Cristiano Ronaldo. Y si el caso de la presunta violación fue en Portugal?









Casi dos semanas despu√©s de que las sospechas contra Cristiano Ronaldo fueran noticia en todo el mundo, y de que la polic√≠a de Las Vegas decidiera reabrir el proceso del supuesto abuso sexual de Kathryn Mayorga, se mantienen las dudas sobre qu√© pasos, en rigor, va dar la justicia norteamericana – y Cristiano Ronaldo contin√ļa en el centro de un hurac√°n. El mi√©rcoles, el abogado que va a defender al jugador emiti√≥ un comunicado en el que afirma que, "Los documentos que supuestamente contienen declaraciones del Sr. Ronaldo y fueron reproducidos en los medios son puras invenciones" y que aunque el delantero portugu√©s no niega la conclusi√≥n de un acuerdo, "Las razones que lo llevaron a hacerlo est√°n, como m√≠nimo, a ser distorsionadas".

es probable que responder de un delito de violaci√≥n, lo que ha sucedido en junio de 2009. Los nuevos elementos entregados por la defensa de la demandante a la polic√≠a dieron sustancia a una investigaci√≥n que se hab√≠a detenido en el momento en que el internacional portugu√©s. Hay varias maneras de que ahora se pueden seguir, pero ¬Ņqu√© pasar√≠a si el presunto delito hab√≠a sucedido en Portugal?

Y la violaci√≥n en Portugal un delito semip√ļblico, el derecho a la queja prescribe en un plazo de seis meses despu√©s de los hechos. Kathryn Mayorga present√≥ una queja al d√≠a siguiente de la supuesta violaci√≥n, lo que significa que, como all√≠, ser√≠a siempre admitida. Si hubiera vencido el plazo de la ley portuguesa, ya no tendr√≠a una segunda oportunidad.

Hizo la queja y, imaginando que el proceso era archivado, la supuesta v√≠ctima tendr√≠a dos caminos para mantener el caso. Por un lado, podr√≠a avanzar con la apertura de instrucci√≥n, discrepando de la opci√≥n tomada por el Ministerio P√ļblico y forzando una acusaci√≥n particular: "En los 20 d√≠as siguientes al archivo, ella podr√≠a presentar nuevos hechos o alegar que el proceso no hab√≠a sido conducido de la mejor forma ", Explica al Observador Leonor Monteiro, abogada con experiencia en casos de violencia de g√©nero.

No fue, ya se sabe, lo que sucedi√≥ en Las Vegas. Adem√°s de los muchos casos de los Estados Unidos resolverse mediante negociaciones ya trav√©s de acuerdos, Kathryn Mayorga hizo un trato con el presunto agresor, pero nueve a√Īos m√°s tarde, se volvi√≥ hacia otra posibilidad tambi√©n permitido en Portugal present√≥ nuevos datos y pruebas que justificaron la reapertura de la investigaci√≥n por la polic√≠a de Las Vegas.





Por aqu√≠ tambi√©n podr√≠a suceder: la reapertura de la encuesta sobre la base de nuevos elementos ser√≠a una posibilidad, incluso despu√©s de 9 a√Īos desde los hechos, porque en este caso se necesitar√≠a 10 a√Īos para la investigaci√≥n. "Si el Ministerio P√ļblico considerase que las pruebas eran importantes y que deb√≠an llevar a la reapertura de la investigaci√≥n, estando √©l en el plazo, el MP podr√≠a reabrir el proceso. Si est√° dentro del plazo, la v√≠ctima tiene todo el derecho de andar con la queja hacia adelante ", contin√ļa Leonor Monteiro. Lo que importa desde el punto de vista legal en el ordenamiento jur√≠dico portugu√©s, que es el de presentar la demanda original en los primeros seis meses y hacer todo lo dem√°s dentro del plazo de prescripci√≥n.

El artículo 118 del Código Penal portugués

1 РEl procedimiento penal se extingue, por efecto de prescripción, tan pronto como sobre la práctica del crimen hayan transcurrido los siguientes plazos:

a) 15 a√Īos, cuando se trate de delitos punibles con pena de prisi√≥n cuyo l√≠mite m√°ximo sea superior a 10 a√Īos o de los delitos previstos en los art√≠culos 335, 372, 373, 374, 374 bis , 375, apartado 1, 377, apartado 1, 379, apartado 1, 382, ‚Äč‚Äč383 y 384 del C√≥digo Penal, 16, 17 De la Ley n¬ļ 34/87, de 16 de julio, modificada por las Leyes n¬ļ 108/2001, de 28 de noviembre, 30/2008, de 10 de julio, 41/2010, de 3 de septiembre, 4 de abril, de 16 de febrero, y 4/2013, de 14 de enero, 7, 8 y 9 de la Ley n¬ļ 20/2008, de 21 de abril, y 8, 9, 10 y 11 de la Ley n¬ļ 50/2007, de 31 de agosto, y del crimen de fraude en la obtenci√≥n de subsidio o subvenci√≥n;
b) Diez a√Īos, cuando se trate de delitos punibles con pena de prisi√≥n cuyo l√≠mite m√°ximo sea igual o superior a cinco a√Īos, pero que no exceda de diez a√Īos;
c) cinco a√Īos, cuando se trate de delitos punibles con pena de prisi√≥n cuyo l√≠mite m√°ximo sea igual o superior a un a√Īo, pero inferior a cinco a√Īos;
d) dos a√Īos, en los dem√°s casos.

http://bdjur.almedina.net/citem.php?field=item_id&value=1172694

La reapertura ser√≠a siempre una decisi√≥n del Ministerio P√ļblico, si considerara la nueva informaci√≥n relevante. Despu√©s, los fiscales ten√≠an dos caminos: o archivaban, por concluir que las pruebas no eran suficientes, o avanzaban con una acusaci√≥n contra el principal sospechoso. Para eso, "Cristiano Ronaldo podr√≠a ser constituido acusado y la investigaci√≥n resultar√≠a con todas las diligencias consideradas pertinentes " para determinar lo que pas√≥, dice Leonor Monteiro. Como parte demandada, el atleta tendr√≠a que ser escuchado por las autoridades a declarar – que podr√≠a tener lugar por videoconferencia, aunque tambi√©n era posible viaje a Portugal. "Me conven√≠a a su abogado para estar en Portugal. Hay procuradores del Ministerio P√ļblico que quieren la presencia de las personas para ser constituidas acusadas. "Depende mucho del fiscal", contin√ļa la abogada consultada por el Observador.

En el caso de que el Ministerio P√ļblico considerara que los elementos reunidos eran fuertes y decid√≠a avanzar hacia una acusaci√≥n, la defensa de Ronaldo podr√≠a intentar a√ļn la fase de instrucci√≥n para evitar el juicio. La apertura de instrucci√≥n sirve para que un juez de instrucci√≥n mire los hechos y, despu√©s de un debate instructor -una especie de pre-juicio- decida si el caso tiene piernas para caminar y seguir para el juicio efectivo por otro juez. En esa fase, los abogados del futbolista intentar√≠an hacer caer el caso, presentando argumentos, datos o testigos para contrarrestar la tesis del Ministerio P√ļblico. El juez de instrucci√≥n decid√≠a despu√©s por la "pronunciaci√≥n" (que har√≠a el caso seguir incluso para juicio) o por la "no pronunciaci√≥n".

No habiendo pronunciación, no es llevado a juicio. Es como si el proceso hubiera sido archivado. En esa situación, sin embargo, la víctima todavía puede recurrir a un tribunal superior.

Delito de violación bajo la ley portuguesa

El crimen de violaci√≥n implica un acto sexual de relieve con penetraci√≥n. En el punto 1 del art√≠culo 164 del C√≥digo Penal se entiende que constituye violaci√≥n "quien, por medio de violencia, amenaza grave, o despu√©s, para ese fin, haber llegado a ser inconsciente o puesto en la imposibilidad de resistir, obligar a otra persona a sufrir o practicar, consigo o con otro, c√≥pula, coito anal o coito oral; o a sufrir una introducci√≥n vaginal o anal de partes del cuerpo u objetos. El crimen es castigado con pena de prisi√≥n de tres a diez a√Īos. Ya en el punto 2 del mismo art√≠culo se lee que los mismos actos realizados por formas no comprendidas en el n√ļmero anterior son castigados con una pena de prisi√≥n de 1 a 6 a√Īos.

El eventual juicio ser√≠a similar a todos los dem√°s. Cristiano Ronaldo tendr√≠a que estar presente, al menos en la primera sesi√≥n. Despu√©s, podr√≠a pedir al colectivo de jueces que se le exime de estar en las siguientes audiencias, alegando la necesidad de estar en otro lugar a causa del trabajo o cuestiones familiares, por ejemplo. Pod√≠a tambi√©n pedir al juez para que el juicio avanzara a la puerta cerrada, alegando el derecho a la reserva de la intimidad de la vida privada. Y, si as√≠ fuera, s√≥lo la lectura de la sentencia ser√≠a p√ļblica.

En Portugal, la violaci√≥n es un delito contra la libertad sexual, dice el abogado Miguel Matias Observador. Significa este principio de la autodeterminaci√≥n que: "Yo soy una mujer o un hombre y tengo el derecho de ir a un cuarto con quien quiera", explica el abogado. Seg√ļn el C√≥digo Penal, la pr√°ctica del crimen consiste en actos sexuales de relieve que comprenden la penetraci√≥n, de una persona a otra, sin consentimiento, en que se utiliza "la amenaza, la coacci√≥n, la violencia o cualquier otro medio" (estos actos son castigados con una pena de prisi√≥n que puede ir de los 3 a los 10 a√Īos). Si la violaci√≥n no ha implicado el uso de violencia o coacci√≥n sobre la v√≠ctima, el marco penal aplicado es de 1 a 6 a√Īos.

Una de las razones por las que la investigaci√≥n en Las Vegas no avanz√≥, en el momento en que se hizo la queja, est√° relacionada con el acuerdo de confidencialidad extrajudicial celebrado entre Cristiano Ronaldo y Kathryn Mayorga, por valor de 375 mil d√≥lares. Por ahora, ning√ļn acuerdo podr√≠a, por s√≠ solo, poner fin inmediatamente a un procedimiento penal.

En primer lugar, como explica Miguel Matias, esta negociaci√≥n extrajudicial s√≥lo est√° prevista para algunos tipos de cr√≠menes, como los delitos particulares (por ejemplo, un crimen de difamaci√≥n). En el caso de los delitos semi-p√ļblicos (como es el caso de violaci√≥n, una vez que exige la existencia de una denuncia), tambi√©n es posible, pero s√≥lo en una fase inicial del procedimiento y si va acompa√Īado de dos comunicaciones formales: la de la desistencia por parte de la supuesta v√≠ctima, y ‚Äč‚Äčla de la aceptaci√≥n del desistimiento de la queja, por parte del inculpado. En caso de que se hiciera, "pasados ‚Äč‚Äč30 d√≠as, la demandante ya no podr√≠a reabrir el caso", a√Īade el abogado.

En los documentos a los que la revista Der Spiegel tuvo acceso, Cristiano Ronaldo es citado a decir que, durante el acto sexual con Kathryn Mayorga, fue "grosero" y que ésta habrá dicho "no" y "para" más de una vez. Si esto hubiera sucedido en Portugal, abogado defendea Isabel Ventura, jurisprudencia y doctrina sería considerar la existencia de la violencia, y por el contrario, la ausencia de violencia, también sería admisible. "Para alguna jurisprudencia, probablemente serían precisas más pruebas de violencia y de la consiguiente resistencia de la parte de la víctima. Decir 'no' en el contexto en que se dice puede no ser suficiente para que haya una manifestación clara de rechazo, hay que haber una reacción física ", explica la docente invitada en la Escuela de Derecho de la Universidad Católica de Oporto, donde coordina el seminario de maestría "Derecho y Género: el caso de los delitos sexuales", al Observador.

Incluso antes de que Isabel Ventura, autor de la "medusa en el Palacio de Justicia o un historial de Violación Sexual", tesis doctoral explora cómo tratar el sistema judicial portugués y trata a los delitos sexuales, habló con el Observador acerca de cómo el crimen violación consagrado en la legislación portuguesa, no se puede considerar la cuestión del consentimiento:

[√Č preciso] que la violaci√≥n no sea un crimen s√≥lo centrado en la violencia, la amenaza grave o la incapacidad de resistir, por otra parte, el hecho de estar en la ley el crimen de "abuso sexual de persona incapaz de resistir", significa que las otras tienen que ser capaces de resistir. Pero, adem√°s, en mi perspectiva, deber√≠a ser expl√≠cito que el crimen se base en el disentimiento de la v√≠ctima, es decir, en la falta de consentimiento. Es fundamental que todas las personas implicadas [num processo de viola√ß√£o]de los agentes a los oficiales de justicia, incluyendo el Ministerio P√ļblico, est√©n informadas sobre los procesos t√≠picos de victimizaci√≥n y en relaci√≥n a las reacciones t√≠picas que muchas veces se alejan diametralmente de los estereotipos que tenemos.

En cuanto al dise√Īo del perfil del presunto agresor, que siempre se tiene en cuenta en relaci√≥n con los dem√°s elementos probatorios reunidos (o no) por la investigaci√≥n, aqu√≠ como en los Estados Unidos seguir√≠a, probablemente, las mismas l√≠neas. Cristiano Ronaldo, como "figura p√ļblica amada", tiene capital er√≥tico (es joven) y capital de estatuto social (es millonario). Todo esto, afirma Isabel Ventura, va contra los estereotipos del agresor. "Cristiano Ronaldo se aleja mucho de la figura del agresor. Una acusaci√≥n es siempre evaluada considerando qui√©n la hace y qui√©n es acusado. Si ella estaba acusando a otra persona que no fuera amada, m√°s f√°cilmente la queja de ella ser√≠a acreditada.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *