Cuando los muros caen, caen a ambos lados





Durante d√©cadas, la mayor parte de Europa occidental fue gobernada por partidos que, socialistas o conservadores, se re√≠an en los principios de la OTAN y de la cooperaci√≥n europea. En Portugal, este "arco de la gobernabilidad" termin√≥ en 2015, cuando el PS tom√≥ el PCP y BE para el √°rea de gobierno. Fue la "ca√≠da del muro", seg√ļn Ant√≥nio Costa. Era verdad que sus nuevos socios no hab√≠an cambiado de simpat√≠as norcoreanas y venezolanas. Pero desde que respetaran las "obligaciones internacionales", que importaba eso? Todos los votos val√≠an lo mismo. Por detr√°s, hab√≠a una raz√≥n de expediente: con los socialistas en retracci√≥n por toda Europa, c√≥mo gobernar sin comunistas y radicales? Por los mismos motivos y con los mismos argumentos, Pedro Sanchez, en Espa√Īa, arregl√≥ tambi√©n una "geringonza" con el Podemos y los separatistas.





Todo corri√≥ bien mientras corri√≥ a la izquierda. El problema fue cuando, a la derecha, hubo igual necesidad. En Andaluc√≠a, el PP y el Ciudadanos s√≥lo podr√°n gobernar aceptando el apoyo de Vox, el partido de la derecha nacionalista, con quien por cierto el PP ni quiere negociar. Pero se not√≥ la diferencia. El Podemos y los separatistas rechazan la constituci√≥n espa√Īola y parecen a menudo disponibles para ilegalidades y violencias. Pero son socios respetables de gobierno. Vox no lo es. ¬ŅPor qu√©? Porque, seg√ļn decisi√≥n de Podemos, Vox es "fascista".

La cuesti√≥n andaluza ser√° cada vez m√°s central en la pol√≠tica europea, porque es obvio que la derecha nacionalista, insuflada por la denuncia de la migraci√≥n ilegal y la resistencia a lo pol√≠ticamente correcto, va a integrar mayor√≠as parlamentarias y gobiernos, como ya sucedi√≥ en Italia o en Austria . Piensen en ello: ¬Ņes probable que los conservadores acepten que los socialistas hagan mayor√≠as con comunistas y radicales, mientras ellos mismos se condenan a quedarse en la oposici√≥n, por no admitirse el apoyo de nacionalistas? No es. Los muros, cuando caen, caen a ambos lados. Tambi√©n los votos de Vox valen lo mismo. Fue √©sta la puerta que Costa y Sanchez abrieron.

¬ŅEs el fin del mundo? Es el fin de un mundo, en que la derecha estaba dominada por conservadores y liberales, pero no es necesariamente el fin del mundo. Basta que nunca haya ninguna duda de que ninguna soluci√≥n de gobierno, a la derecha oa la izquierda, ser√° aceptable en Europa para limitar los derechos c√≠vicos o comprometer el marco internacional definido por la OTAN y la cooperaci√≥n e integraci√≥n europeas.

¬ŅCu√°l es el peligro de partidos como Vox? La pol√≠tica que vive de la demagogia es siempre peligrosa. Pero comunistas y radicales, con su vieja ma√Īana sovi√©tica de tratar como "fascistas" o acusar de "blanqueamiento" a cualquiera que no piense como ellos, no son una buena gu√≠a al respecto. Como ya tantos historiadores han explicado, no estamos ante los fascismos de los a√Īos 30. La nueva derecha nacionalista insiste en que las sociedades occidentales deben cultivar las identidades nacionales y los modos de vida tradicionales y hacer valer las fronteras, si es necesario limitando la integraci√≥n internacional. ¬ŅNo habr√° otros argumentos contra tales ideas, a no ser confundirlas con el "fascismo"? Los fascismos de los a√Īos 30 eran una cosa muy diferente: repudiaban la democracia, se dec√≠an revolucionarios, cultivaban el militarismo y la violencia. Vox dice creer en la democracia, la libertad y el Estado de Derecho. Los fascistas, en su tiempo, jam√°s lo dijeron. Y si no creemos en lo que dice Vox, ¬Ņpor qu√© creer en lo que dice el Podemos?

Pero estamos en el reino de la mala fe. El PP y los Ciudadanos no pueden tener el apoyo de Vox en Andaluc√≠a, pero el Syriza gobierna Grecia desde 2015 con un partido nacionalista mucho m√°s exaltado, el Anillo, y nadie se preocupa por la democracia en Grecia. La cuesti√≥n andaluza, por lo tanto, es otra: ¬Ņpor qu√© deber√≠amos admitir que corresponde a los fans del chavismo y del estalinismo juzgar los m√©ritos democr√°ticos de los otros actores pol√≠ticos? Y, m√°s a√ļn, ¬Ņpor qu√© dejarlos transformar cualquier polarizaci√≥n pol√≠tica en una situaci√≥n de guerra civil?





Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *