Con los submarinos nucleares, Australia ‘tom√≥ partido’ en disputas entre China y EE. UU., dice experto





Profesora de la Universidad de Monash y una de las principales expertas de Australia en seguridad mar√≠tima internacional, Maria Rublee ha pasado las √ļltimas semanas ocupada. Fue una de las primeras acad√©micas del pa√≠s en expresar cr√≠ticas al Aukus, el pacto militar firmado por Canberra con Reino Unido y Estados Unidos que exasperaba al gobierno comunista en Beijing.





El mayor compromiso militar firmado entre los tres países desde la Segunda Guerra Mundial, el Aukus permitirá a Australia montar su primera flota de submarinos de propulsión nuclear, además de facilitar la transferencia de tecnología cuántica, inteligencia artificial y técnicas de ciberprotección.

El anuncio tom√≥ por sorpresa a los diplom√°ticos regionales. Adem√°s de se√Īalar lo que podr√≠a ser el inicio de una gran armada con propulsi√≥n nuclear global, las intenciones de los pa√≠ses firmantes son claras: contener a China. Los submarinos extender√°n el alcance australiano en aguas regionales, ofreciendo un disuasivo para los chinos, que ampl√≠an la presencia de su armada construyendo bases en islas artificiales.

El primer ministro australiano Scott Morrison, en la cadena de televisi√≥n estadounidense CBS, asumi√≥ que el Mar de China Meridional, una regi√≥n reclamada por Beijing y disputada por otros pa√≠ses socios de Estados Unidos en la regi√≥n, ser√° el foco de los buques. ‚ÄúEstamos hablando de aguas internacionales, un Indo-Pac√≠fico libre y abierto. El derecho mar√≠timo internacional es importante para nosotros y para todos los pa√≠ses de la regi√≥n, al igual que la capacidad de operar donde todos los pa√≠ses deber√≠an poder operar ‚ÄĚ, dijo.

Para Rublee, Australia logr√≥ mantener durante muchos a√Īos el equilibrio entre las asociaciones comerciales con los chinos y la proximidad pol√≠tica y cultural con los estadounidenses y los brit√°nicos. El Aukus puede se√Īalar el final de esta postura. En la entrevista, el experto detalla el peligro potencial del pacto, no solo para los chinos, sino tambi√©n para los esfuerzos por contener las armas nucleares del mundo.

Folha: Las reacciones m√°s fuertes a este acuerdo vinieron de Beijing y Par√≠s, este √ļltimo por razones que discutiremos a continuaci√≥n. Pero a muchos vecinos del sudeste asi√°tico, pa√≠ses que Occidente est√° tratando de seducir para contener a China, tampoco les gust√≥ el anuncio. ¬ŅC√≥mo puede Aukus da√Īar la relaci√≥n de Australia con sus vecinos?

Mar√≠a Rublee: Hay diferentes tipos de vecinos. Est√° Nueva Zelanda, el vecino m√°s cercano, tanto geogr√°fica, cultural como diplom√°ticamente. Ya han dicho que no se permitir√°n submarinos de propulsi√≥n nuclear en aguas de Nueva Zelanda. Eso es un problema y significa que vamos a tener problemas con problemas como la interoperabilidad. Nueva Zelanda no tiene una flota de submarinos, pero la cooperaci√≥n naval entre los dos pa√≠ses a√ļn se ver√° obstaculizada.





Entonces, tienes países del sudeste asiático y no están entusiasmados con eso por un par de razones. Primero, argumentan que los conflictos locales a menudo se vuelven más peligrosos cuando se involucra a las grandes potencias, y es casi como si toda la región se convirtiera en un patio de recreo para estos países poderosos. No hay armas nucleares en estos submarinos, es una planta de energía nuclear dentro de ellos. Aun así, hubo comentarios oficiales de preocupación de personas dentro del gobierno de Indonesia y el gobierno de Malasia.

Tenemos una zona libre de armas nucleares en esta zona, pero no prohíbe a los países con armas nucleares transportarlos a través de esta zona. Y, de hecho, es probable que veamos una base de submarinos en la costa oeste de Australia que albergará submarinos con armas nucleares estadounidenses y británicos.

F: ¬ŅEste acuerdo representa un riesgo inmediato para China?

SE√ĎOR: Para China, Australia recibe de repente ocho nuevos submarinos nucleares. Esto no otorgar√° a los australianos el poder de negaci√≥n mar√≠tima. [termo militar que descreve tentativas de negar a capacidade do inimigo de usar o mar, sem necessariamente tentar controlar o mar para seu pr√≥prio uso], ya que se necesitar√≠an al menos 12 submarinos para esto. Ciertamente, para China no supondr√° un problema mayor que los submarinos regulares que tenemos, pero ser√° de gran magnitud porque indica que Australia ha tomado una decisi√≥n. Durante mucho tiempo, Australia se ha enfrentado a un dilema como ‚Äú¬Ņnos uniremos a China, nuestro socio econ√≥mico? ¬ŅO estaremos con EEUU, socio cultural y diplom√°tico? ‚ÄĚ. Claramente nos estamos moviendo hacia el lado oeste.

Para los chinos es una gran preocupaci√≥n porque se ven a s√≠ mismos como una gran potencia en crecimiento y no quieren una invitaci√≥n de oro para que Estados Unidos entre en lo que ven como su patio trasero. Adem√°s, tambi√©n estaremos recibiendo al brit√°nico y un parlamentario brit√°nico del Comit√© de Relaciones Exteriores ya ha tuiteado que ‚Äúeste [o Aukus] nos da un muelle permanente para nuestros barcos en la zona ‚ÄĚ. En el contexto del Mar de China Meridional, esto significa decirle a Beijing que vamos a comprometernos con Occidente m√°s, no menos.

F: Usted mencion√≥ el hecho de que Australia se encuentra en una zona no nuclear, con China acusando a Canberra de violar los compromisos del tratado de no proliferaci√≥n. Las tres partes del Aukus ya han aclarado que los submarinos solo funcionan con fisi√≥n nuclear pero no llevar√°n misiles bal√≠sticos. ¬ŅSer√° esta garant√≠a suficiente para calmar los nervios en Beijing? ¬ŅPodr√≠a haber una carrera de armamentos nucleares en la regi√≥n?

SE√ĎOR: Ciertamente, Australia no violar√° el tratado de no proliferaci√≥n, no con un submarino de propulsi√≥n nuclear al que tenemos derecho seg√ļn el texto. Dicho esto, tenemos preguntas sobre las intenciones de Australia para el futuro. La gran pregunta aqu√≠ es qui√©n suministrar√° el uranio altamente enriquecido que alimenta estos submarinos nucleares. Dentro de ellos tienes una mini central nuclear que no necesita ser repostada durante la vida del buque.

Pero si Australia dice que ¬ęqueremos suministrar el uranio altamente enriquecido que entra en estos submarinos nucleares¬Ľ, entonces no solo China estar√° en alerta, sino pa√≠ses de todo el mundo porque si tienes la capacidad de enriquecer uranio y el poder de fabricar armas armas nucleares. Es el mismo equipo, solo lo ejecuta por m√°s tiempo. Realmente, ser√≠a algo terrible hacer eso, no queremos ver la expansi√≥n de las instalaciones de enriquecimiento en todo el mundo que dificultar√≠an la reducci√≥n de las armas nucleares.

F: Los franceses estaban enojados por la decisi√≥n, ya que hab√≠an firmado un acuerdo para construir 12 submarinos encargados por Canberra. ¬ŅEs posible que Australia se est√© alejando de los socios de la Uni√≥n Europea en esta disputa geopol√≠tica con China, volvi√©ndose m√°s dependiente de sus socios militares tradicionales como Estados Unidos y Reino Unido?

SE√ĎOR: Bueno, esa es sin duda la direcci√≥n que ha tomado el poderoso primer ministro actual. Absolutamente. Sin embargo, desde un punto de vista interno, no creo que haya un deseo de dejar Europa para alinearse completamente con Estados Unidos. Hay un gran compromiso con los estadounidenses, pero tambi√©n existe con Europa. La forma en que esto se manej√≥ con los franceses es muy lamentable y estaba claro que fueron advertidos en el √ļltimo minuto. Sin embargo, el contrato franc√©s nunca fue un buen negocio porque estaban tomando un submarino de propulsi√≥n nuclear y redise√Ī√°ndolo, lo que costar√≠a mucho dinero.

F: A corto plazo, ¬Ņc√≥mo ve la respuesta china a Aukus? ¬ŅBeijing solo se quejar√° de los canales diplom√°ticos o los barcos chinos podr√≠an realizar ejercicios militares en aguas internacionales cerca de Australia como represalia?

SE√ĎOR: Es muy dif√≠cil saber qu√© har√°n los chinos. China se ha vuelto mucho m√°s agresiva √ļltimamente en los √ļltimos a√Īos, pero dudo que hagan algo. En lo que respecta a los ejercicios militares, lo √ļnico que conseguir√°n si siguen este camino es influir en la opini√≥n p√ļblica. Si los chinos quieren que los Aukus prosperen, simplemente bromeen sobre Australia cerca de sus aguas porque eso b√°sicamente har√° que la poblaci√≥n nacional diga ¬ęest√° bien, China est√° siendo s√ļper agresiva, ahora realmente necesitamos a los Aukus¬Ľ. Supongo que ellos saben esto y se hablar√° mucho, pero no creo que vaya m√°s all√°.

Actualizaciones periódicas

En un esfuerzo por llevar a los lectores brasile√Īos an√°lisis e informaci√≥n sobre los √ļltimos acontecimientos en el otro lado del mundo, el blog ‚ÄúChina, Terra do Meio‚ÄĚ se actualiza peri√≥dicamente. Adem√°s de los textos aqu√≠, tambi√©n puede Suscr√≠bete a nuestro bolet√≠n, enviado todos los viernes.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *