Con la crisis, la vasectomía se vuelve popular en Venezuela, incluso entre los jóvenes que nunca han tenido hijos





En los √ļltimos a√Īos, la vasectom√≠a se ha convertido en una opci√≥n r√°pida y econ√≥mica para los venezolanos que quieren evitar una familia numerosa. El procedimiento es cada vez m√°s solicitado, incluso entre hombres m√°s j√≥venes, entre 18 y 23 a√Īos, que nunca han tenido hijos. La principal causa de la b√ļsqueda de este m√©todo anticonceptivo es la ca√≠da del poder adquisitivo y el empobrecimiento de la poblaci√≥n.





Eduardo C√°rdenas trabaja como barbero en el popular barrio El Valle en el oeste de Caracas. Tiene un promedio de 60 clientes por mes, de los cuales cobra $ 2 (R $ 11) por corte. No paga alquiler ni electricidad porque ¬ęvive en la favela¬Ľ. Los aproximadamente $ 120 (R $ 674) que gana en el trabajo ¬ęse destinan a la comida¬Ľ, dice.

La esposa ayuda con el presupuesto familiar con lo que puede. Trabaja en el Ministerio de Alimentaci√≥n, donde el salario m√≠nimo equivale a US $ 0,50 (R $ 2,8). La motivaci√≥n para continuar en el trabajo es la canasta b√°sica que recibe, valorada en alrededor de US $ 20 (R $ 112), con la que los dos complementan la alimentaci√≥n de la familia compuesta por las hijas de 14, 11 y tres a√Īos.

En enero de 2021 la canasta b√°sica de alimentos para una familia de cuatro ten√≠a un valor aproximado de US $ 255 (R $ 1.432), seg√ļn el Centro de Documentaci√≥n y An√°lisis Social (CENDAS).

‚ÄúDurante 15 d√≠as comimos bien, con carne y pollo, en la pr√≥xima quincena comimos huevos y verduras‚ÄĚ, dice C√°rdenas, de 36 a√Īos, mientras espera su turno para hacerse una vasectom√≠a subvencionada por una ONG dedicada a la salud sexual y el control familiar.

En el mismo espacio se encuentran unos 30 hombres, de distintas edades, esperando para someterse al mismo procedimiento. La cantidad de jóvenes es impresionante, algunos de ellos casi sin barba.

Este es el caso de K.S, quien solicit√≥ el anonimato. A los 19 a√Īos decidi√≥ no tener hijos por la dificultad de vivir ¬ęen un pa√≠s donde no ve futuro¬Ľ. Estudiante de f√≠sica, planea seguir el camino de m√°s de 6 millones de venezolanos y salir del pa√≠s. A√ļn no ha emigrado por falta de recursos econ√≥micos.





La familia no fue notificada de su decisi√≥n. Para poder pagar los ex√°menes preoperatorios, que costaron alrededor de 50 millones de bol√≠vares (R $ 150), minti√≥ a su padre, quien termin√≥ prest√°ndole el monto, equivalente a 62,5 salarios m√≠nimos, para que su hijo fuera ¬ęel puesto de trabajo¬Ľ. entrevista ¬ę.

Unos asientos m√°s atr√°s, el m√ļsico Jermail P√©rez, de 20 a√Īos, estaba hablando con otro hombre en la sala de espera. Dijo al informe de RFI Brasil que la operaci√≥n se decidi√≥ porque sus perspectivas profesionales no le permiten tener hijos.

La mitad del salario en anticonceptivos

Cada mes, entre trabajos separados, gana alrededor de US $ 40 (R $ 224). La novia, con la que lleva dos a√Īos, gana un poco m√°s. La renta conjunta de los dos no llega a los US $ 100 (R $ 561) mensuales.

La esterilización permitirá a la pareja tener una vida sexual más tranquila y, sobre todo, ahorrar dinero. Para evitar el embarazo, recurrieron a condones y anticonceptivos.

Cada tres meses se desembolsaron entre US $ 20 y US $ 25 (R $ 140), subsidiados por la Asociación de Planificación Civil Familia (Plafam), que facilita el acceso a píldoras anticonceptivas a las mujeres, luego de exámenes previos que comprueban la ausencia de embarazo.

¬ęAlgunas personas no tienen su propio espacio para tener sexo y no pueden pagar un motel. La situaci√≥n econ√≥mica y otros problemas que existen en el pa√≠s afectan mentalmente a las personas. Esto provoca una ca√≠da en el deseo sexual¬Ľ, detalla Jermail, quien vive en un barrio popular. Regi√≥n de Caracas.

En Venezuela, el precio de una caja con tres condones varía entre US $ 1,50 (R $ 8) y US $ 3,8 (R $ 21). El paquete de anticonceptivos varía de US $ 7 (R $ 39) a US $ 15 (R $ 84), dependiendo de la medicación.

¬ęEn los √ļltimos a√Īos hemos visto ni√Īos cada vez m√°s j√≥venes que quieren hacerse una vasectom√≠a. Una vez, un paciente de 16 a√Īos parec√≠a tener una vasectom√≠a. Quiz√°s esta decisi√≥n sea el resultado de la situaci√≥n del pa√≠s en el que vivimos¬Ľ, dijo el ur√≥logo Douglas. Ram√≠rez mientras realizaba una de las 30 esterilizaciones programadas para el d√≠a.

La situación a la que alude el médico está documentada desde 2014 por la investigación de las condiciones de vida del venezolano (Encovi).

Considerado el principal termómetro de la sociedad en el país, el diagnóstico, realizado en conjunto por las tres principales universidades de Venezuela, arrojó que el 79% de la población vive en extrema pobreza. Esto significa que el salario recibido es insuficiente para cubrir la canasta básica de alimentos.

Seg√ļn los investigadores que participan en el estudio anual, este empobrecimiento est√° vinculado a una ca√≠da del 70% del PIB (Producto Interno Bruto) entre los a√Īos 2013 y 2019. Entre 2019 y 2020, la pobreza afect√≥ a alrededor del 96,3% de los hogares en el mundo. .

En un pa√≠s donde hasta hace poco era com√ļn ver familias j√≥venes con m√°s de tres hijos, la decisi√≥n de hacerse una vasectom√≠a, sobre todo por motivos econ√≥micos, podr√≠a significar un cambio estructural en la sociedad, seg√ļn la soci√≥loga Betty N√ļ√Īez, directora de ONG Comunidades 180 .

‚ÄúQue la esterilizaci√≥n masculina no sea un tab√ļ es algo que podemos ver como positivo. Pero si hacemos el contraste entre los que buscan esterilizaci√≥n, la gravedad podr√≠a recaer en el hecho de que son j√≥venes, incluidos algunos menores, o menores de edad. 30 a√Īos y sin hijos, que deciden no ser padres porque su proyecci√≥n de la vida econ√≥mica, social y pol√≠tica del pa√≠s simplemente muestra que no hay posibilidad de responder a las implicaciones de la paternidad y, por tanto, de la vida familiar ‚ÄĚ.

Aumento de vasectomías.

Plafam confirma que el n√ļmero de vasectom√≠as ha ido creciendo en el pa√≠s. En 2019 se realizaron 163 esterilizaciones masculinas. En 2020, a pesar de la pandemia, se realizaron 197 vasectom√≠as, un 19% m√°s que el a√Īo anterior.

A modo de comparaci√≥n, en la sede de Plafam, entre enero y principios de marzo de este a√Īo, se realizaron alrededor de cien esterilizaciones en hombres de distintas edades. Hasta el momento, se han realizado alrededor de 45 ligaduras de trompas, la esterilizaci√≥n femenina.

Varios factores influyen en la elección entre esterilización masculina y femenina. Uno es el costo.

La vasectomía cuesta alrededor de 100 millones de bolívares (R $ 300). Tres meses después de la intervención, se requiere un espermograma, que cuesta 8 millones de bolívares (RS 24). Sin embargo, Plafam corre con los costos del procedimiento y los pacientes solo pagan por los exámenes preoperatorios.

Para realizar una ligadura de trompas, o ligadura de trompas, la operación sola ronda los 150 millones de bolívares (R $ 453). Sin mencionar que este procedimiento es mucho más invasivo que el de la vasectomía y el postoperatorio más complejo.

Robert y Francis, de 31 y 36 a√Īos respectivamente, han estado juntos durante casi seis a√Īos. Tuvo dos hijos antes de conocer a su actual esposa, que ya ten√≠a tres. Juntos tuvieron un beb√© que pronto cumplir√° un a√Īo.

Aunque viven en la casa de la madre de Francis, su salario no puede alimentar a tantas bocas. Despu√©s de a√Īos de utilizar m√©todos alternativos, la pareja lleg√≥ a una conclusi√≥n: una ligadura de trompas ser√≠a ¬ęmuy cara, el postoperatorio durar√≠a unas tres semanas y tendr√≠a que ir a un hospital en tiempos de pandemia. Todo es muy complejo¬Ľ. , dice Francis, que trabaja como secretaria en un taller de m√°quinas.

Luego, la pareja decidi√≥ que la vasectom√≠a era lo mejor para ambos. Y all√≠ estaban en la sala de espera, esperando el turno de Robert para cortar los conductos deferentes, que transportan los espermatozoides. Despu√©s de unos 15 minutos, el empleado de la cl√≠nica sali√≥ de la cl√≠nica donde ¬ęcerr√≥ la f√°brica¬Ľ, como describi√≥ el procedimiento.

Cuando se le pregunt√≥ c√≥mo ser√≠a la vida sexual despu√©s de una vasectom√≠a, Francis anticip√≥ la respuesta. ¬ęEsperaremos los tres meses sugeridos por el m√©dico despu√©s de la cirug√≠a. Antes de eso, seguiremos cuid√°ndonos. La situaci√≥n no es f√°cil para nosotros para tener m√°s hijos¬Ľ, dijo.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *