COVID-19: Gu√≠a pr√°ctica para ¬ęmatar¬Ľ el nuevo Coronavirus









Poco se puede decir acerca de nuestra realidad, las noticias son terribles y el mundo est√° postrado ante la pandemia, una enfermedad que se predijo, pero no se tuvo en cuenta. Lo llamaron COVID-19 y su ignici√≥n es SARS-CoV-2. Desde el principio hasta hoy, m√°s de 194 mil vidas han ca√≠do al suelo (las que se conocen, como se sospecha de muchas … muchas m√°s). Entonces, ¬Ņc√≥mo puedes matar a este nuevo coronavirus?

Hasta ahora, se sabe algo sobre la enfermedad y c√≥mo ¬ęmatar¬Ľ el virus. Sin embargo, todav√≠a queda un largo camino por recorrer.

La vacuna es el santo grial del mundo moderno ... pero ¬Ņd√≥nde est√°?





La carrera ha comenzado y hay más de 70 vacunas compitiendo por el título de "divina". La cura para COVID-19 ya puede estar en proceso, pero tomará más tiempo de lo que anhelamos. Sin embargo, los investigadores están probando nuevas vacunas, reviviendo medicamentos viejos y reenfocando tratamientos desarrollados originalmente para otras enfermedades.

Las cosas se mueven r√°pido; cuando lees esto, la situaci√≥n puede haber cambiado (para mejor, esperamos). Entonces, ¬Ņc√≥mo piensan los cient√≠ficos que van a deshacerse de este peque√Īo oponente viral?

Estas son algunas de las medidas que est√°n actualmente disponibles para atacar el virus.

Imagen de una vacuna contra COVID-19

Bloquear el virus

Cada part√≠cula del nuevo virus, SARS-CoV-2, est√° salpicada de p√ļas, que le permiten unirse a una c√©lula humana, crear el pasaje e infiltrarse en su interior. Al igual que el germen que desencaden√≥ la epidemia de SARS en 2003, el SARS-CoV-2 se adhiere a una prote√≠na en las c√©lulas humanas llamada ACE2, que es especialmente frecuente en los pulmones y el intestino delgado. A favor de esta conexi√≥n, el SARS-CoV-2 es al menos 10 veces m√°s "pegajoso" que su primo, lo que puede explicar su r√°pida propagaci√≥n.

Una forma de evitar que este invasor se infiltre en la célula en primer lugar es evitar que se encienda. Bueno, pero esto es lo que nuestro sistema inmunitario intenta hacer: envía anticuerpos que se involucran en los picos, de modo que el virus no puede adherirse al proteina ACE2. Sin embargo, hay otras formas de lograr el mismo efecto.

1. Haz una vacuna.

Para una inmunidad potente y duradera, la llamada vacuna viva atenuada es el estándar de oro. Contiene una versión deformada del virus, que nuestro sistema inmunitario puede usar para entrenar. Sin embargo, este virus también puede causar infección. Es por eso que muchos investigadores están trabajando en vacunas que no contienen todo el virus, sino solo los picos externos. Por lo tanto, mezclados con moléculas inmunoestimulantes, llamadas adyuvantes, desencadenarán una respuesta segura de anticuerpos.

Imagen de plasma que se utilizar√° para tratar el nuevo coronavirus que causa COVID-19

2. Plasma de personas ya curadas

Un enfoque que ha sido ampliamente considerado, incluso en Portugal, es el uso de plasma sanguíneo rico en anticuerpos de personas que sobrevivieron a Covid-19. Después de ser tratado, la idea es inyectar a los pacientes recientemente infectados (o en riesgo) con este plasma.

El plasma no le ense√Īar√° al cuerpo a combatir el virus y una inyecci√≥n no durar√° para siempre, pero puede ser una buena manera de preparar a los profesionales de la salud. La infecci√≥n de los profesionales de la salud es un problema importante. Este enfoque, la t√©cnica que transfiere anticuerpos de pacientes recuperados, ya se ha ganado un Premio Nobel de Medicina.

3. Atraer el virus a una trampa

Seg√ļn algunos investigadores, un enfoque a utilizar es inundar el √°rea con mol√©culas se√Īuelo sint√©ticas que se parecen a ACE2. De esta manera, este enga√Īo enga√Īar√° al virus para que se adhiera a estas mol√©culas sint√©ticas, protegiendo a las c√©lulas pulmonares del da√Īo.

4. Medicamentos que evitan la unión a ACE2

Uno de los enfoques que se ha seguido es evitar que el virus se una a la célula. Por lo tanto, con un medicamento específico, se podría crear una forma para que el pico del virus no se una a la proteína ACE2.

En teor√≠a, estos compuestos funcionar√≠an tanto en el SARS como en el Covid-19, evitando que los virus se unan a las c√©lulas. Sin embargo, ACE2 desempe√Īa una serie de otros roles en todo el cuerpo; Ayuda a regular la presi√≥n arterial, la funci√≥n renal e incluso la fertilidad. Jugar con esta prote√≠na puede tener consecuencias peligrosas.

Matarlo por contacto

Todos los virus usan una capa de proteína resistente para proteger su valioso material genético de los elementos. El nuevo coronavirus tiene una capa externa adicional de moléculas grasas. Es una gran noticia para los humanos, porque es fácil romper esta cápsula con jabón o desinfectantes a base de alcohol.

De hecho, el jab√≥n funciona mejor y no tiene que preocuparse por el material antibacteriano. Por lo tanto, sin su capa de grasa, el virus muere. ¬°Podemos enviar el virus por el desag√ľe!

Sabotaje desde dentro

El √ļnico prop√≥sito de un virus en la vida es desviar la maquinaria de su c√©lula hu√©sped y obligarla a hacer copias virales (√ļsela como si fuera una fotocopiadora). Despu√©s de tomar el control de la c√©lula, el virus cambia la forma en que funciona la m√°quina. Por supuesto, es posible prevenir los intentos del virus.

Es con esta idea que algunos científicos están investigando la posibilidad de usar drogas desarrolladas para combatir otras enfermedades. Puede haber éxito en la lucha contra COVID-19 que se desconoce.

Imagen de medicina de cloroquina

1. Fosfato de cloroquina

En un momento, la cloroquina apareció como una droga hipotética que pondría fin a la pandemia. Este medicamento se ha utilizado durante décadas para tratar la malaria. Su acción es cambiar el nivel de pH de las células humanas, haciéndolas menos ácidas y menos hospitalarias para ciertos virus. Los investigadores están examinando si SARS-CoV-2 podría ser uno de ellos.

La cloroquina también puede reducir la inflamación pulmonar que mata a algunos pacientes con una infección grave por COVID-19. Un gran problema son los datos colaterales que pueden traer más problemas que resolverlos.

2. Medicamentos utilizados para tratar el VIH.

Otra línea de investigación se está moviendo hacia el posible uso de una clase de medicamentos llamados inhibidores de la proteasa. Estos medicamentos se han usado durante mucho tiempo para tratar el VIH y la hepatitis C, ya que interrumpen el proceso de replicación viral. Las proteasas son como tijeras moleculares; Una vez dentro de la célula huésped, el SARS-CoV-2 los usa para cortar largas hebras de proteína en trozos. Sin estas tijeras, el ciclo de vida del virus no puede continuar.

3. Atacar el ARN del virus

Otra clase de medicamentos se dirige a una enzima llamada polimerasa, que est√° vinculada a copias del material gen√©tico del virus, ARN, dentro de la c√©lula hu√©sped. Por lo tanto, hay dos candidatos prometedores en esta categor√≠a: Remdesivir, desarrollado originalmente para tratar el √Čbola, y Faviripiravir, inicialmente utilizado contra la influenza. Esto imita los bloques de construcci√≥n de ARN y se inserta en la cadena. Una vez dentro, la polimerasa no puede agregar nuevas partes y se detiene la replicaci√≥n.

Lea también:

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *