¿Creen que esta vez va a ser diferente?





Parece que es el momento de que la nación examine el presupuesto. Más importante, sin embargo, podría ver el patrón que se redujo a la historia de Portugal en los últimos treinta años después de cada ajuste fiscal, la posición de la derecha llega un gasto gubernamental Partido Socialista hoja de vida hasta la próxima presión fiscal. Desde el 2015, concluido el rescate de la troika, que pasamos una vez más por la fase en que un gobierno socialista multiplica los peces del presupuesto. ¿Creen que esta vez el final, cuando llegue, va a ser diferente de lo que fue en 2001, cuando Guterres nos deseó buenas noches y buena suerte, o en 2011, cuando Sócrates llamó al FMI?





Detrás de estos ciclos, en los que el derecho limpia y PS sucio, es un problema sin resolver desde hace tres décadas: desde los años 90, Portugal no pudo aprovechar la integración monetaria europea y la globalización para expandir su economía al nivel que estaba posible en el tiempo de la AELC (1960) o en los primeros años de la CEE (1986). Es cierto que en 2008 hubo la llamada "gran recesión". Pero antes y después, estos fueron tiempos en que la mayor parte del mundo recuperó el atraso con los países más ricos. Lo que Portugal logró hacer en este momento era aprovechar el crédito barato de la moneda única para financiar la diferencia entre lo que aspiramos y lo que estaba a su alcance. La deuda mide esta diferencia: es una de las mayores del mundo.

Podemos discutir los orígenes de esta dificultad. Hay quien argumenta que el problema está en el hecho de que nuestra mano de obra barata, con la globalización, ha dejado de ser la ventaja que fue en 1960 o en 1986. Ciertamente. Pero el hecho es que nunca hemos buscado otras ventajas. Por el contrario: sobre la relativa falta de cualificaciones, dejamos acumularse una burocracia intratable, una justicia lenta, y un fisco punitivo e incierto. ¿Azar, ignorancia? Ni una cosa ni otra. Todo correspondió muy cínicamente a una política: la de la protección de las clientelas del Estado y de sus rentas, protagonizada sobre todo por el Partido Socialista. El PS demostró como un pequeño clan de amigos y de familias-siempre los mismos desde 1995- podía controlar el país por el simple expediente de concentrar los recursos en los grupos electoralmente interesantes, sin que el sacrificio de todo lo demás, incluyendo los sacrosantos servicios públicos, como el SNS en los últimos tres años, alteró los sondeos.

No, el problema no está sólo en la mano de obra, sino en el hecho de que nuestra democracia nunca ha conseguido por sí sola una alternativa con un mandato fuerte a este tipo de gobernanza socialista, ni siquiera cuando José Sócrates amenazó con hacer su dominio completamente asfixiante y sospechoso. Sólo la resistencia de los acreedores extranjeros para seguir prestando ha causado la alternancia en Portugal. Pero la obra de los gobiernos de emergencia, siempre sitiados por el alarido de los intereses ofendidos, ha sido demasiado temporal o reversible.

Lo que nos preocupa no es sólo el hecho de que una crisis mundial, ya sea por Trump, el petróleo o la Italia, nos pueda recoger en la vulnerabilidad de siempre. Esto sería sin duda malo, pero lo peor de todo, un día, no van a ser las aflicciones financieras, por ahora amenizadas por la UE, sino la impresión de las oportunidades perdidas. Piense en ello: es muy probable que Portugal nunca ha beneficiado, en teoría, por lo que muchas de las condiciones para alcanzar el nivel requerido por la riqueza de nuestras aspiraciones y compromisos. En vez de eso, andamos todos a servir a los Mário Nogueiras ya los Ricardo Salgados del régimen socialista. Deberíamos y podríamos haber hecho mucho mejor en los últimos treinta años. No lo hicimos.





Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *