Cuando es hora de pensar en la cirugía para tratar el Parkinson



El 11 de abril marca el Día Mundial de la Conciencia del Parkinson, enfermedad neurodegenerativa que afecta al 1% de los ancianos del mundo, cerca de 200 mil de ellos en Brasil. A pesar de ser más conocida por los temblores y la rigidez muscular, también perjudica el sistema urinario, intestino, olfato y puede provocar depresión y dolores articulares.



No hay cura para la condición, caracterizada por la caída brusca e intensa en la concentración de dopamina, un neurotransmisor involucrado en el control de los movimientos. Los remedios más utilizados en el tratamiento reponen esa sustancia, pero pueden dejar de funcionar después de un tiempo.

"A partir del quinto año de diagnóstico, un cuarto de los individuos tendrá fluctuación motora relacionada al medicamento", explica Murilo Martínez Marinho, coordinador de neurocirugía funcional en el Hospital São Paulo, de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp). En esta situación, los movimientos involuntarios empeoran cuando el efecto del comprimido pasa, algunas horas después de la aplicación.

Incluso con el ajuste de dosis, los síntomas a veces continúan obstaculizando la vida. El efecto benéfico de los fármacos, a su vez, se vuelve cada vez más corto – en ciertos episodios, no pasa de unos pocos minutos libres de temblores.

Para estos casos más severos, hay alternativas como la estimulación cerebral profunda (ECP). Se trata de una cirugía que inserta una especie de marcapasos en una región del cerebro. Esto para reducir los cambios de motor y hasta el consumo de fármacos.

¿Quién puede hacer la estimulación cerebral profunda

Además de las personas con fluctuación motora, aquellas con más de cuatro años de enfermedad, cuyos síntomas dejaron de responder a los medicamentos incluso después del aumento de la dosis. "Hasta que se ha diagnosticado recientemente, pero tiene temblores incapacitantes y refractarios al tratamiento convencional, se beneficia de la neuroestimulación", comenta Marinho.

Hay todavía un último grupo, más raro, que tendría indicación para esa técnica. Son los sujetos que tienen intolerancia gastrointestinal al uso de la medicación o que sufren demasiado con sus efectos colaterales (náuseas y somnolencia, entre otros).

La neuroestimulación está incluida en el rol de procedimientos a ser cubiertos por los planes de salud y se realiza en algunos centros de referencia del Sistema Único de Salud (SUS).

Cómo funciona el marcapasos y la cirugía

El dispositivo envía señales eléctricas constantes y se puede colocar en tres núcleos diferentes del cerebro que están involucrados con el Parkinson. La elección por el lugar de la instalación en la masa gris se basa en los síntomas de cada persona. Generalmente, el área estimulada es el núcleo subtalámico, el más asociado a las alteraciones motoras.

La cirugía se divide en dos partes. En la primera, un generador se inserta en el área de clavícula. En la segunda etapa, este equipo está conectado a dos electrodos, que se colocan por la parte frontal de la cabeza. "Las incisiones allí son pequeñas, menores que una moneda de diez centavos", apunta Martín.

El individuo se despierta durante ese proceso para que, una vez que los electrodos estén en el lugar, los médicos evalúen en vivo y en color el habla, la coordinación motora y los temblores.

Si es necesario, hay ajuste en el posicionamiento de los dispositivos. Con todo, una anestesia general se aplica para finalizar la instalación. Algunos dispositivos recargables llegan a durar 15 años antes de que un cambio sea obligatorio.

Ventajas del enfoque quirúrgico

Esta terapia ha evolucionado desde los años 1980, cuando comenzó a ser utilizada para tratar la enfermedad de Parkinson. Un estudio publicado en 2012 en Journal of American Medicine (JAMA), hecho con veteranos del ejército americano, mostró que el método proporciona, en promedio, hasta cuatro horas más sin temblores por día.

"Otros trabajos demuestran mejora en síntomas no motores, como sueño, dolores y fatiga", destaca Marinho. Un trabajo alemán, de 2013, comparó 251 pacientes y observó una mejora del 26% en la calidad de vida de quien pasó por la ECP. El grupo que se quedó sólo en el tratamiento medicamentoso vio que ese índice empeoraba en un 1%, según los datos del estudio, conducido por la Universidad de Kiel y extraído de un compendio de la empresa Medtronic, que produce uno de esos marcapasos.

Ahora, no estamos hablando de una cura definitiva. "Problemas en el equilibrio y dificultades en el habla pueden aparecer, pero no se trata de un efecto colateral de la cirugía, sino una progresión natural de la enfermedad", apunta Marinho.

Otros tratamientos para Parkinson

Además de la estimulación eléctrica, nuevas opciones de terapias han llegado en los últimos años, como las bombas de infusión que liberan medicamentos directos en el aparato digestivo del paciente o las infusiones subcutáneas con el mismo papel. Y el futuro seguramente reserva más progresos.

Entre las líneas de investigación, hay neuroestimuladores modernos, capaces de monitorear la actividad cerebral y proporcionar datos que ayuden a elegir el mejor tratamiento. Los medicamentos a base de canabidiol, uno de los principios activos de la marihuana, también demostraron aliviar los síntomas diarios en estudios.

Hay incluso otros enfoques más audaces. En noviembre de 2018, expertos japoneses anunciaron un trasplante de células madre en un portador de Parkinson para estimular la producción natural de dopamina – ese neurotransmisor que falta en la enfermedad, se acuerda?

El hombre será acompañado por dos años para verificar si hubo alguna mejora. Mientras tanto, la ciencia trabaja. "El Parkinson es prevalente y los números tienden a aumentar con el envejecimiento de la población. Por eso hay innumerables estudios para combatirla ", concluye Marinho.


Ana Gomez

Ana Gómez. Nací en Asturias pero llevo varios años afincada en Madrid. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los sucesos económicos, financieros y políticos. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir los sucesos de interés general, tanto económicos como políticos y sociales. Editora experta y colaborara destacada en distintos noticieros online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029 Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *