Cuando sea más competitivo no pasa sólo por cargar un botón o … la ética y el negocio!



Las organizaciones y sus líderes buscan incesantemente formas creativas de llegar a ser más competitivas. La tecnología, los nuevos productos financieros y los normativos de calidad se han asumido como soportes indispensables para la gestión. El conocimiento más profundo de las personas, de la forma en que se comportan y cómo se motivan para determinadas acciones, sigue siendo una oportunidad por explorar en la mejora del entorno de negocios, de los lugares de trabajo y en la realización profesional y personal de los que trabajan. Estoy seguro de que muchos líderes estar particularmente interesados ​​en un nuevo programa informático que permita reducir el absentismo en su empresa, mejorar el rendimiento, promover la comunicación y la productividad de sus equipos. Estoy menos seguro de que en cuanto líderes nos interesamos especialmente en desarrollar en nosotros competencias que apunten al liderazgo de nuestros equipos en ese sentido. Y aún menos cierto que estemos disponibles para pensar en lo que nuestro comportamiento ético implica en estos objetivos, aunque exista hoy amplio consenso, basado en múltiples ejemplos y evidencia científica, de que un liderazgo ético aumenta el significado de las tareas para los trabajadores, que resulta en mejoras de su desempeño, en mayor efectividad de la gestión superior y en más satisfacción en el trabajo. En este sentido, se trata de la ética, como la demostración de un comportamiento normativamente apropiado al sistema de valores sociales vigente, a través de acciones personales y relaciones y de su promoción por la comunicación, refuerzo y toma de decisión.

Trabajar seriamente la ética de los liderazgos en las organizaciones, reduciendo los riesgos de integridad, implica que dejemos de estar enfocados sólo en la culpabilización, considerando más la responsabilidad a la par de otros dos aspectos: cómo tomamos decisiones, con nuestros atajos, sesgos y tentaciones a hacer -nos divergir de nuestras intenciones; integridad y comportamiento ético no dependen sólo de nuestras tomas de decisión individuales, pues existen influencias de la sociedad, de los pares, de los que nos son cercanos.

Los líderes, al liderar y al asumir como referencias, son determinantes para la prevención de riesgos de integridad y para la promoción de comportamientos éticos en una organización, pues contribuyen decisivamente al establecimiento de patrones de conducta en términos éticos, influenciando a través de niveles de participación vigilancia y / o desconfianza de estas actitudes. Es decir, en un contexto de desconfianza y de aplicación generalizada de procedimientos de control, las personas pueden tender a evaluar el comportamiento general como siendo poco ético y adaptar sus patrones de referencia a esa percepción. Por otro lado, los liderazgos deben saber y actuar de acuerdo con el hecho de que la generalidad de las personas pretenda comportarse de forma íntegra pero que cada vez podremos fallar, aunque podamos no tener conciencia. Más informados, los líderes pueden ayudar a crear condiciones más alentadoras para la reflexión ética y las consecuencias de las elecciones éticas en el día a día, compartiendo dilemas de experiencias pasadas, garantizando más conciencia relativa a comportamientos y disminuyendo posibles disonancias.



Si la ciencia, y la ciencia psicológica en particular, nos puede ayudar a actuar más allá del sentido común, que a veces nos traiciona, ¿por qué seguir esperando nuevos programas informáticos o querer pulsar el botón?


Ana Gomez

Ana Gómez. Nací en Asturias pero llevo varios años afincada en Madrid. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los sucesos económicos, financieros y políticos. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir los sucesos de interés general, tanto económicos como políticos y sociales. Editora experta y colaborara destacada en distintos noticieros online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029 Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *