunstancia en 2012 por la naci├│n de S├úo Paulo, despu├ęs de ser incompatible con Santos.

Pero incluso podr├şa ser Alexandre Pato, llegado en 2014, a trav├ęs de Corinthians.

O Kaká, quien reemplazó a Milán por Morumbi en el mismo año.

O Hernanes, uno de los ├şdolos m├ís grandes del club, regres├│ en 2017 y nuevamente a principios de este a├▒o.

Ninguno de ellos, a pesar de lapsos epis├│dicos en su clase indiscutible, ha cambiado la historia reciente de S├úo Paulo, una historia corta de uno de los fan├íticos brasile├▒os m├ís exigentes, respaldado por el triunfo del Brasileir├úo ganado a mediados de la ├║ltima d├ęcada y un plan de estudios internacional m├ís alto que Todas las demandas de la competencia local.

Una golondrina no es primavera, ni siquiera una golondrina de la calidad de Daniel Alves, el actual capit├ín del equipo brasile├▒o y el mejor jugador de la Copa Am├ęrica terminada hace un mes ma├▒ana.

El entusiasmo de la prensa y la euforia de la pasta tricolor, por supuesto, no son de ninguna manera objetables. Pero dejemos que ambos tengan la noci├│n de que el antiguo Paris Saint-Germain es, en s├ş mismo, solo la parte de una ecuaci├│n. Y, especialmente, que sus l├şderes no confundan la contrataci├│n de un as con la contrataci├│n de un salvador de la patria.

Daniel Alves es un gran equipo, uno de los mejores en la historia del f├║tbol brasile├▒o, del linaje de Djalma Santos, Carlos Alberto, Caf├║, entre otros, y uno de los mejores del mundo en la actualidad.

Pero ni siquiera como bando deber├şa jugar: la firma (tambi├ęn bomb├ística) del ex Atl├ętico de Madrid Juanfran d├şas despu├ęs, no preveamos que no. El n├║mero de Dani en la camisa, el 10, es otra se├▒al.

Por lo tanto, Cuca, el entrenador, debe usar refuerzo en el mediocampo, una posici├│n para la cual tiene todas las credenciales t├ęcnicas pero no la rutina.

¿Tendrán la prensa y los seguidores la paciencia para esperar a que Dani se adapte a un nuevo rol?

Con Goose y los dem├ís no ten├şan e incluso actuaron en sus posiciones originales.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac├ş en Cuba pero resido en Espa├▒a desde muy peque├▒ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes├ę por el periodismo y la informaci├│n digital, campos a los que me he dedicado ├şntegramente durante los ├║ltimos 7 a├▒os. Encargado de informaci├│n pol├ştica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:┬áhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *