Cr贸nica de una muerte anunciada en Moscavide





Un hombre vestido de juez de muerte Decidi贸 disparar cuatro tiros a un hombre indefenso en Moscavide, debido a informes en la prensa portuguesa. Despu茅s de este desafortunado evento y crimen atroz que victimiz贸 a Bruno Cand茅 Marques, tal vez estamos obligados a establecer un paralelo con la famosa historia de Gabriel Garc铆a M谩rquez, donde dos hombres se persiguieron para matarlo y nadie en la comunidad creer铆a que el resultado Por lo tanto, ser铆a una muerte a plena luz del d铆a y en el centro de la ciudad, llevando a cabo la venganza.





En el caso de Bruno Cand茅, el hombre fue tras su v铆ctima y por donde pasaba dejaba claro que iba a proceder a un ajuste de cuentas, convirtiendo a este hombre en otro de sus trofeos de guerra, porque antes, en 脕frica, ya hab铆a matado a otros sujetos. de la misma condici贸n. Sin detenerse en sus palabras racistas y prejuiciosas contra Bruno Cand茅, termin贸 cumpliendo sus amenazas, generando una muerte tr谩gica.

Tras conocerse la muerte de Bruno Cand茅, muchos ciudadanos clamaron por justicia, creyendo que de alguna manera la justicia devolver铆a la sonrisa brillante siempre presente en la lucha por superar las trampas de la vida de un joven negro de las afueras de Lisboa. De esta manera, Cand茅 se convirti贸 en el actor de teatro. El teatro perdi贸 a un actor que abandon贸 el escenario de la vida demasiado pronto a trav茅s de una escena tr谩gica.

Pronto hubo un grito urgente de justicia por parte de los ciudadanos entrevistados contra la tr谩gica muerte de Bruno Cand茅, como si esa justicia tuviera la capacidad de cubrir la tragedia que nos atorment贸 con una manta blanca. No hay justicia capaz de proteger el dolor de una familia y la ausencia de cada d铆a que sepa m谩s, cuando Cand茅 no regresa por la puerta e inunda la vida de su familia con su sonrisa.

Esta justicia reclamada por los ciudadanos se vuelve insuficiente porque no devuelve al padre a los tres hijos que se han quedado hu茅rfanos. Del mismo modo, no devuelve al esposo a la esposa, el t铆o a los sobrinos, el hermano a sus hermanos, el amigo a sus amigos. Esta justicia no nos dejar谩 ver la jugada que se preparaba en su honor.

La justicia resulta ser una respuesta a un clamor colectivo para evitar que una tragedia quede sin reparaci贸n, siendo un ejercicio de protecci贸n a la comunidad, aumentando el grado de confianza en las autoridades. Pero, es totalmente ilusorio creer que servir谩, en alguna oportunidad, para devolver a un ser querido a sus familiares. Quiz谩s la mayor justicia es tratar de entender c贸mo una sociedad se dirige hacia la tragedia sin darse cuenta o por qu茅 pretendemos que no existe un problema que est谩 a la vista y negamos cualquier intento de reflexionar sobre 茅l.

Esta narrativa es similar a la cr贸nica de Gabriel Garc铆a M谩rquez, donde nadie pudo evitar la muerte de Santiago Nasar luego de que fuera acusado de deshonrar a 脕ngela Vicario. Sus hermanos gemelos, Pedro y Pablo Vicario, terminaron apu帽alando a Nasar hasta la muerte. Aunque toda la comunidad estaba al tanto del voto de venganza de los hermanos, como una forma de honrar la imagen de la familia, nadie cre铆a que el incidente fatal se materializar铆a.





El autor escribe seg煤n la ortograf铆a antigua.

Ana Gomez

Ana G贸mez. Naci贸 en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a帽os. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi茅n me considero una Geek, amante de la tecnolog铆a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *