Coronavirus: estudio eval√ļa el uso temprano de hidroxicloroquina y azitromicina





Prevent Senior anunció hace mucho tiempo que realizaría investigaciones sobre El uso conjunto de drogas hidroxicloroquina y azitromicina en los primeros días de síntomas después de la infección con el nuevo coronavirus (Sars-CoV-2). Los resultados acaban de salir e indican una reducción en la necesidad de hospitalizaciones después de este tratamiento.

Pero la metodolog√≠a del estudio recibi√≥ duras cr√≠ticas de dos cient√≠ficos escuchados por HEALTH. Seg√ļn ambos, los resultados indicados no son confiables y no deben usarse como argumento para usar esta combinaci√≥n contra Covid-19.

Un resumen del estudio en sí.

Los pacientes tratados por Prevent Senior que estaban en casa, pero hab√≠an sospechado s√≠ntomas de Covid-19, la enfermedad causada por el coronavirus, durante m√°s de tres d√≠as, fueron invitados a participar en el experimento. En total, 636 voluntarios, con una edad promedio de 62 a√Īos, aceptaron.

El combo de hidroxicloroquina y azitromicina se ofreció a todos: 412 acordaron recibir tratamiento en el hogar, mientras que 224 se negaron. Todos fueron seguidos diariamente por telemedicina.

Resultado: el 1.9% del grupo que tomó las píldoras requirió hospitalización, contra el 5.4% de los que no las ingirieron (2.8 veces más). Los beneficios serían mayores cuando los participantes comenzaron el tratamiento antes del séptimo día del inicio de los síntomas.





‚ÄúEn este primer momento, nos enfocamos en el efecto sobre la tasa de hospitalizaci√≥n porque entendemos que este es un problema importante de coronavirus. Eso se debe a que lleva a un n√ļmero considerable de personas al hospital, lo que puede sobrecargar los sistemas de salud ‚ÄĚ, defiende el m√©dico Pedro Benedito Batista Junior, director ejecutivo de Prevent Senior. ¬ęUn tratamiento que reduzca esta tasa ayudar√≠a mucho en la lucha contra la pandemia¬Ľ, concluye.

El estudio a√ļn no ha sido publicado en una revista cient√≠fica. Esto significa que no ha sido sometido a una evaluaci√≥n t√©cnica por parte de otros especialistas, quienes podr√≠an se√Īalar limitaciones, errores y ajustes.

Durante la pandemia actual, cada vez es m√°s com√ļn ver la difusi√≥n de la investigaci√≥n antes de este s√°bado cient√≠fico, por as√≠ decirlo. Es por eso que le pedimos a dos investigadores independientes que evaluaran el art√≠culo publicado por el equipo de Prevent Senior.

La cuestión del diagnóstico de coronavirus

Los voluntarios reclutados, por mucho que presentaran s√≠ntomas como tos, fiebre y cansancio, no fueron sometidos a pruebas moleculares que confirmen la presencia de Sars-CoV-2. ‚ÄúAlgunas de estas personas podr√≠an tener gripe. El diagn√≥stico virol√≥gico es obligatorio para discernir la efectividad de un medicamento antiviral ‚ÄĚ, critica el vir√≥logo Paulo Brand√£o, de la Universidad de S√£o Paulo.

Seg√ļn √©l, realizar un experimento con un ¬ędiagn√≥stico probable¬Ľ solo genera incertidumbre. ¬ęPara m√≠, esta ser√≠a una raz√≥n para negar la publicaci√≥n de este estudio en una revista cient√≠fica¬Ľ, concluye.

Natalia Pasternak, bi√≥loga y presidenta del Instituto de Ciencias, est√° de acuerdo. ¬ęNo sabemos si trataron a Covid-19, o si fueron tratados por gripe, resfriado, rinitis al√©rgica, asma¬Ľ, enumera.

La cuestión de los voluntarios.

Las investigaciones utilizadas tradicionalmente para garantizar la efectividad de un tratamiento dividen al azar a los participantes entre el grupo que se somete a los medicamentos y los que sirven como controles. En la investigación de Prevent Senior, los voluntarios mismos eligieron el grupo en el que querían estar.

‚ÄúEsto genera un sesgo. La persona puede haber optado por tomar el medicamento porque cree mucho en √©l. Y el efecto placebo tiene poder ¬ę, dice Natalia. Tambi√©n recuerda que el impacto de los medios sobre la hidroxicloroquina y la azitromicina es enorme, lo que contribuir√≠a al efecto placebo.

Además, el voluntario puede haber aceptado recibir tratamiento porque tiene síntomas ligeramente más intensos o prolongados: estaría más dispuesto a probar un medicamento sin evidencia científica para evitar la hospitalización.

¬ęPero la presencia de m√°s s√≠ntomas podr√≠a significar que el coronavirus ha infectado a este individuo por m√°s tiempo y, por lo tanto, estar√≠a m√°s cerca de ser eliminado por su cuerpo¬Ľ, agrega. Si ese fuera el caso, tendr√≠a una mayor probabilidad de no ser admitido, porque su cuerpo habr√≠a pasado la etapa cr√≠tica de la infecci√≥n.

En otras palabras, la forma en que se reclutan los voluntarios y el hecho de que elijan qué estrategia seguir aumentan las dudas sobre la fiabilidad del resultado de la investigación.

Seg√ļn Natalia, ser√≠a posible resolver estas limitaciones haciendo una divisi√≥n aleatoria entre grupos y ofreciendo un tratamiento con placebo a un grupo, sin que ning√ļn voluntario sepa lo que est√°n tomando y ning√ļn m√©dico sepa qui√©n recibi√≥ y qui√©n no recibi√≥ hidroxicloroquina ni azitromicina. .

Se est√°n haciendo trabajos en este momento. ¬ęPero queremos ofrecer respuestas m√°s r√°pidas a la poblaci√≥n con este art√≠culo¬Ľ, argumenta Rodrigo Barbosa Esper, un m√©dico que dirigi√≥ la investigaci√≥n de Prevent Senior. √Čl dice que su propio equipo est√° participando en encuestas m√°s s√≥lidas.

El vir√≥logo Paulo Brand√£o tambi√©n critic√≥ la gran diferencia en la cantidad de personas en cada grupo: el 65% de los voluntarios recibieron el medicamento. ¬ęInmensas discrepancias en este sentido disminuyen la confianza en las pruebas¬Ľ, se√Īala.

Esper responde: ¬ęNo quer√≠amos excluir del estudio a las personas que tomaron el tratamiento por un problema metodol√≥gico y por no ser criticados por seleccionar activamente a los elegidos¬Ľ.

Seg√ļn Natalia, una soluci√≥n ser√≠a dibujar, entre los tratados, a qui√©n se considerar√≠a y a qui√©n no se considerar√≠a para la investigaci√≥n. Esto eliminar√≠a la necesidad de una elecci√≥n activa de investigadores, al tiempo que iguala el n√ļmero de participantes en cada clase.

La cuestión del beneficio del tratamiento

El trabajo indica una reducci√≥n en el n√ļmero de hospitalizaciones en personas con sospecha de infecci√≥n por coronavirus. ¬ęPero no sabemos qu√© pasa a partir de ah√≠¬Ľ, dice Natalia. En otras palabras, la persona puede haber ingresado al hospital un d√≠a y haber salido al siguiente. O han sido intubados. O, desafortunadamente, muri√≥. Conocer esta informaci√≥n ayudar√≠a a verificar el efecto real de tomar hidroxicloroquina y azitromicina.

El presidente del Instituto Questão de Ciência también afirma que, dado que los médicos sabían quién recibió los medicamentos, podrían tender a creer que estas personas estarían más protegidas de las complicaciones de Covid-19. Y con eso, solicitarían menos hospitalizaciones. Al girar la moneda, los profesionales también podrían solicitar más hospitalizaciones del grupo que no tomó los medicamentos.

¬ęTenemos una indicaci√≥n clara de cu√°ndo hospitalizar a los pacientes¬Ľ, defiende Esper. En el art√≠culo, se citan dos criterios: saturaci√≥n de ox√≠geno por debajo del 90% y empeoramiento general del estado de salud (no hay m√°s detalles sobre este criterio).

Paulo Brand√£o no estuvo de acuerdo con el pasaje en el que el art√≠culo de Prevent Senior afirma que no se encontraron efectos secundarios graves. ‚ÄúEn el 16.5% de los casos tratados, se observ√≥ diarrea. Los ancianos debilitados con este problema pueden deshidratarse r√°pidamente ‚ÄĚ, se√Īala.

La hidroxicloroquina, en comparaci√≥n con la cloroquina, de hecho tiene menos reacciones adversas en el uso prolongado. Es por eso que las personas con enfermedades cr√≥nicas, como el lupus, recurren a √©l y no a la cloroquina. ¬ęPero incluso la hidroxicloroquina puede generar arritmias card√≠acas, que deben considerarse¬Ľ, agrega Natalia.

Adem√°s de esta investigaci√≥n, se han realizado muchos otros para evaluar la efectividad y la seguridad de varios tratamientos considerados prometedores contra el coronavirus. Todav√≠a no hay estudios que demuestren el potencial de la hidroxicloroquina y la azitromicina, ya sea en pacientes que comienzan a mostrar s√≠ntomas o en aquellos con casos graves. El propio art√≠culo de Prevent Senior concluye: ¬ęTodav√≠a no hay estudios aleatorizados, doble ciego, controlados con placebo que prueben la efectividad de estos medicamentos en el tratamiento de Covid-19¬Ľ.


Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *