"Couraíso" desborda al inicio: Misa con The National, la piel de gallina Julia Jacklin









No es fácil construir la identidad de un festival, es aún más difícil solidificarlo, pero después de unos años a tientas de la audiencia, después de ediciones más exitosas y otras que buscan un terreno sólido (con incursiones en el nu-metal en el medio) ), 2005 lo cambió todo. Fue hace 14 años. Durante mucho tiempo ahora, algunos de los que estuvieron allí habrán sido madres y padres, sin embargo, se habrán casado y divorciado, muchos incluso pueden haber cambiado sus vidas. Fue el año en que el festival Paredes de Coura trajo a Portugal Foo Fighters, Kaiser Chiefs, !!!, Death From Above 1979, Pixies, Queens of The Stone Age, The Roots, Nick Cave & the Bad Seeds, Vincent Gallo ( uff) y algunos más. Más sorprendente que eso, fue la edición que introdujo por primera vez a la audiencia portuguesa a The National y Arcade Fire, después de haber hecho lo mismo el año anterior con el LCD Soundsystem.

El mito ha crecido a lo largo de los años, y desde entonces Paredes de Coura se ha convertido en sinónimo del futuro: se encontró una receta para un festival que revela el talento en el momento adecuado antes de que explotara en Portugal y en todo el mundo. Eso ni siquiera fue un problema financieramente viable (no obtuvo ganancias), pero fue el momento en que "Couraíso", como lo tratan con cariño los aficionados, se convirtió en la peregrinación anual de los amantes de la música y en un lugar de buen descubrimiento. para los más distraídos En ese momento, se creó un filtro de calidad que también actuó sobre lo nuevo. Este miércoles, al comienzo de una 27a edición que celebra (y mucho) el pasado, esta historia se repitió nuevamente con otro episodio feliz, con el debut en Portugal de una mujer-mujer que celebra 29 años a fin de año. mes y eso dejó una colina para suspirar.

Se llama Julia Jacklin y proviene de "las montañas azules de Australia", como lo dijo, aunque la banda es de Toronto, Canadá. El baterista y los guitarristas están allí para ayudarla, para subir a ese convoy de rock indie inspirado en los años 90 del que Jacklin es un pasajero ocasional, pero especialmente para no interponerse en el camino, para puntuar sus canciones, dejándola ser la voz. Portentous Jacklin se eleva por encima de todo lo demás mientras canta historias de dolores, (des) amores y capítulos de la saga de la vida femenina.

El escenario también ayudó a que el debut fuera tan bien que Julia Jacklin salió del escenario casi rebotando, con los brazos extendidos en el aire y la cara feliz de quién ganó una nueva audiencia. Cuando se presentó a la gente a las 7:40 pm, todavía era de día, desde la cima de la colina estaba Julia Jacklin con un entorno verde e idílico detrás de ella, un bosque interminable arriba. Algunos, muchos, se quedaron atrás, sentados o tumbados en la hierba. Otros, mucho menos, se adelantaron, escuchándola lo más cerca posible. A la salida, los comentarios habituales de los felices estrenos: "esto es de los tipos", "increíble", "no sabía pero la niña tiene pinta", "primera tarde, primer gran concierto".

El comienzo fue con "Body" y lo que siguió fue "Eastwick", soltero que Julia Jacklin lanzó hace casi dos años, después de un álbum debut al que pocas personas prestaron atención. El mediatismo llegó con el lanzamiento del segundo álbum, Aplastante, considerado por The Observer como uno de los mejores discos del primer semestre de este año. Julia, sin embargo, quería mostrar que el talento no es nuevo y continuó en el pasado, continuando con "Leadlight" después de presentarse: "Hola, ¿cómo estás? Es un placer conocerte. Nunca había estado en Portugal, así que gracias (por venir) ”. Los primeros aplausos dieron señales auspiciosas de lo que seguiría y Julia Jacklin, de buen humor, los notó: “Qué genial. ¿Están borrachos o simplemente afables? Bueno, te acepto de una forma u otra.





La tristeza es un sentimiento que ya ha dado muchas buenas canciones y Julia Jacklin, que no está triste, es parte de esta línea de compositores melancólicos, personas que todavía buscan certeza para la vida (¿alguna vez llegan sólidas y duraderas?) Y toma la guitarra con el deseo de revisarla, para animar los encantos y desencantos con los que uno vive y crece. Notoriamente bien dispuesta, incluso bromeó al respecto: “¿Te sientes triste? Así que seamos aún más tristes ”, disparó sonriendo, falda verde, camiseta negra, cabello dorado, piel blanca. Fue la posible introducción a "No sé cómo seguir amándote", una canción maravillosa sobre conocer a alguien "tan bien" que ya no sabes cómo seguir amándolo. Luego recurrió a "Turn Me Down", en el que hizo uso de su increíble voz, capaz de susurrar, falsete y rock, con un final en el que suspendió las notas de voz cantando el título en voz alta. Parece un espectáculo, pero nunca es gratis, nunca suena como un producto de marketing, Julia sabe que no cantas una decepción como una mañana soleada.

Todavía había "Confort" (solo en el escenario, solo con la banda, solo las notas de guitarra estrictamente necesarias, lo importante era la voz), "Good Guy" y ya con pompas de jabón que se elevaban por los cielos de la audiencia y la banda. apoyando en la esquina, "Pool Party". Felizmente, se dio cuenta de que "más personas de las que esperaba" la escuchaban, cantó este posible himno femenino que es "Head Alone" (donde hay tantos acordes que no quiere que se toque todo el tiempo, su cuerpo, te puede gustar alguien sin poner siempre las manos sobre él) y terminaste creciendo indie-rock con "Pressure to Party", lo que demuestra que es reduccionista llamarlo macambúzia, un compositor ya ecléctico y artista de la mano. lleno Sonó como uno de esos conciertos para recordar en unos años, cuando Julia Jacklin obtuvo el estatus de Angel Olsen (¡quien incluso hace canciones con Mark Ronson y todo!) O la de su compatriota Courtney Barnett: "La vimos en Coura, recuerda- te? ”Si llegaron unas horas antes, lo cual es poco probable, y si vieron su concierto, una combinación aún más improbable, incluso The National eran niños a los que temblar.

Al final del concierto de Julia Jacklin, el segundo en el escenario principal del festival en este día de inicio, antes, los brazales de Bedrock, que extendieron las primeras filas con energía y un espíritu festivo de rock, tocaron, la colina comenzó a componer. La audiencia, sin embargo, pasaría de noche, inicialmente para ver el rock psicodélico brasileño de los Boogarins. Tanto el escenario como (sobre todo) el público que casi llenaba la colina parecía demasiado grande para la banda de Goiânia, que fueron competentes y eficientes en su viaje especial: solos de guitarra marciana, tropicalismo cósmico y la dulce voz de "Dinho" Almeida suena bien en una suave noche de verano, pero parece incapaz de salir de una zona de confort donde parece haber caído principalmente con el último álbum, Doble duda, publicado este año. Esto a pesar de "Shadow Doubt", soltero del disco, merecen todos los elogios. Lo que quedaba de competencia, sin embargo, carecía de su capacidad y capacidad sorprendente, este miércoles. También es difícil renovar el interés después de tantos conciertos ofrecidos en Portugal en pocos años.

Más capaces de emocionar al público fueron las Parcelas, que actuaron poco después de los Boogarins e inmediatamente antes de The National. El grupo electrónico de pop-rock, que también navega por las aguas del soul digital y el pop-funk en el que Jungle se convirtió en marineros experimentados, prometió desde el principio "crear algo especial" esta noche e hizo todo lo posible para animar a una multitud que los recibió. Corazón abierto En uno de los momentos más inusuales del festival en los últimos años, la banda australiana decidió hacer algún tipo de sintonización de radio en tiempo real, o eso parecía, y Jorge Palma estaba cantando "Lean on Me". Aparte del momento incómodo, fue un concierto atractivo con música indie ligero y ligero, atractivo para las caderas y las sonrisas, capaz de reunir a adolescentes y veteranos, niños (incluso si vieron bebés) y adultos, pero eso no entra en la galería de actuaciones notables y memorables de Paredes de Coura.

Esto fue seguido por los grandes cabezas de cartel de la noche, la banda estadounidense más concertada en Portugal en los últimos años: The National. En los últimos siete años, solo uno de ellos, en 2015, estuvo ausente de las etapas nacionales. Pero la relación con Paredes de Coura es antigua, fue allí donde dieron su primer concierto en Portugal, en 2005, después de un tercer álbum que los lanzó en el universo. indie: CocodriloPara muchos lo mejor de la banda. El vocalista Matt Berninger también se referiría a este concierto, recordando que fue allí donde vio por primera vez a Nick Cave en vivo, dijo hola, la reacción le pareció no mejor de lo esperado y luego siguió desconocido como antes.

Hasta ahora, el hecho de que The National venga a Portugal casi todos los años nunca ha desatado el interés de los portugueses: cada concierto moviliza a una horda de oyentes, siempre tienen espectadores devotos frente a ellos que cantan todas las letras y lloran (nuevamente fue visible en las pantallas este Miércoles) escuchar los dolores de Berninger convertirse en melancolía épica. En este primer día de Paredes de Coura, probablemente fue por ellos que las entradas diarias se agotaron.

Sin embargo, si un concierto de The National en Portugal es una misa anual que hasta casi nadie se pierde, incluso si los fanáticos más jóvenes abundan y son conquistados con los registros recientes de la banda, la receta parece peligrosamente cerrada el miércoles. Puede que pronto se acabe. El concierto, dedicado casi por completo a álbumes y canciones recientes (y con vocalistas invitados a ayudar con el canto, para no alejarse demasiado del último álbum, Soy fácil de encontrar, demostró que los últimos avances de The National en la creación de originales están a la altura de sus años dorados y que sus conciertos actuales son mucho más públicos pero algo menos magnéticos que los de la mítica gira de Portugal de la banda en 2008, realizada después de el lanzamiento de álbumes Cocodrilo (2005) y Boxeador (2007)

La transposición de las canciones en el escenario fue a veces eficiente pero nunca sonó especialmente inspiradora, e incluso hubo versiones extrañas, como "Day I Die" y "Mr. Noviembre ", el último con un atronador atronador de un vocalista que parecía tan tembloroso como de costumbre, persistente, casi incrédulo, para mirar a la multitud que tenía delante. Incluso la nueva visita de "Fake Empire" fue menos feliz que en otras actuaciones. Se cantaron las interpretaciones de "Bloodbuzz Ohio", "Terrible Love", "Where Is Yer Head" (una de las primeras canciones introducidas por primera vez en el país) y especialmente "Vanderlyle Crybaby Geeks", la canción con la que terminaron el concierto. casi todo sin micrófono, con el sonido difuso del grupo en el escenario y el coro del público creando un momento íntimo e inesperado.

Las canciones de The National, por supuesto, nunca son malas, solo han sido mejores, y la banda parece tener algunas dificultades para mostrar la fuerza reciente de sus purgas de la vieja clase. El año pasado, en otro festival sureño y mejor, la eficiencia estuvo más cerca de los días dorados de Berninger, los hermanos Dessner y la compañía. Este año fue casi imposible no pensar que el concierto, más dedicado a un nuevo disco, funcionaría mejor en una habitación cerrada, pero podría ser aconsejable que la banda se encierra un poco, incluso para mantener la cordura de un cantante que a veces parecía un tren. descarrilando peligrosamente en el escenario. Incluso con la simpatía y la energía habituales del líder que hace diabritas, incluso con la simpatía con la que estaba autografiando un disco de vinilo de un fan. Al amanecer, también actuaron el DJ portugués Nuno Lopes y el colectivo Congo Kokoko.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *