Covid-19: las vacunas no provocan c√°ncer de mama, infertilidad ni abortos





Vacunas contra la coronavirus han sido blanco de noticias falsas durante mucho tiempo, incluso antes de su aprobación. Ahora circulan publicaciones por las redes sociales que afirman que los inmunizadores provocarían cáncer de mama, infertilidad e incluso abortos. resulta que Nada de esto es verdad.





‚ÄúNo existe asociaci√≥n de inmunizadores con ninguna de estas cosas. A pesar de ser nuevos, se producen con gran seguridad ‚ÄĚ, dice el ginec√≥logo Agnaldo Lopes, presidente de la Federaci√≥n Brasile√Īa de Asociaciones de Ginecolog√≠a y Obstetricia (Febrasgo).

Antes de profundizar en estas afirmaciones, es importante se√Īalar que las vacunas pueden causar algunos efectos secundarios, pero ninguno de los graves mencionados anteriormente.

Los principales son dolor de cabeza y dolor en el sitio de aplicaci√≥n, adem√°s de debilidad y fiebre baja, y solo en los primeros d√≠as despu√©s de la picadura. Estos s√≠ntomas se informaron en estudios previos a la aprobaci√≥n y a√ļn est√°n siendo analizados por los laboratorios de fabricaci√≥n.

‚ÄúExiste una gran cantidad de evidencia que indica que las vacunas que tenemos disponibles son seguras. Pasan por tantos procesos de evaluaci√≥n que se pueden utilizar sin preocuparse ‚ÄĚ, se√Īala la periodista Dayane Machado, estudiante de doctorado en el Departamento de Pol√≠tica Cient√≠fica y Tecnol√≥gica de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp), en el interior de S√£o Paulo. y un investigador sobre la anti-vacuna.

Ver SALUD investigó el origen de estos noticias falsas y lo que la ciencia dice sobre ellos:

¬ŅLa vacuna causa c√°ncer de mama?

El origen de este rumor está relacionado con distorsión de información real. A principios de 2021, el hospital Intermountain Healthcare Center, en Estados Unidos, publicó un video en el que el radiólogo Brett Parkinson recomendaba que las mujeres se sometieran a una mamografía antes de tomar el inmunizador Covid-19. Es que, en un estudio, encontró casos de falsos positivos de tumores de mama en mujeres protegidas contra el coronavirus.





Y realmente puede suceder. Seg√ļn la Breast Imaging Society de Estados Unidos, uno de los efectos de estas vacunas es la hinchaz√≥n de los ganglios linf√°ticos cerca del sitio de aplicaci√≥n, como en las axilas.

Esta reacción dura unos días, pero si una mujer se realiza una mamografía durante este período, es probable que el resultado apunte a una alteración que despierte la sospecha de cáncer de mama. Pero es solo un falso positivo.

Para evitar este revés, la entidad estadounidense hace exactamente la misma recomendación que Brett Parkinson. Otra posibilidad es que el examen se programe cuatro semanas después de la segunda dosis.

A partir de ese indicio, los grupos antivacunas comenzaron a difundir en internet que la inyección contra Covid-19 es capaz de estimular el desarrollo de este tumor, distorsionando el mensaje original.

Para reforzar que esto es solo una mentira, revisamos el sitio web PubMed, que agrega investigaciones publicadas en todo el mundo.

Todos los resultados de la b√ļsqueda est√°n relacionados √ļnicamente con la atenci√≥n que necesitan los pacientes con c√°ncer en relaci√≥n con Covid-19 y la importancia de la vacuna para esta poblaci√≥n. Ning√ļn trabajo habla del riesgo de desarrollar la enfermedad debido al agente inmunizante.

¬ŅLa vacuna causa infertilidad?

Esta teoría surgió gracias a un epidemiólogo alemán llamado Wolfgang Wodarg. En diciembre de 2020, se puso en contacto con la Agencia Europea de Medicamentos para pedir que se detuviera el estudio con la vacuna Pfizer, alegando que causaría infertilidad en las mujeres.

Wodarg creía que una de las proteínas responsables del desarrollo de la placenta, llamada Syncytin-1, sería muy similar a Sars-CoV-2: la proteína Spike.

Siguiendo esta línea de razonamiento, si el agente inmunizante indujera al sistema inmunológico a producir anticuerpos contra el coronavirus en respuesta a la presencia de esta proteína, en consecuencia haría lo mismo con Syncytin-1. El resultado: el cuerpo rechazaría la placenta, evitando que la mujer quedara embarazada. Solo que no faltan razones para no creer en esta historia.

En una entrevista con el portal estadounidense WebMD, la infect√≥loga Jill Foster, profesora de la Universidad de Minnesota, en Estados Unidos, explic√≥ que las prote√≠nas Spike y Syncytin-1 comparten peque√Īos tramos del mismo c√≥digo gen√©tico, pero no lo suficiente para producirlas. compatible. En resumen, la vacuna no pondr√≠a en riesgo la placenta.

Además, saber que Wolfgang Wodarg está detrás de esto es un paso atrás. En 2009, cuando era presidente del Comité de Salud de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, incluso acusó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de exagerar los peligros de la gripe H1N1.

Seg√ļn Wodarg, el brote de la enfermedad no fue una pandemia, fue solo una estrategia para que los grandes grupos farmac√©uticos ganaran dinero al intentar crear una vacuna. Suena bastante similar a lo que hemos escuchado durante la pandemia de Covid-19, ¬Ņno es as√≠?

Finalmente, al mirar nuevamente el sitio web de Pubmed, no hay ning√ļn estudio que asocie el agente inmunizante con el riesgo de infertilidad.

¬ŅLa vacuna induce abortos?

La ultima noticias falsas surgió de un texto publicado en el sitio web The Daily Exposed y fue denegado por varias agencias de cheques en el extranjero. El artículo distorsionó los datos sobre eventos adversos recopilados por la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido.

Seg√ļn el autor, despu√©s de recibir la inyecci√≥n contra Covid-19, el n√ļmero de mujeres que tuvieron abortos espont√°neos en el pa√≠s aument√≥ en un 366% en seis semanas.

Dice que, entre las mujeres embarazadas que fueron vacunadas desde diciembre de 2020 hasta enero de 2021, seis perdieron a su beb√©. Seg√ļn los informes, desde finales de enero hasta principios de marzo, otras 22 mujeres inmunizadas sufrieron abortos espont√°neos. Esto da un total de 28 mujeres embarazadas, lo que representar√≠a un n√ļmero m√°s de tres veces mayor que al principio.

Vamos por partes. En primer lugar, independientemente de si los datos son correctos, no hay forma de decir que la vacuna provocó la interrupción del embarazo. Todos los laboratorios y agencias de salud están monitoreando los efectos adversos de los inmunizadores en todo el planeta y, hasta ahora, no hubo evidencia de pérdida fetal causada por las dosis.

En segundo lugar, el porcentaje del 366% por s√≠ solo no tiene sentido. El art√≠culo no trae la cantidad de personas que fueron vacunadas durante este per√≠odo o la cantidad de abortos que ya se realizaron en el Reino Unido. Por tanto, no hay ninguna referencia de comparaci√≥n que indique que este n√ļmero es realmente expresivo.

Adem√°s, este es otro caso de poner la pulga detr√°s de la oreja cuando se mira la fuente de la informaci√≥n. El sitio web donde se public√≥ este texto est√° lleno de otros informes alarmistas y enga√Īosos.

Al consultar Pubmed, encontramos un solo estudio, publicado en la respetada revista The New England Journal of Medicine, sobre el tema. Los científicos han evaluado la seguridad de las vacunas genéticas basadas en ARN cuando se administran a mujeres embarazadas.

Entre los 35 691 participantes, solo 115 perdieron a su beb√©. Seg√ļn los investigadores, en comparaci√≥n con la cantidad de abortos espont√°neos que ocurren en la vida real, la proporci√≥n es la misma.

Cómo protegerse de noticias falsas

Esta no es la primera vez que la población femenina se encuentra en el centro de las mentiras sobre las vacunas. Un artículo publicado en la revista Nature Reviews Immunology informa que, en 2003, las preocupaciones sobre el tema de la infertilidad dieron lugar a un boicot de la inmunización contra la poliomielitis en el norte de Nigeria, por ejemplo.

‚ÄúVarios rumores sobre inmunizaciones tienen una larga historia. Entre los m√°s populares se encuentran los que citan enfermedades superserias o eventos adversos, capaces de causar incluso la muerte ‚ÄĚ, dice Dayane.

‚ÄúEsta desinformaci√≥n siempre se recicla. Cuando ocurre algo diferente, los grupos antivacunas se organizan e intentan reelaborarlos, dando una nueva cara a la mentira ‚ÄĚ, a√Īade.

El investigador dice que, debido a la incertidumbre que existía al inicio de la pandemia sobre el efecto del Covid-19 en las mujeres embarazadas, las personas con malas intenciones aprovecharon para insertar rumores en las discusiones. El problema es que muchas personas terminan compartiendo este tipo de cosas en un intento de advertir y proteger a sus amigos y familiares.

Por tanto, ante este tipo de mensaje o post, haz unos ejercicios básicos: comprueba si la información tiene fuente y si es fiable, sospecha datos muy alarmantes y recuerda que el hecho de que algo le haya pasado a una persona no significa que sea la regla.

¬ęY no olvide vacunarse. Es la estrategia que tenemos hoy para combatir la pandemia ‚ÄĚ, concluye Lopes.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *