Coronavirus: carrera para curar Covid-19





Imagine el evento más esperado de los Juegos Olímpicos, televisado para todo el planeta. Comienza con un atleta al frente, que de repente pierde el aliento. Otros competidores se acercan, superan y ahora van de la mano. Algunos ya no siguen o se retiran de la carrera. Todavía hay niebla para ver el podio. Y cuando hay un ganador, es muy probable que no cruce la línea de meta solo. Las predicciones científicas son diferentes de las predicciones deportivas, pero así es más o menos cómo vemos la carrera por tratamientos y vacunas contra Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus (Sars-CoV-2).

Nunca el mundo ha visto en tiempo real el trabajo de tantas personas para vencer una enfermedad. Y el mayor desaf√≠o es la b√ļsqueda de respuestas r√°pidas, a un ritmo opuesto a la din√°mica de investigaci√≥n tradicional y cuidadosa.

En este maratón contra el tiempo y el sufrimiento de los pacientes, dos medicamentos potenciales, cloroquina e hidroxicloroquina, fueron subidos demasiado pronto al puesto de favoritos. Los experimentos de laboratorio realizados en células han atestiguado que estos compuestos utilizados contra la malaria y las enfermedades autoinmunes inhibieron la replicación del virus Sars-CoV-2.

En marzo, una encuesta francesa de 36 pacientes con Covid-19 indic√≥ que todos se hab√≠an curado con la combinaci√≥n de hidroxicloroquina y azitromicina, un antibi√≥tico. El hallazgo fue el detonante de la fama, pero pronto recibi√≥ duras cr√≠ticas: no hab√≠a ning√ļn grupo de control que tomara otro medicamento o placebo (p√≠ldoras sin un ingrediente activo) como comparaci√≥n, ni el trabajo fue revisado por cient√≠ficos independientes, un rito cl√°sico para garantizar la confianza resultados.

Semanas despu√©s, los estudios realizados en China y Europa plantearon dudas sobre la potencia de fuego de la cloroquina, e incluso se√Īalaron efectos secundarios graves, como las arritmias.





‚ÄúEl tema se convirti√≥ en una discusi√≥n medi√°tica, pero a√ļn no sabemos la efectividad real de este enfoque. De los cientos de trabajos realizados hasta ahora, parte sugiere que funciona bien, la misma cantidad muestra que no funciona y otra parte dice que es malo ‚ÄĚ, analiza Luiz Vicente Rizzo, director-superintendente de investigaci√≥n en el Hospital Israelita Albert Eistein, en S√£o Paulo. , que participa en Coaliz√£o Covid Brasil, una alianza de instituciones nacionales que investiga los tratamientos contra la infecci√≥n.

Además de la hidroxicloroquina, la coalición probará otra línea prometedora de drogas, la inmunomoduladores, que interfieren con la reacción del cuerpo al virus. El fármaco de elección es la dexametasona, un antiinflamatorio del corticosteroides, que ya ha mostrado un efecto contra otras formas de síndrome de dificultad respiratoria aguda, uno de los peores desarrollos en Covid-19.

La l√≥gica detr√°s de esto es esta: cualquier infecci√≥n causa una inflamaci√≥n en el cuerpo. De ah√≠ los s√≠ntomas cl√°sicos como fiebre y dolor. Pero con el coronavirus, algunas personas producen una ¬ętormenta inflamatoria¬Ľ, y luego el cuerpo puede ser contraproducente. ¬ęLos pacientes con la forma m√°s grave de la enfermedad tienen una respuesta exacerbada del sistema inmunitario, que termina atacando al organismo en s√≠¬Ľ, explica Alexandre Biasi, superintendente de investigaci√≥n de HCor en S√£o Paulo, quien tambi√©n participa en la Covid Brasil Coalition.

Además de los corticosteroides, otras drogas pueden regular la inflamación sin control, anticuerpos monoclonicos, fármacos inyectables más modernos capaces de bloquear moléculas inflamatorias específicas. Uno de ellos tocilizumab, se ha demostrado que reduce rápidamente la fiebre y mejora la función respiratoria de los afectados por la enfermedad.

¬ęNuestro desaf√≠o es comprender qui√©n tendr√° esta reacci√≥n, pero sabemos que es importante explicar, por ejemplo, por qu√© se recuperan ciertos nonagenarios y los j√≥venes necesitan una terapia intensiva¬Ľ, dice la doctora Viviane Cordeiro Veiga, coordinadora de la UCI de BP – A Benefic√™ncia Portuguesa Hospital de S√£o Paulo, otro miembro de la coalici√≥n.

En el camino hacia la curaci√≥n, la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) lidera un estudio global, Solidaridad, en asociaci√≥n con instituciones como la Fiocruz brasile√Īa. Adem√°s de los medicamentos antiinflamatorios, el proyecto probar√° diferentes esquemas con antivirales. Son medicamentos que ya se usan para detener otros virus, pero son potencialmente t√≥xicos cuando se usan a largo plazo (solo piense en el tratamiento del VIH).

Adem√°s, solo inhibir la multiplicaci√≥n del virus no es garant√≠a de recuperaci√≥n. ¬ęEl antiviral puede ayudar, pero el tratamiento tambi√©n necesita minimizar problemas como la reacci√≥n inflamatoria y el da√Īo a los tejidos¬Ľ, dice Fernando Spilki, presidente de la Sociedad Brasile√Īa de Virolog√≠a.

Otras categor√≠as de medicamentos tambi√©n est√°n dirigidas por hospitales y centros de investigaci√≥n. Es el caso de gusanos es de anticoagulantes – Este √ļltimo act√ļa contra un efecto secundario de Covid-19, la formaci√≥n de microtrombos en los pulmones y co√°gulos en las arterias.

Algo que acelera la b√ļsqueda de candidatos para la terapia es el reposicionamiento de medicamentos ya aprobados para otras afecciones, lo que permite eliminar pasos en el rito de an√°lisis y aprobaci√≥n de medicamentos. Un nuevo medicamento, dise√Īado espec√≠ficamente contra el coronavirus, puede tardar m√°s de una d√©cada en nacer.

¬ęCuantos m√°s medicamentos preparados descubramos, mejor¬Ľ, dice el bi√≥logo L√ļcio Freitas, del Instituto de Ciencias Biom√©dicas de la Universidad de S√£o Paulo (ICB-USP), mientras conduce a Campinas para llevar a los brigadeiros a su equipo, que ser√° otro amanecer en un mega esfuerzo para probar hasta 4,000 ingredientes activos por semana contra Sars-CoV-2.

Los que demuestran acci√≥n in vitro (en c√©lulas) se someten a nuevos estudios hasta que lleguen a personas como nosotros. ¬ęLo que se observa en esta primera etapa es muy diferente de lo que sucede cuando un humano toma una p√≠ldora¬Ľ, reflexiona Luciano Cesar Azevedo, superintendente docente del Hospital S√≠rio-Liban√™s, que tambi√©n forma parte de la Coalici√≥n. Puede tomar meses o a√Īos para que se delimite el efecto o la dosis.

Los expertos escuchados por VER SALUD Visualice un futuro de m√ļltiples opciones terap√©uticas, definidas de acuerdo con las caracter√≠sticas del paciente.

Ficha técnica РCloroquina e hidroxicloroquina

Qué son: Dos medicamentos similares que se han utilizado durante décadas contra la malaria y las enfermedades autoinmunes, como el lupus y la artritis reumatoide. Algunos líderes y profesionales los criaron temprano para resolver el problema.

C√≥mo act√ļan: alteran el pH dentro de las c√©lulas humanas, lo que hace que el entorno sea desfavorable para la replicaci√≥n del virus. Tambi√©n parecen interferir con los receptores celulares utilizados por Sars-CoV-2 como puerta de entrada.

Lo que la ciencia sabe: Los informes de casos y estudios cl√≠nicos muestran una reducci√≥n en la carga viral, especialmente con azitromicina, pero otros dicen que no hace una diferencia en la recuperaci√≥n de Covid-19. Los ensayos m√°s grandes traer√°n respuestas hasta mediados de a√Īo.

Para quien: anteriormente recetados para casos severos, hoy también se administran a personas infectadas con síntomas moderados, a criterio médico o dentro de los estudios. Pero existe el riesgo de eventos adversos graves, especialmente en el corazón.

Ficha técnica РInmunomoduladores

Qué son: medicamentos que regulan la respuesta inmune al virus. Se incluyen corticosteroides, anticuerpos monoclonales y medicamentos como el interferón, utilizados en la hepatitis C.

C√≥mo act√ļan: dependiendo del tipo, pueden reducir la inflamaci√≥n en general, bloquear mol√©culas inflamatorias espec√≠ficas o estimular la actividad de defensa de la c√©lula atacada para evitar la replicaci√≥n del virus.

Lo que la ciencia sabe: nada categórico por ahora. Los corticosteroides se han estudiado para el síndrome de dificultad respiratoria aguda en el pasado, pero la evidencia disponible para Covid-19 se considera de calidad baja y moderada.

Para quien: en hospitales, se usan en casos severos o como parte de investigaciones. Hay un momento adecuado para que entren en juego. Al comienzo del tratamiento, los corticosteroides pueden suprimir demasiado las defensas, liberando el virus.

Ficha técnica РAntivirales

Qué son: Medicamentos creados originalmente para combatir otros virus. Hoy en día, el lopinavir y el atazanavir, que trabajan contra el VIH, remdesivir, hecho para el ébola, y los productos que atacan la gripe y la gripe están más estudiados.

C√≥mo act√ļan: La idea de pr√°cticamente todos es bloquear alguna etapa de la replicaci√≥n del virus. El mecanismo es similar entre diferentes familias virales: el pat√≥geno se adue√Īa de la c√©lula hu√©sped y produce muchas copias.

Lo que la ciencia sabe: en el laboratorio, funcionaron bien. Pero las pruebas clínicas apuntan a resultados contradictorios. Remdesivir es lo que parece haber mejorado hasta ahora y ha sido aprobado para uso de emergencia en los Estados Unidos.

Para quien: por ahora se usan en investigación en el extranjero. En Brasil, los médicos pueden recetar tamiflu, contra la gripe, a pacientes con sospecha de Covid-19 hasta que se descarte el diagnóstico de gripe.

Ficha técnica РAnticuerpos

Qué son: hablamos de dos enfoques: plasma convaleciente, que ofrece anticuerpos en un suero extraído de la sangre de personas recuperadas de Covid-19 para pacientes críticos; y anticuerpos creados en el laboratorio.

C√≥mo act√ļan: el cuerpo necesita tiempo para fabricar sus propios anticuerpos contra un nuevo atacante. Esta estrategia ya los entrega listos, pero con una supervivencia limitada dentro del cuerpo.

Lo que la ciencia sabe: Hay signos de mejor√≠a en la evoluci√≥n y en la tasa de descarga con plasma convaleciente, que tiene pocos efectos secundarios. Los anticuerpos neutralizantes de laboratorio est√°n en construcci√≥n y a√ļn no se han probado.

Para quien: El plasma convaleciente solo se ha probado en individuos con condiciones críticas. La Clínica Mayo, en los Estados Unidos, ahora está evaluando la posibilidad de realizar la transfusión antes, en los primeros días de hospitalización.

Vacunas para el coronavirus

Mientras el camino para el tratamiento est√° en camino, se desarrolla otra carrera: la de los inmunizadores. ¬ęEs nuestra √ļnica arma para prevenir realmente la transmisi√≥n de virus y pandemias como esta¬Ľ, defiende el vir√≥logo Edison Luiz Durigon, profesor de ICB-USP.

¬ęHay m√°s de 100 tipos en desarrollo, y nuestra expectativa es tener el vacuna ideal en hasta dos a√Īos ‚ÄĚ, dice el inmun√≥logo Jorge Kalil, profesor de la Facultad de Medicina de la USP y l√≠der de investigaci√≥n con uno de los candidatos brasile√Īos. El m√©dico recuerda que la vacuna m√°s r√°pida de la historia, para el √Čbola, tard√≥ cinco a√Īos en estar lista. Ahora es de esperar que los cient√≠ficos rompan este nuevo r√©cord.

Ahora descubra tres de las principales estrategias de inmunización en estudio:

ARNm

Quien investiga: El m√©todo se basa en informaci√≥n gen√©tica sobre el virus y es investigado por compa√Ī√≠as farmac√©uticas multinacionales y compa√Ī√≠as de biotecnolog√≠a.

¬ŅQu√© es la tecnolog√≠a? utiliza solo el ARN mensajero del virus, una mol√©cula que traduce la informaci√≥n gen√©tica en prote√≠nas. Una especie de receta de pastel, solo para hacer piezas virales. Actualmente no hay vacunas similares disponibles.

Cómo funciona: induce a nuestras células a reproducir solo la proteína que está en la cubierta del virus y se usa en sus invasiones. Con eso, el cuerpo comienza a reconocer al intruso la próxima vez que lo encuentra y ya sabe cómo defenderse.

Llegada estimada: Pfizer, una de las empresas que invierte en esta línea, predice que, con resultados positivos, podrá comenzar la producción a fines de 2020.

VLP

Quien investiga: el acrónimo se refiere al término inglés partículas similares a virus, una estrategia estudiada por InCor-USP y laboratorios estadounidenses.

¬ŅQu√© es la tecnolog√≠a? Los cient√≠ficos crean una mol√©cula con forma de concha que imita el virus en el exterior pero est√° vac√≠a en el interior. La versi√≥n brasile√Īa tiene la intenci√≥n de utilizar √°reas espec√≠ficas de la prote√≠na responsables de la entrada del pat√≥geno en las c√©lulas.

Cómo funciona: El objetivo es obtener dos respuestas diferentes. La producción de células de defensa del tipo CD4, importantes para la fabricación de anticuerpos, y las células CD8, que reconocen y destruyen otras células ya infectadas.

Llegada estimada: Se espera que las pruebas en humanos comiencen entre fines de este a√Īo y principios de 2021.

Bivalente

Quien investiga: un consorcio entre la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG), Fiocruz, USP y el Instituto Butantan, en S√£o Paulo

¬ŅQu√© es la tecnolog√≠a? La t√©cnica utiliza el virus de la gripe, de la gripe, atenuado y modificado gen√©ticamente, de modo que contiene en su superficie piezas de la prote√≠na del coronavirus que garantiza la conexi√≥n con las c√©lulas.

C√≥mo funciona: estimular√≠a la producci√≥n de anticuerpos que detienen el virus al adherirse a esas prote√≠nas. Se espera que una dosis √ļnica evite tanto la gripe como la Covid-19, y que la vacuna se vuelva a aplicar de vez en cuando.

Llegada estimada: Los estudios clínicos deben llevarse a cabo entre la segunda mitad de 2021 y 2022.

El rito de la ciencia

Comprenda el flujo de la investigación convencional para validar medicamentos y vacunas y cómo la pandemia puede hacerla más flexible:

Fase 1: Después de las pruebas positivas con células y animales en el laboratorio, comienza la fase clínica. En la primera etapa, participan hasta 100 voluntarios. El enfoque principal es la seguridad del compuesto evaluado y el ajuste de la dosis.

Nivel 2: El estudio incluye de unos cientos a mil individuos. Es hora de obtener más datos de seguridad y comenzar a determinar la efectividad en pacientes con una determinada enfermedad o afección.

Fase 3: La investigaci√≥n eval√ļa el impacto en miles de pacientes en m√°s de una instituci√≥n, por un per√≠odo de hasta diez a√Īos. Los resultados se env√≠an a agencias t√©cnicas (Anvisa, en Brasil; FDA, en los Estados Unidos) para la aprobaci√≥n del producto.

Fase 4: Después de que las agencias avalan el medicamento o la vacuna, se llevan a cabo estudios de seguimiento para verificar la seguridad a largo plazo y detectar cualquier efecto secundario tardío.

En los tiempos de Covid: Las empresas llevan a cabo simultáneamente las fases 1 y 2, con la aprobación de las autoridades reguladoras, probando fórmulas ya establecidas en otros contextos y preparándose ahora para la producción en masa.


Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *